La banda de usureros opera en zonas comerciales populares. (Foto: Cuartoscuro)
La banda de usureros opera en zonas comerciales populares. (Foto: Cuartoscuro)

El señor Carlos N. era el dueño de una pequeña cafetería enfrente del mercado Ramón Corona de la colonia Industrial en la alcaldía Gustavo A. Madero. En el local habitualmente habían dos o tres meses ocupadas en su mayoría por personas de la tercera edad, en la que departían por las tardes al calor de una taza de café. Ahora el lugar está cerrado.

No fueron las bajas ventas las que orillaron a Carlos a cerrar su local. Fue la imposibilidad de pagar a una banda de usureros los intereses por el préstamo de $26.000 pesos que le fue otorgado "a la palabra" cinco meses antes.

"Me prestaron rápido, primero eran como $5.000 de interés, luego lo subieron, entonces yo les podía pagar cada tres días solo los intereses, luego venían diario y ya no me salía", dijo.

Carlos es una de los cientos de víctimas de una banda de colombianos que se dedica a la usura y la extorsión en zonas comerciales de colonias populares en la Ciudad de México.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció este miércoles una estrategia de las autoridades para atacar el sistema de extorsión "gota a gota".

De acuerdo con informes oficiales, se trata de una organización de ciudadanos de origen colombiano que ingresaron a México como turistas y encontraron un negocio ilícito que les deja ganancias por el orden de los 100 millones de peso a la semana.

El modus operandi de la banda consiste en prestar a dueños de pequeños negocios montos que van de los $2.500 a $60.000 pesos sin ninguna garantía o contrato. En dos horas, los usureros generalmente a bordo de una motoneta, entregan el dinero pero solo es el principio de una pesadilla.

El comerciante, que prefirió usar un alias para dar su testimonio a Infobae México, se vio orillado a cerrar su negocio cuando comenzaron a amenazarlo.

Claudia Sheinbaum anunció un operativo para detener a la banda. (Foto: Cuartoscuro)
Claudia Sheinbaum anunció un operativo para detener a la banda. (Foto: Cuartoscuro)

"La señora Indra era venezolana o colombiana, no sé. Me pidió mi credencial (INE) y un recibo de luz del local, me prestó el dinero el mismo día, pero al otro día ya había venido a cobrar una parte", explicó.

Al paso de los días, lo que comenzó como un préstamo se convirtió en una extorsión muy similar al cobro de piso, pues ya era casi irrelevante el monto inicial.

"Le dije que era mucho dinero, que no fue lo que acordamos. Vino su sobrino con otros dos y me dijeron que no le jugara al hijo de la chin*** que pagara, se pusieron violentos y luego fue peor", agregó.

Juan aseguró que tuvo miedo por su vida y por la de su hijo, a quien en alguna ocasión "jalonearon" los usureros. Los pagos diarios fueron mermando sus finanzas y en unos cuantos meses ya debía el doble de lo que había pedido prestado.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de Seguridad Ciudadana del gobierno federal, la embajada de Colombia en México y el Instituto Nacional de Migración (INM), colaboran con las autoridades de la CDMX para desarticular a la mafia cuyo origen se remonta diez años atrás en la ciudad de Medellín, Colombia.

El gobierno capitalino considera que hay 1,500 colombianos dedicados al sistema "gota a gota" y que su nivel de organización es insospechado. Hay reportes de que los usureros cambiaron las libretas en las que apuntaban los pagos por una "app" en sus teléfonos celulares.

"El problema se ha dado más fuerte desde 2015, no está generalilzado en toda la ciudad, pero sí hay casos en todas las alcaldías", aseguró Sheinbaum.

Las bandas colombianas dedicadas al "gota a gota" no restringen su accionar a México, en Argentina también se han detectado con la misma forma de operar.

La Ciudad de México ha establecido una estrategia en tres fases. Primero buscará crear conciencia entre los comerciantes sobre los peligros de solicitar un préstamo sin contrato de por medio, luego será la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) quien atienda las denuncias y por último se investigará a los responsables para aplicar la ley correspondiente.

Comerciantes en mercados son víctimas frecuentes de la banda. (Foto: Cuartoscuro)
Comerciantes en mercados son víctimas frecuentes de la banda. (Foto: Cuartoscuro)

Sheinbaum pidió no estigmatizar a los inmigrantes de origen colombiano, pues dijo que "solo son algunos" los que se dedican a esto, pero que se les perseguirá por delitos como usura y extorsión.

Juan aseguró que no denunció porque su negocio no contaba con licencia de funcionamiento y tenía miedo de las represalias.

Las autoridades de la Ciudad de México pidieron a los ciudadanos realizar denuncias anónimas o públicas sobre el "gota a gota" al teléfono: 55 33 55 33 del Consejo Ciudadano de Seguridad y Procuración de Justicia.

Por el momento, Juan vive con su pensión de $8,600 pesos que recibe de forma mensual, tras más de 30 años de haber trabajado en una dependencia pública. Tuvo su cafetería por cinco años.

"Me alcanza y hasta estoy más tranquilo", concluyó resignado.