La reunión se llevó a cabo en la Casa Blanca, en Washington D.C., la capital estadounidense (Foto: Secretaría de Relaciones Exteriores)
La reunión se llevó a cabo en la Casa Blanca, en Washington D.C., la capital estadounidense (Foto: Secretaría de Relaciones Exteriores)

La reunión entre las autoridades de México y Estados Unidos para repasar los avances en el acuerdo migratorio bilateral alcanzado en junio, y que evitó la imposición de aranceles estadounidenses al país vecino, transcurrió de manera "positiva, respetuosa y amistosa", pero no produjo ningún cambio que no se hubiera autorizado desde hace tres meses.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, encabezó a la delegación mexicana, acompañado por la embajadora en Estados Unidos Martha Bárcena, y se encontró en la Casa Blanca con el vicepresidente estadounidense Mike Pence y el canciller Mike Pompeo, además de otros funcionarios.

"Siempre que se habla del tema de migración, nosotros no hemos ni aceptarnos ser tercer país seguro. Ellos lo saben, hoy lo desarrollamos de fondo en la reunión, a detalle", explicó Ebrard en una rueda de prensa posterior al encuentro con las autoridades estadounidenses.

Ebrard se saluda en el final de la reunión con el canciller estadounidense Pompeo (Foto: SRE)
Ebrard se saluda en el final de la reunión con el canciller estadounidense Pompeo (Foto: SRE)

"Seguiremos adelante con la política que se diseñó y no estimamos medidas diferentes a las que ya se conocen en el acuerdo de junio. Vamos a seguir en esa dirección", agregó.

La Casa Blanca, en un breve comunicado, "reconoció los pasos significativos y sin precedentes" del gobierno mexicano para reducir el flujo de inmigración en la frontera con Estados Unidos, demás de elogiar el despliegue de miles de tropas en la frontera sur de México.

"Los líderes de ambos países acordaron que, si bien se han logrado avances, queda más trabajo para reducir aún más el flujo de inmigrantes ilegales a los Estados Unidos", destacaron.

La embajadora mexicana en EEUU, Martha Bárcena, también estuvo presente en la reunión (Foto: SRE)
La embajadora mexicana en EEUU, Martha Bárcena, también estuvo presente en la reunión (Foto: SRE)

Sin embargo, la Casa Blanca no mencionó en ningún momento que se haya tratado el tema que la delegación mexicana buscaba incluir a la par que el de migración: el tráfico ilegal de armas desde Estados Unidos a México, aunque Ebrard adelantó los planes que tiene en ese tema.

"La próxima semana se comenzará a reunir un equipo binacional, estarán presentes todas las agencias de Estados Unidos presentes, incluido también el embajador en México (Christopher Landau) para saber de dónde vienen las armas, cómo entraron. Ese trabajo, que yo sepa, nunca se ha hecho, y nunca se ha reportado el ingreso ilegal de armas mensualmente como lo haremos", aseguró.

La reunión entre Ebrard y Trump

El presidente estadounidense se reunió brevemente con Ebrard en los pasillos de la Casa Blanca (Foto: Archivo)
El presidente estadounidense se reunió brevemente con Ebrard en los pasillos de la Casa Blanca (Foto: Archivo)

Ebrard, quien ha coordinado las pláticas con Estados Unidos, tuvo oportunidad de reunirse "menos de 10 minutos" con el presidente Donald Trump en los pasillos de la Casa Blanca.

"Sus funcionarios le dieron un resumen de la reunión, aproveché esos minutos para plantear que el resultado que hemos conseguido ha sido importante", explicó el canciller mexicano, que en la rueda de prensa posterior informó que habían detenido en un 70% el flujo de centroamericanos en la frontera con Estados Unidos.

Ebrard aseguró que Trump se mostró agradecido y amable, además de que festejó su voto en la OEA para clasificar como ataque terrorista el tiroteo en El Paso (Foto: Cuartoscuro)
Ebrard aseguró que Trump se mostró agradecido y amable, además de que festejó su voto en la OEA para clasificar como ataque terrorista el tiroteo en El Paso (Foto: Cuartoscuro)

"El presidente Trump fue bastante amable, positivo, agradecido con México", detalló Ebrard. "Lo acompañé brevemente a un saludo con senadores republicanos y me dijo que veía con buenos ojos lo que estamos haciendo" completó.

Ebrard también celebró que Estados Unidos votó en la Organización de los Estados Americanos (OEA) en favor de que se clasificara el tiroteo en El Paso, donde murieron 22 personas, entre ellas ocho mexicanas, como un ataque terrorista. Además, dijo que Trump le pondría atención al tema de la entrada de armas a México desde su país, pero no se dieron más detalles.

Cuestionado sobre si México se arrepentía de las acciones que había tomado en los últimos meses para evitar los aranceles en lugar de implementar una medida "espejo" en su momento, Ebrard fue categórico. "No. El tema arancelario sólo depende de la voluntad del ejecutivo, no fue parte de este encuentro", señaló.

"No nos hemos arrepentido ni jamás vamos a hacer nada que nos haga avergonzar, todo lo que hemos hecho ha sido conforme a la ley mexicana. El reniego de confrontación es cada vez más lejano, y ese es nuestro trabajo", concluyó.