Madonna exigió el fin de la tutela de Britney Spears: “Muerte al patriarcado codicioso”

La “Reina del Pop” respaldó a su colega y afirmó que la situación que vive la cantante es “una violación a los derechos humanos”

"Devuélvanle a esta mujer su vida. La esclavitud se abolió hace mucho tiempo", escribió Madonna desde su cuenta de Instagram
"Devuélvanle a esta mujer su vida. La esclavitud se abolió hace mucho tiempo", escribió Madonna desde su cuenta de Instagram

Madonna, de 62 años, se sumó a la lista de famosos que apoyan a Britney Spears en la batalla legal que emprende contra su padre. “La Reina del Pop” comparó la tutela legal que controla la vida de la cantante desde hace 13 años con la esclavitud y afirmó que “viola los derechos humanos”, en un mensaje de apoyo publicado en sus redes sociales.

Madonna subió a su historia de Instagram una fotografía en la que llevaba una camiseta con el nombre de la estrella del pop y exige que se ponga fin a la tutela, tal y como suplicó la cantante hace ya tres semanas ante los juzgados de Los Ángeles.

”Devuelva a esta mujer su vida. ¡La esclavitud fue abolida hace mucho tiempo! Muerte al patriarcado codicioso que ha estado haciendo esto a las mujeres durante siglos. ¡Esto es una violación de derechos humanos! ¡Britney te vamos a sacar de la cárcel!”, escribió.

Madonna y Britney compartieron el trono de la música pop durante los años 90 y principios de los 2000. La primera era la “reina” del pop, la segunda la “princesa”. Las dos colaboraron juntas en 2003 con “Me against the music” y su actuación al ritmo de “Like a Virgin” -emblema de Madonna- en los premios de la cadena MTV de ese año, con beso entre las dos incluido, es considerada uno de los momentos más recordados de la cultura pop.

Christina Aguilera, que también estuvo en esa actuación, ya mostró su apoyo a Britney días después de su declaración ante la justicia:La convicción y desesperación de este pedido de libertad me llevan a creer que esta persona que una vez conocí ha estado viviendo sin la compasión o la decencia de quienes tienen su control”, afirmó. “Es inaceptable que cualquier mujer, o ser humano, que desee tener el control de su propio destino no se le permita vivir la vida como lo desea. Mi corazón está con Britney”.

Los fanáticos de Britney Spears en los tribunales de Los Ángeles (Reuters)
Los fanáticos de Britney Spears en los tribunales de Los Ángeles (Reuters)

También salió a respaldarla, en un gesto que a muchos sorprendió, quien fue su pareja entre 1999 y 2002, Justin Timberlake. Ya en febrero él le había pedido perdón por sus actitudes machistas con ella tras su ruptura, afirmando: “Sé que fallé”.

“Después de lo que hemos visto hoy”, dijo tras la comparecencia de la cantante en el juzgado, “todos deberíamos apoyar a Britney en este momento. Más allá de nuestro pasado, bueno o malo, y da igual hace cuánto tiempo fuera, lo que le está pasando no es justo”.

“A ninguna mujer se le debería restringir tomar decisiones sobre su propio cuerpo. Nadie debería ser retenido contra su voluntad, o tener que pedir permiso para acceder a aquello por lo que ha trabajado tan duro”, decía en referencia a su fortuna, manejada por su padre.

Finalmente, Timberlake agregó que él y su esposa Jessica Biel, apoyan completamente a la cantante. “Jess y yo le mandamos nuestro amor y apoyo absoluto a Britney durante este tiempo. Esperamos que la justicia y su familia la dejen vivir como ella quiera”, finalizó.

La última reacción desde la intervención de Britney ante la jueza a cargo del caso, Brenda Penny, el pasado 23 de junio, es la petición que Lynne Spears, la madre de Britney, ha formulado a la Corte Superior de Los Ángeles para que su hija pueda escoger a un abogado que defienda sus intereses. De esta manera, se pondría del lado de Britney al considerar que su situación actual es muy diferente del colapso de salud mental que sufrió en 2008, cuando comenzó la tutela legal con un carácter temporal en su inicio. Sin embargo, su padre, Jamie Spears, es quien ejerce como tutor desde entonces y, por el momento, no ha dado ningún paso para cumplir con el deseo expresado por su hija de poner fin a este mecanismo legal.

En los últimos días, varias personas involucradas en la vida de Britney han dimitido: Su anterior abogado, su representante artístico y el fondo que controlaba su patrimonio de 60 millones de dólares.

Larry Rudolph, quien fuera su manager durante 25 años, dejó su cargo alegando que Spears pretende retirarse de la música. Además, Bessemer Trust, el fondo de inversión que junto a Jamie, co-administra el patrimonio de Spears, pidió apartarse para “respetar” los deseos de la artista.

“Han pasado más de dos años y medio desde la última vez que Britney y yo nos comunicamos, momento en el que ella me informó que quería tomar una pausa laboral indefinida”, escribió Rudolph en una nota que presentó al papá de Britney y a la abogada Jodi Montgomery. “Siempre estaré increíblemente orgulloso de lo que logramos durante nuestros 25 años juntos. Le deseo a Britney toda la salud y la felicidad del mundo, y estaré allí para ella si alguna vez me necesita”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: