Es el principal culpable del asesinato de sus padres (Foto: Fiscalía del Estado de Quintana Roo)
Es el principal culpable del asesinato de sus padres (Foto: Fiscalía del Estado de Quintana Roo)

Barry Bennett falleció junto a su esposa el pasado 19 de agosto tras recibir una ráfaga de disparos. El principal sospechoso del asesinato es nada menos que su hijo, Dylan Bennett, quien fue capturado en Cancún, México, lugar al que huyó tras la muerte de sus padres.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, una entidad ubicada en el Sureste mexicano, dio a conocer que agentes de la Policía Ministerial capturaron a Dylan "N", quien es señalado por autoridades de Estados Unidos de participar en el homicidio de quienes fueran sus padres.

Los hechos con los que se le relacionan ocurrieron en días recientes, en el estado de Minnesota, Estados Unidos, señaló la dependencia en un comunicado.

Así fue presentado por las autoridades locales tras su detención (Foto: Fiscalía del Estado de Quintana Roo)
Así fue presentado por las autoridades locales tras su detención (Foto: Fiscalía del Estado de Quintana Roo)

Añadió que el sujeto fue detenido cuando caminaba por bulevar, de acuerdo a la información proporcionada por agentes estadunidenses.

Al ser abordado por elementos de la Policía Ministerial tras mostrar un comportamiento agresivo reportado por un ciudadano, el extranjero fue identificado plenamente y puesto a disposición de la autoridad migratoria.

"La Fiscalía General del Estado refrenda su compromiso de coadyuvar con autoridades internacionales para la búsqueda, localización y aprehensión de quienes son señalados de quebrantar la ley en otros países", señaló.

La Fiscalía local reveló su captura (Foto: Captura de pantalla de Twitter)
La Fiscalía local reveló su captura (Foto: Captura de pantalla de Twitter)

Dylan es acusado de dos cargos de asesinato en segundo grado, sin premeditación, en relación con la muerte de  Barry y Carol Bennett, cuyos cuerpos fueron encontrados el miércoles en su casa cerca de Long Prairie, un pequeño pueblo al noroeste de Minneápolis, ciudad en la que jugó por última vez Barry en la NFL.

Barry Bennett jugó 11 temporadas en la máxima liga de fútbol americano, de 1978 a 1988, con los New Orleans Saints, New York Jets y Minnesota Vikings.

"Nos entristece la trágica pérdida del ex jugador de los Vikings Barry Bennett y su esposa, Carol. Nuestros pensamientos están con sus amigos y familiares durante este momento difícil", lamentó en Twitter el equipo púrpura.

Los Minnesota Vikings lamentaron su fallecimiento (Foto: Captura de pantalla de Twitter)
Los Minnesota Vikings lamentaron su fallecimiento (Foto: Captura de pantalla de Twitter)

The Star Tribune informó que Barry Bennett se había jubilado tras enseñar educación física en Long Prairie.

Las autoridades locales de Minneápolis revelaron que los Bennett fueron asesinados el lunes. Carol Bennett, que habría cumplido 64 años el pasado jueves, recibió varios disparos en la espalda y el torso. Su esposo Barry Bennett, de 63 años, recibió balazos en el torso y la cabeza.

El auto de Dylan Bennett fue encontrado en la casa con un estuche vacío de una pistola de 9 milímetros y una caja para municiones dentro. Aparentemente huyó en el vehículo de su madre.

Bennett jugó 11 años en la NFL (Foto: AP)
Bennett jugó 11 años en la NFL (Foto: AP)

Según la denuncia penal, Bennett le dijo a la Oficina del Sheriff del Condado en diciembre que su hijo Dylan había expresado pensamientos sobre matar a sus padres mientras estaba en un centro de tratamiento de salud mental.

Poco antes del crimen, el lunes Dylan fue visto conduciendo su automóvil durante una transacción bancaria en la que retiró una gran suma de efectivo de la cuenta de los Bennetts, según The Associated Press.

Las tarjetas de crédito y débito de Carol Bennett se usaron en Wisconsin, Illinois y Ohio el lunes, martes y miércoles. Su auto fue encontrado en Columbus, Ohio.

Dylan Bennett tenía un boleto de avión para un vuelo de Columbus a Cancún, México, donde finalmente fue encontrado por las autoridades locales, quienes ya investigan el caso para proceder a una posible extradición.