La actriz y cantante mexicana nunca pensó que años después la leyenda del pop se convertiría en un amigo cercano (Foto: Especial)
La actriz y cantante mexicana nunca pensó que años después la leyenda del pop se convertiría en un amigo cercano (Foto: Especial)

La primera vez que Michael Jackson visitó México fue en la década de los 70, como integrante de los Jackson Five y no regresó hasta 1993 cuando ya como solista volvió a tierras aztecas para realizar una serie de presentaciones de su "Dangerous Tour".

Esa visita despertó toda una manía entre sus seguidores, desde artistas hasta el presidente de la época, Carlos Salinas de Gortari, que no perdió la oportunidad de tomarse la foto del recuerdo.

La gira desató todo tipo de comentarios por sus excentricidades y peticiones especiales en su habitación del Hotel Presidente, en una de las principales avenidas de la capital mexicana, donde había cinco fechas programadas entre el 29 de octubre y el 11 de noviembre.

Fue durante uno de estos conciertos en el Estadio Azteca que una fan burló la seguridad, subió corriendo al escenario y abrazó al ídolo del pop, que entonces todavía no enfrentaba las primeras acusaciones abuso sexual contra menores de edad.

Esa fan era la cantante Thalía, quien entonces ya había iniciado su carrera como solista. En agosto de 2018, la cadena Televisa recordó ese momento en uno de sus portales dedicado al entretenimiento.

En un pequeño video que circula en YouTube, la también actriz recordó el momento al ver las imágenes en las que se aprecia cómo sube corriendo al escenario y abraza efusivamente al cantante, quien luego la carga durante unos segundos.

Años después, el ídolo fue uno de los invitados especiales a la boda de Thalía con el empresario Tommy Mottola con quien lo unía una larga amistad.

La cantante recordó el hecho el 29 de agosto del año pasado en su cuenta de Instagram con las palabras "Cómo iba a imaginar que el año 2000 asistiría a mi boda. Definitivamente la vida está llena de sorpresas. Feliz Cumpleaños, Michael Jackson".

La cantante en 1993, cuando, como cualquier fan, subió al escenario para abrazar a uno de sus ídolos (Video: Televisa/ YouTube Helton Kempe)

Entre las excentricidades de Jackson que se recuerdan sobre lo que fue su última visita a México destacan el que pidió una gran cantidad de videojuegos en su habitación, su disfraz de monja en silla de ruedas para ir de compras sin ser molestado, así como su reunión con Salinas de Gortari en el Hard Rock Café de la Ciudad de México.

A raíz de la primera demanda por acoso sexual que se había presentado en su contra y la persecución de los medios, Michael Jackson sufrió una crisis emocional que obligó a la actriz Elizabeth Taylor, entonces su mejor amiga, a viajar de emergencia a México.

Sin embargo, Jackson no concluyó su gira y canceló el concierto que tenía programado en la ciudad de Monterrey el 21 de noviembre y otras presentaciones en América Latina.