Rafael Caro Quintero pasó 28 años en prisión y hoy está prófugo. (Foto: Especial)
Rafael Caro Quintero pasó 28 años en prisión y hoy está prófugo. (Foto: Especial)

Rafael Caro Quintero, narcotraficante que formó parte del extinto Cártel de Guadalajara y hoy está prófugo, gozó de una estancia en la cárcel con privilegios que incluyeron fiestas en su celda con bandas de música, de acuerdo con documentos revelados recientemente del Archivo General de la Nación.

Conocido como el "Narco de Narcos", Caro Quintero fue detenido en Costa Rica, en abril de 1985, como uno de los responsables del asesinato de Enrique Camarena, un agente de la DEA que seguía los pasos del Cártel de Guadalajara.

Tres días después de la detención de Caro Quintero cayó Ernesto Fonseca Carrillo, conocido como "Don Neto", y 5 años después las autoridades aprehendieron a Félix Gallardo, "El Padrino" o el "Jefe de Jefes", como lo llamaban.

Ernesto Fonseca y Rafael Caro Quintero, durante su estancia en una cárcel de la Ciudad de México. (Foto: Especial)
Ernesto Fonseca y Rafael Caro Quintero, durante su estancia en una cárcel de la Ciudad de México. (Foto: Especial)

Los tres lideraban entonces el más poderoso cártel mexicano de las drogas y juntos habían matado a Camarena y su piloto Alfredo Zavala, un militar retirado.

Luego de su detención, Caro Quintero y Ernesto Fonseca tuvieron como primera parada el Reclusorio Varonil Norte de la capital del país, antes de su traslado a una cárcel de máxima seguridad.

Al reclusorio de la Ciudad de México, la noche del 19 de octubre de 1985, llegaron dos bandas de música sinaloense con 12 músicos cada una, que durante 12 horas festejaron el cumpleaños de Caro Quintero.

"Estuvieron tocando desde las 7:00 a las 19:00 en el dormitorio 10, donde se encuentran los internos Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo (a) 'Don Neto', ya que el mencionado interno festejaba su onomástico ", de acuerdo con los documentos citados por medios nacionales.

La fiesta incluyó el ingreso a la cárcel de 9 cajas de vino para la fiesta que duró 12 horas ininterrumpidas, según la información.

Rafael Caro Quintero custodiado por agentes antidrogas en la prisión Puente Grande, en Guadalajara (Foto: AFP)
Rafael Caro Quintero custodiado por agentes antidrogas en la prisión Puente Grande, en Guadalajara (Foto: AFP)

Poco les duró el gusto a los narcotraficantes, pues al cabo de unos meses fueron trasladados a penales de máxima seguridad, donde permanecieron casi tres décadas.

De los tres, sólo Caro Quintero salió de la cárcel gracias a un Tribunal Colegiado que en agosto de 2013 le concedió la libertad por considerar que había sido juzgado de manera irregular por un tribunal que no le correspondía.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación revirtió la decisión y en 2015 volvieron a declararlo culpable del asesinato de Camarena, pero el capo ya había huido y desde entonces está prófugo.

La DEA afirma que Caro Quintero ha vuelto a las andadas con el Cártel de Sinaloa y ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por información para su captura.

Mientras tanto, Félix Gallardo purga condena en un penal de mediana seguridad de Guadalajara, Jalisco, debido a su precaria salud por la pérdida casi total de la vista y oído.

Fonseca, por su parte, cumple su condena en prisión domiciliaria desde julio de 2017 por su débil condición de salud.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: