La Carabina de Ambrosio: el terrible final de una compañera de Chabelo

Uno de los programas de comedia más famosos en la historia de la televisión mexicana también cuenta con sus momentos oscuros

Xavier López interpretando a Chabelo al lado de Judith Velasco, quien era la madre del personaje infantil (Captura: YouTube 
Sanchez Vargas)
Xavier López interpretando a Chabelo al lado de Judith Velasco, quien era la madre del personaje infantil (Captura: YouTube Sanchez Vargas)

En 1978 se estrenó un programa llamado La Carabina de Ambrosio. Para el público, esta producción hecha por Humberto Navarro se presentó como un “show cómico-mágico-musical” y contó con las actuaciones estelares de grandes artistas del momento.

Durante su primera etapa destacaban César Costa, Xavier López “Chabelo” y Roberto Ramírez Garza (o Beto “El Boticario”). Entre varios sketches en solitario, en pareja o entre todo el elenco, este programa rápidamente se posicionó como uno de los favoritos entre los televidentes.

Uno de los segmentos favoritos era Mercado de Lágrimas, un “drama” en el que una familia pasaba por situaciones comunes con las cuales dramatizaban de más. En él participaban Xavier López como el hijo pequeño, Alejandro Suárez como el padre y Judith Velasco como la madre abnegada.

Xavier López no sólo dio risa con ayuda de Chabelo, sino también con otros personajes originales (Foto: Captura de pantalla Twitter / @Tlahtoani_1521)
Xavier López no sólo dio risa con ayuda de Chabelo, sino también con otros personajes originales (Foto: Captura de pantalla Twitter / @Tlahtoani_1521)

La última llamaba mucho la atención entre el elenco por ser una mujer bastante atractiva y que de hecho formaba una excelente mancuernilla con Chabelo. Ya antes había mostrado su talento para la comedia en otros programas de Humberto Navarro como El Show de Bartolo, donde compartía créditos con Enrique Guzmán.

En La Carabina de Ambrosio tuvo una permanencia hasta 1981, de ahí se dice que su carrera comenzó a tener un declive. Tuvo unas cuantas participaciones en algunas telenovelas como Cuando los hijos se van en 1981; también trató de hacer lo posible para tener actuaciones en algunas películas como Al cabo que ni quería y Municipio de la muerte.

Sin embargo, todas estas participaciones serían como personajes extra o con breves apariciones. Según personas que trabajaron anteriormente con ella, comenzaron a notar cómo la falta de trabajo empezó a cobrarle factura: la veían demacrada, cansada, con un aspecto un tanto enfermo y bastante decaída.

Judith era la madre abnegada en el segmento de Mercado de Lágrimas en La Carabina de Ambrosio (Captura: YouTube TehRealSameK)
Judith era la madre abnegada en el segmento de Mercado de Lágrimas en La Carabina de Ambrosio (Captura: YouTube TehRealSameK)

En La Historia detrás del Mito, Xavier López recordó a Judith y el espacio que tenía en su vida. Ella vino de Cuba en la misma compañía de teatro en la que estaba Teresa Miranda, con quien el comediante infantil se casaría años después y conformarían una familia.

Xavier mencionó que Judith pasaba los fines de semana en la casa que compartía con Teresa, puesto que tenía una excelente amistad con ella. Esto repercutió en Xavier, quien también desarrolló estima por la vedette.

No se sabe qué tanto se frecuentaron Xavier y Judith luego de la salida de esta de La Carabina de Ambrosio. Aun así, el comediante y presentador mencionó una breve anécdota en la que se encontró con una Judith desesperada y sin empleo.

Judith Velasco nació el 11 de marzo de 1939 (Foto: Facebook / Las Grandes Vedettes de México)
Judith Velasco nació el 11 de marzo de 1939 (Foto: Facebook / Las Grandes Vedettes de México)

Xavier, quien intentó encontrar la forma de ayudarla, le sugirió que entrara como uno de los personajes de su programa. Hubo una época en la que Eugenio Derbez formó parte de En Familia, el programa por el que López era más popular; ahí, Eugenio daba voz a un muñeco robot.

La idea de Chabelo era que, ya que Derbez había salido del programa, ahora el robot sería una niña, misma a la que Judith podría darle voz. No obstante, a pesar de las buenas intenciones de Xavier, ya era demasiado tarde: “Pero ahí fue cuando me di cuenta que Judith no estaba muy bien... ya poco tiempo fue que se sintió más mal... y pasó lo que pasó”.

El 16 de febrero de 1994, Judith Velasco salió de su departamento. Llegó a la estación del metro de División del Norte, llegó a la zona de vagones, esperó y, cuando notó que el tren se aproximaba, se lanzó a las vías del metro. No pudieron frenar a tiempo y murió al instante.

Se dice que Judith Velasco padeció una depresión grave que la orilló al suicidio (Foto: Captura de pantalla YouTube-CICatinga)
Se dice que Judith Velasco padeció una depresión grave que la orilló al suicidio (Foto: Captura de pantalla YouTube-CICatinga)

Se dice que, cuando se llevaron su cuerpo al Servicio Médico Forense, sólo la pudieron reconocer compañeros suyos gracias a la credencial de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) que llevaba consigo.

SEGUIR LEYENDO: