Los secretos de James Franco: adicción al sexo, la noche que Lindsay Lohan tocó su puerta y un viaje en ascensor con Amber Heard

Era una de los actores más prometedores de Hollywood pero las denuncias por acoso y abusos ensombrecieron su imagen. Sin ofertas de trabajo, el dos veces ganador del Globo de Oro protagoniza y dirige sus propios proyectos en cine

James Franco reapareció el año pasado tras un largo tiempo alejado de la prensa por las denuncias por acoso sexual en su contra (Getty Images)
James Franco reapareció el año pasado tras un largo tiempo alejado de la prensa por las denuncias por acoso sexual en su contra (Getty Images)

La carrera de James Franco, nominado al Oscar en 2011 por la película “127 horas”, fue opacada por una serie de denuncias por acoso y abuso sexual. No solo la industria le ha dado la espalda, sino que se ha encontrado hasta con compañeros y amigos íntimos como Seth Rogen renegando de él. Su último proyecto en cine fue una película que él mismo dirigió y protagonizó titulada “The long Home” ya que en Hollywood nadie quiere contratarlo.

Antes de que la industria comenzara a tomar distancia de él, el californiano protagonizó o participó de éxitos de taquilla como la trilogía de “Spider Man”, “El Origen del Planeta de los Simios”, “El Protector”, “127 Horas” o la aclamada serie de HBO “The Deuce”.

El actor ha demostrado su entusiasmo por las artes en general como la pintura y la literatura. Dedicó buena parte de su tiempo fuera de los set de rodaje a consolidar una prolífica trayectoria académica asistiendo a las universidades más prestigiosas de los Estados Unidos. Pocos saben pero cuenta con un doctorado en Filología Inglesa en la Universidad de Yale y un posgrado de literatura en la Universidad de Columbia. Pintar, escribir poemas y leer son algunas de sus grandes pasiones, lo dejó muy claro en un artículo publicado en The New York Times.

En 2014, el actor publicó su primer libro de poesía, titulado “Directing Herbert White”, en el que dedica versos a actores muertos como Marlon Brando, James Dean, Heath Ledger o River Phoenix. En una entrevista declaró que la pintura fue el “escape” que necesitó durante sus años de secundaria y que de hecho “lleva pintando más tiempo que actuando”.

La caída en desgracia

La caída en desgracia de James Franco (AP)
La caída en desgracia de James Franco (AP)

Fue la actuación destacada de James Franco en la película biográfica para televisión de 2001 sobre James Dean lo que hizo que los críticos se pusieran de pie y se fijaran en él. Su interpretación del mítico actor le valió el Globo de Oro en 2002. Franco dijo más tarde que se preparó para el papel fumando dos paquetes de cigarrillos al día.

También en 2002, Franco asumió el papel de Harry Osborne, hijo del villano Green Goblin, en “Spider-Man”. El californiana volvió a interpretar al personaje en las siguientes dos entregas de la franquicia cinematográfica: “Spider-Man 2″ (2004) y “Spider-Man 3″ (2007).

Y obtuvo elogios en 2006 por su interpretación del aviador Blaine Rawlings en la película “Flyboys”. Para interpretar el papel, Franco tuvo que obtener una licencia de piloto.

Pero la ascendente carrera de Franco dio un giro de 180 grados de manera sorpresiva. Cuando estaba llegando a la cima por su trabajo en “The Disaster Artist” y sonaba incluso para llevarse el Oscar, su imagen dio un vuelco radical cuando en la explosión del #MeToo varias mujeres salieron a denunciar haber sido víctimas de acoso sexual por parte del actor.

La misma noche en que recibió su segundo Globo de Oro en enero de 2018 por su papel en “The Disaster Artist”, en las redes sociales se gestaba un gran escándalo. Todo comenzó cuando Franco apareció en la alfombra roja del gran evento de Hollywood con un pin del movimiento Time’s Up en apoyo a todas las mujeres víctimas de violencia sexual.

James Franco fue acusado de acoso sexual por varias actrices tras verlo recibir su Globo de Oro luciendo el pin de Time's Up (Photo by Steve Granitz/WireImage)
James Franco fue acusado de acoso sexual por varias actrices tras verlo recibir su Globo de Oro luciendo el pin de Time's Up (Photo by Steve Granitz/WireImage)

Durante la ceremonia, varias actrices cargaron en las redes sociales contra la supuesta hipocresía del actor por llevar una de esas insignias, ya que aseguraron que había sido responsable de episodios de abuso y acoso sexual en el pasado.

Violet Paley fue una de las que publicó en Twitter que Franco la había obligado a tener tener sexo con él y a invitar a su amiga de 17 años a su habitación de hotel. “Bonito pin #Timesup James Franco. ¿Te acuerdas de la vez que me bajaste la cabeza hacia tu pene desnudo en un coche”, escribió Paley en la red social, minutos después de que Franco obtuviera el galardón. El mensaje detonó una serie de graves acusaciones contra el actor

“Ey, James Franco, bonito pin del #Timesup en los Globos de Oro, ¿te acuerdas de hace unas semanas cuando me dijiste que mi desnudo completo en dos de tus películas por 100 dólares al día no era explotación porque firmé un contrato? ¡Se acabó tu tiempo!”, reaccionó Sarah Tither-Kaplan, actriz de “The Long Home”, filme dirigido y protagonizado por Franco.

Luego fue el turno de Ally Sheedy, quien trabajó con Franco en la obra de teatro “The Long Shrift: “James Franco acaba de ganar. Por favor nunca me pregunten por qué dejé la industria del cine y la televisión.Christian Slater y James Franco en una presentación de los Globos de Oro. #MeToo”, escribió la actriz, conocida por la película “El club de los cinco”.

Dos semanas después, la revisa Vanity Fair borró a Franco de su portada.

James Franco filmando escenas de "The Deuce" en abril de 2019 (Photo by Say Cheese!/GC Images)
James Franco filmando escenas de "The Deuce" en abril de 2019 (Photo by Say Cheese!/GC Images)

Busy Philipps, conocida por “Dawson’s Creek”, aseguró que Franco es un “jodido matón” y lo acusó de agredirla físicamente en el set de la serie, “Freaks and Geeks”, en 1999.

En un extracto de sus memorias, This Will Only Hurt a Little, Philipps cuenta que el director le marcó golpear suavemente a Franco en el pecho mientras filmaba una escena para el show, pero el ganador de dos Globo de Oro se molestó con ella y estalló de furia: “Me tomó de ambos brazos y me gritó en la cara ‘¡Nunca me toques de nuevo!’. Y me tiró al suelo”.

Franco insistió en que no había hecho nada inapropiado contra ninguna de sus colegas. En su defensa pública en el programa de Stephen Colbert, dijo: “Las cosas que escuché que están en Twitter no son precisas. De la manera en que vivo mi vida, no puedo vivir si hay un resarcimiento pendiente. Si hice algo malo, lo arreglaré. Tengo que hacerlo”.

Sin embargo, en un artículo publicado por The Los Angeles Times en enero de 2018, otras cinco mujeres acusaron al actor de comportamiento inapropiado o de explotación sexual. Ex alumnas de las clases de actuación impartidas por Franco, describieron situaciones en las que les pedían que se quitaran la ropa o participaban en incómodas escenas de sexo. Una de las víctimas, Sarah Tither -Kaplan, denunció que el actor “abusó de su poder explotando a las mujeres no famosas con las que trabajaba con el pretexto de darles oportunidades”.

Denunciaron que Franco y otros instructores obligaban a sus alumnas a realizar escenas sexuales cada vez más explícitas en cámara que iba mucho más allá de lo aceptable en los set de rodaje de Hollywood. Como ejemplo, las alumnas indicaron que Franco impulsó el presunto rodaje de una orgía en la que quitó las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres antes de simular sexo oral.

En ese momento, el actor respondió a las acusaciones de sus ex alumnas alegando que estaban “hambrientas de atención”. Franco abrió su escuela de teatro, Studio 4, en Los Ángeles, en 2014 y cerró sus puertas en 2017 tras las denuncias en su contra. En junio del año pasado, el actor acordó pagar 2,3 millones de dólares a dos de sus denunciantes.

Aunque lo cierto es que las primeras acusaciones de acoso hacia Franco se remontan a 2014, cuando una joven acusó al actor de escribirle en Instagram buscando encontrarse. Se trató de una chica de 17 años que le había pedido un selfie a la salida de la obra de teatro que Franco protagonizaba en Broadway. Tras pedirle que lo etiquetara en la publicación, el actor la contactó de forma privada ofreciéndole reservarle una habitación de hotel.

La chica hizo públicos los mensajes y ante el posible escándalo, Franco se defendió en el programa de Howard Stern diciendo que simplemente había sido “un caballero”. Sin embargo, en aquel año, aún en el Hollywood anterior al ·MeToo, esto fue pasado por alto.

De hecho, Seth Rogen, por aquel entonces íntimo amigo de Franco, incluso frivolizó el acoso afirmando en Saturday Night Live que se hizo pasar por una adolescente para engañar al actor. Decidí hacerle una broma a James Franco. Posé como una chica en Instagram, le dije que era muy joven. Parecía imperturbable. Tengo una cita para encontrarme con él en el Ace Hotel, dijo en aquel momento.

Años después, Rogen pidió disculpas y dijo que no volvería a trabajar con él.

Admisión y confesión

James Franco aseguró que es adicto al sexo y reconoció que se acostó con sus alumnas (Getty Images)
James Franco aseguró que es adicto al sexo y reconoció que se acostó con sus alumnas (Getty Images)

“Voy a admitirlo, me acosté con esas estudiantes”, dijo Franco en diciembre de 2021.

Finalmente el actor aceptó sus errores del pasado. Admitió que pensaba que tener sexo con estudiantes de su escuela de actuación era aceptable porque era un acto “acordado” entre adultos, pero negó explotarlas sexualmente.

“Durante el tiempo que enseñé, me acosté con mis alumnas y estuvo mal”, reconoció el actor en The Jess Cagle Show, transmitido en la plataforma radial SiriusXM. “Supongo que en ese momento, mi pensamiento era si era consensuado, está bien”.

“No quería lastimar a nadie”, dijo Franco, de 43 años, en la entrevista. “En 2018, hubo algunas quejas sobre mí y, en ese momento pensé que tenía que quedarme callado. Tenía que hacer una pausa. No parecía el momento adecuado para decir nada. Había gente que estaba molesta conmigo y necesitaba escuchar”, continuó en su descargo.

En la entrevista, Franco negó haberse acostado con estudiantes en su clase llamada “Escenas de sexo”, y dijo que se trataba de un “título provocativo”, pero que no incluía una instrucción específica sobre escenas íntimas.

“No era un plan maestro de mi parte”, dijo. “Pero, sí, hubo algunos momentos en los cuales tuve algo consensual con una estudiante, y no debí hacerlo”, subrayó.

Asimismo, el actor también dijo que había acudido a terapia para tratar su adicción al sexo, un problema con el que asegura que tapó su alcoholismo.”La atención de las mujeres, el éxito entre las mujeres, también se convirtió en una fuente de validación importante para mí. El problema era que, como con toda droga, nunca es suficiente”, explicó.

“He usado mi experiencia para cambiar quién era yo”, añadió el actor, que también reconoció que antes de su relación actual con Isabel Pakzad, “nunca pudo serle fiel a nadie”.

Un ascensor con Amber Heard

Amber Heard en el ascensor con James Franco

Franco figuraba entre los nombres famosos para atestiguar en el escandaloso juicio que se desarrolla actualmente en un tribunal de Virginia, EEUU, entre los actores Johnny Depp y Amber Heard.

Depp está convencido de que Heard le fue infiel con Franco en los 15 meses que duró el matrimonio y sus letrados decidieron reflotar un material que confirmaría el affaire.

Los abogados de Depp mostraron en el juicio un video de las cámaras de seguridad del ascensor del edificio que muestra a Franco llegando al penthouse de Heard en el edificio Eastern Columbia en Los Ángeles alrededor de las 10:50 pm del 22 de mayo de 2016.

En las imágenes, Franco, que lleva un sombrero y una mochila, apoya su cabeza en el hombro de Heard y ella parece colocar su cabeza en la del actor. Después, salen juntos del ascensor. En el estrado, la actriz reconoció por primera vez que la noche antes de pedirle el divorcio a su entonces marido estuvo con el actor en su departamento.

James Franco y Amber Heard (Getty Images)
James Franco y Amber Heard (Getty Images)

No obstante, Heard negó que haya tenido un romance con Franco. Pero sí aceptó que encontró en él alguien con quien hablar de los problemas matrimoniales con Depp. “Él era mi amigo. Y vivía al lado,” le dijo a la abogada de Depp, Camille Vasquez, durante el juicio.

Días atrás, Heard acusó a Depp de abofetearla y patearla en un avión mientras estaba alcoholizado, tras acusarla de tener un romance con Franco. “Me sentí avergonzada”, dijo al jurado. “Odiaba, odiaba a James Franco y me acusaba de haber tenido algo secreto con él desde que hicimos Pineapple Express”, dijo, en alusión a la película de 2008 en la que la que Heard trabajó con Franco. “Me llamó puta”, aseguró la actriz.

Franco nunca ha hablado públicamente sobre su relación con Heard y fue finalmente eliminado de la lista de testigos en el juicio.

No fue la única grabación sobre el actor que lo dejó expuesto.

Franco y la actriz Marla Sokolooff comenzaron un romance en el set de la película de 2000 “Whatever It Takes”. Sin embargo, todo terminó para ellos en 2004, pero su romance los siguió hasta 2013 cuando se filtró un material sexualmente explícito de la pareja.

Franco le explicó al conductor de radio Howard Stern que el video era algo “inocente” entre los dos y que nunca debería haberse hecho público.

Marla Sokoloff y James Franco (Photo by Chris Polk/FilmMagic)
Marla Sokoloff y James Franco (Photo by Chris Polk/FilmMagic)

En 2015, Franco fue vinculado a la cantante y compositora estadounidense Lana Del Rey, aunque nunca se confirmó su relación. Sin embargo, la pareja publicó selfies juntos en sus respectivas cuentas de Instagram. Incluso, dicen, escribió un poema sobre ella.

También se rumoreó que tuvo una relación con Lindsay Lohan. Franco escribió una historia corta para Vice llamada “Bungalow 89″ en la que cuenta la historia de cómo la actriz llegó sola a su habitación del famoso hotel Chateau Marmont una noche en 2011 para tener sexo.

“Había una chica de Hollywood que se hospedaba en Chateau Marmont. Ella había recibido una llave de mi habitación del gerente. La oí poner la llave en la puerta y girarla, pero yo había deslizado el cerrojo y esa cosa, no sé cómo se llama; es como una cadena pero hecha de dos barrotes que evitaban que la puerta se abriera. Ella dijo: ‘James, abre la puerta’”, relata en el poema.”No vamos a tener sexo. Si quieres entrar, te leeré una historia”.

En el programa de Howard Stern, afirmó que nunca tuvo relaciones sexuales con Lohan, aunque se besaron. “¡Ella es tan delirante!”, dijo. “Te apuesto que si la traemos aquí y le preguntas en su cara, ‘¿Tuviste sexo con James?’ Ella diría que sí”.

Isabel Pakzad y James Franco (Photo by Taylor Hill/WireImage)
Isabel Pakzad y James Franco (Photo by Taylor Hill/WireImage)

Desde 2017, Franco está en pareja con la actriz y productora Isabel Pakzad, de 26 años. Cuando surgieron las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra Franco en 2018, Pakzad permaneció al lado de su novio. Incluso se dice que están comprometidos.

Cuando comenzaron a salir, Franco admitió que esperaba ser un mejor novio para Pakzad que para otras mujeres con las que estuvo, y recordó una insólita historia con una ex pareja.

“Una ex novia me estaba visitando en Nueva York. Mi gato la había arañado en el ojo. Tenía tanto trabajo que hacer para el día siguiente, que no la llevé al hospital. Le pedí a mi asistente que la llevara ella. Ese momento me persiguió tanto”, dijo a Variety.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR