Todo lo que hay que saber sobre alternativas libres de humo

Qué opciones disponibles hay para aquellos que les resulta casi imposible dejar de fumar cigarrillos

Guardar

Nuevo

Las alternativas al cigarro no hacen combustión (Foto: Cortesía PMI)
Las alternativas al cigarro no hacen combustión (Foto: Cortesía PMI)

Dicen que “la información es poder”, pues es una llave que abre a nuevos caminos. Por el contrario, limitar el conocimiento significa poner un corral para que no se sepa nada más.

Y esto aplica para todos los ámbitos, por ello es importante que las personas siempre tengan información a la mano, para comparar y tomar las decisiones que mejor les convengan, sobre todo en temas delicados como el hábito de fumar.

Es cierto, se ha comprobado en múltiples ocasiones que el cigarro es dañino, ya que cuando la persona lo enciende, el tabaco hace combustión, liberando sustancias nocivas tanto para ella como para quienes le rodean y respiran el humo. Por eso, instancias como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o los ministerios sanitarios de cada país emplean campañas de concientización sobre los efectos del cigarro.

No obstante, hay información que han guardado en sus gavetas o de la que hablan muy poco y por lo tanto los fumadores suelen desconocer. Si bien la mejor decisión que puede tomar una persona es nunca fumar o dejarlo por completo, hay adultos que deciden continuar consumiendo tabaco o nicotina. Para ellos, es necesario que se informe sobre las alternativas libres de humo que, se ha comprobado, representan un menor riesgo que el cigarrillo.

(Infografía: Infobae/Jovani Pérez)
(Infografía: Infobae/Jovani Pérez)

De acuerdo a una encuesta de Povaddo entre casi 30.000 adultos de 26 países, los fumadores adultos suelen tener mucha confusión a la hora de cambiarse a una alternativa del cigarro debido a la falta de información sobre el tema, pues no tienen claras sus opciones disponibles. Por ejemplo, casi la mitad de los adultos encuestados creen erróneamente que los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco calentado son más nocivos o igual de nocivos que los cigarrillos (45% y 46%, respectivamente, para cada categoría de productos).

Esa misma encuesta revela que el 82% de los adultos encuestados cree que sus gobiernos tienen la responsabilidad de revisar y considerar objetivamente las pruebas científicas sobre los productos sin humo, alternativos al cigarrillo. En el caso del continente americano, en México esta cifra es de 82%, Brasil 83%, Argentina 83%, Colombia 94% y República Dominicana 84 por ciento.

Igualmente, existe una clara demanda pública por una revisión colectiva de los hechos y la ciencia sobre los productos sin humo. Casi ocho de cada diez encuestados (79%) están de acuerdo en que los fumadores adultos que de otro modo seguirían consumiendo cigarrillos deberían tener acceso a información precisa sobre las alternativas sin humo. Esta opinión es compartida por el 87% de los fumadores adultos actuales.

Por ello es importante que los fumadores sepan que tienen alternativas por conocer y probar antes de tomar una decisión.

Comparar antes de elegir

Este pasado octubre, en Londres, Cochrane, una organización que reúne investigaciones científicas, revisó evidencias de 50 estudios en el mundo que coinciden en que las alternativas al cigarro, como los vapeadores, podrían alejar a las personas del consumo de cigarro, incluso más que el chicle o parches de nicotina.

Asimismo, en un informe encargado por la agencia de salud Public Health England (PHE), los científicos del King’s College de Londres concluyeron que es una creencia errónea que los cigarrillos electrónicos son más dañinos que los convencionales. Aseguraron que la convicción de que los vapeadores son más nocivos creció a finales del 2019 en Estados Unidos y que esta debe ser contravenida para evitar la polarización de la opinión pública.

Además, también se ha comprobado que en otras regiones del mundo, cuando las autoridades en lugar de prohibir y evitar hablar sobre las alternativas, las regulan, la población puede tomar decisiones informadas.

Cabe recordar que contrario a lo que se piensa, la nicotina, aunque es adictiva y no está libre de riesgos, no es la causa principal de las enfermedades relacionadas con fumar, es la combustión del tabaco la causa principal. De ahí la importancia de las alternativas, las cuales no queman, sino que calientan y generan vapor.

*Este artículo tiene contenido patrocinado.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo