Sánchez Cordero calificó como “muy traviesos” a sus enemigos políticos (Foto: EFE)
Sánchez Cordero calificó como “muy traviesos” a sus enemigos políticos (Foto: EFE)

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, anunció que el gobierno federal suspendió el diálogo con autodefensas, luego que el presidente Andrés Manuel López Obrador regañara a sus funcionarios por tratar con grupos armados.

El viernes transcurrió para Sánchez Cordero en medio de versiones sobre su posible renuncia. Sin embargo, aclaró que se mantiene "firme" en el cargo, sólo se suspende el diálogo con los grupos armados.

"Por supuesto que estoy más firme que nunca, estos traviesos adversarios que yo tengo siempre están diciendo que yo renuncio o me enfermo, ni renuncio, ni me enfermo", dijo en entrevista con medios de comunicación.

"El señor presidente me tiene una gran confianza", aseguró.

La funcionaria estuvo en medio de la confusión el miércoles luego de declarar a la prensa que la Secretaría de Gobernación (Segob) estaba en diálogo con distintos grupos armados dispuestos a deponer las armas para terminar con la ola violenta que envuelve al país, lo que fue interpretado por medios de comunicación como una negociación con los cárteles de la droga.

Posteriormente, la Segob señaló que el diálogo se había entablado con grupos de autodefensas y no con narcotraficantes.

El jueves, en su conferencia de prensa matutina, el presidente López Obrador aclaró también que su gobierno no ha establecido un diálogo con las bandas del crimen organizado, descartó validar a las autodefensas y dijo que es el Estado el que tiene que garantizar la seguridad pública.

"El señor presidente fue ya muy claro, el subsecretario pensó que era conveniente ir a esos lugares de una violencia extrema para poder tener una alternativa de pacificación y de entendernos, de llevar empresas… el señor presidente nos ha dado una instrucción muy clara y no quiere que sigamos en esta línea y nosotros vamos a respetar la instrucción del presidente", dijo Sánchez Cordero este viernes sobre el diálogo con los grupos armados.

"La intención era buena, la intención era la pacificación, pero vamos a conservar un poquito más la calma… estábamos dialogando en Michoacán, en Tamaulipas y también se habían acercado de Guerrero, pero ya la instrucción fue muy clara", añadió.

-Información en desarrollo