Erly Marcial, de 21 años, se unió a la caravana de migrantes que salió de Honduras con destino a Estados Unidos. La joven va acompañada de su familia y un nuevo integrante de casi ocho meses que viaja en su barriga.

David Reyes, de 2 años, llora mientras está de pie junto a su madre Erly Marcial, mientras se quedan en un patio de recreo con otros inmigrantes centroamericanos en Tecun Uman, Guatemala, el 27 de octubre de 2018.

Erly Marcial gesticula mientras su esposo Alvin Reyes, de 39 años, la ayuda a acostarse, luego de ser hospitalizada por dolores abdominales, en Pijijiapan, México, el 4 de noviembre de 2018.

El migrante hondureño Alvin Reyes abraza a su hijo David, junto a su hija María de 6 años, frente a la estación de policía en Pijijiapan, México, el 4 de noviembre de 2018.

Erly Marcial de ocho meses de embarazo, camina por el camino que une Arriaga y Tapanatepec, con su esposo Alvin Reyes y con sus hijos David y María, en las cercanías de Arriaga, México, el 5 de noviembre de 2018.

Erly Marcial toma un baño en el río junto a su hijo David mientras se quedan con los migrantes en Tapanatepec, México, el 6 de noviembre de 2018.

María Reyes, de 6 años, se despierta junto a su familia  después de pasar la noche con sus compañeros migrantes en Tapanatepec, México, el 6 de noviembre de 2018.

Erly y su familia suben a bordo de un camión mientras viajan en auto a los Estados Unidos, en las afueras de Santo Domingo Ingenio, México, el 8 de noviembre de 2018.

Erly se sienta con su familia y otras personas en la parte trasera de un camión, mientras viajan a Estados Unidos, cerca de Sayula de Alemán, México, el 11 de noviembre de 2018.

La migrante hondureña es llevada a un hospital en camilla en la ciudad de Puebla, México, el 11 de noviembre de 2018.

Alvin Reyes toca a su hijo recién nacido Alvin, junto a su esposa Erly Marcial en un hospital en Puebla, México, el 13 de noviembre de 2018.

El recién nacido Alvin Reyes duerme junto a su madre.

Alvin Reyes toma la mano de su hija María, mientras recibe tratamiento médico luego de lastimarse un dedo con una puerta en el  hospital de Puebla, México, el 12 de noviembre de 2018.

Los hondureños Erly Marcial y Alvin Reyes reciben el certificado de nacimiento mexicano de su hijo recién nacido Alvin, en la ciudad de Puebla, México, el 13 de noviembre de 2018.

Erly Marcial lleva a su hijo recién nacido Alvin con sus hijos María y David, mientras que su esposo Alvin Reyes compra boletos de autobús a la Ciudad de México, en una estación de autobuses en Puebla, México, el 13 de noviembre de 2018.

Erly organiza sus pertenencias junto a su esposo Alvin Reyes y sus hijos David  y al recién nacido Alvin, en el dormitorio de una iglesia donde se hospedan en Tijuana, México, el 4 de diciembre de 2018.

Alvin Reyes sostiene a su hijo recién nacido mientras yacen en su cama en el dormitorio de una iglesia en Tijuana, México, el 4 de diciembre de 2018.

Erly prepara la comida de su hijo mientras pasan la noche en una iglesia en Tijuana, México, el 4 de diciembre de 2018.

Alvin ora de rodillas en la iglesia donde se aloja con su familia en Tijuana, México, el 9 de diciembre de 2018.

Ella dio a luz  un bebé sano en el camino agotador, y ahora espera otro milagro. Ella y su familia están atrapados en Tijuana, México, en la puerta de los Estados Unidos, con el presidente Donald Trump prometiendo mantener alejados a los migrantes.

"Si solo Dios suavizara su corazón", dijo Erly de Trump. "Porque tiene un corazón de carne y hueso, no de piedra".

(Fotos: REUTERS)