La familia del DJ fallecido el pasado 20 de abril ha compartido un comunicado en el que se deja entrever que Avicii se habría quitado la vida. En el escrito, afirmaron que Tim Bergling "no podía seguir adelante" y que el astro solo "buscaba paz".

La declaración, traducida del sueco, detalló lo siguiente: "Nuestro amado Tim era un explorador, una frágil alma artística en busca de respuestas a preguntas existenciales. Un ser extremadamente perfeccionista que viajó y trabajó duro, a un ritmo que lo llevó a sufrir de un estrés extremo".

"Cuando eligió terminar con su gira, decidió buscar equilibrio en su vida para ser feliz y hacer lo que más amaba; música. Se encontraba en el medio de una lucha con sus pensamientos sobre el significado de las cosas, la vida y la felicidad. No podía seguir adelante" detalla el comunicado, haciendo alusión a que su vida, tal cual había llegado a desarrollarse, no podía continuar de tal forma.

"Quería encontrar paz. Tim no estaba hecho para la maquinaria del negocio en el que se había involucrado; era un tipo sensible que amaba a sus fans pero que le escapaba al protagonismo".

"Tim, serás por siempre amado y te extrañaremos con profunda tristeza. La personas que eras y tu música mantendrán tu memoria viva por siempre. Te amamos", compartieron sus seres queridos, tras firmar el comunicado por su familia.

Según una fuente de origen sueco, citada por la revista norteamericana Variety, el comunicado en su idioma original da a entender la idea de suicidio de una forma más explícita.

La carta fue compartida tras un emotivo tributo que tuvo lugar en la ciudad de Estocolmo, donde mil cantantes homenajearon al astro sueco al interpretar su éxito "Wake Me Up". Un video de la presentación fue compartido por el líder del coro Voces Felices, Gabriel Forss.

"Gracias Tim. Tu música siempre acercará a la gente" compartió Forss, luego del concierto en el estadio de Filadelfiakyrkan, ubicado en el centro de la capital sueca.

Tim Bergling, el nombre real de uno de los DJ más exitosos del planeta, fue encontrado muerto en Muscat, Omán; donde se encontraba de vacaciones junto a un grupo de amigos. La policía local confirmó haber descartado cualquier conexión criminal con el deceso.

Avicii había sido víctima de numerosos problemas de salud a lo largo de su corta vida. Su adicción al alcohol le generó, entre otras cosas, una pancreatitis aguda y en 2014 su vesícula biliar tuvo que ser removida.

A pesar de su meteórico ascenso dentro del mundo de la música electrónica, en 2016 Avicii anunció que dejaría de presentarse en vivo, debido a sus problemas de salud y a la ansiedad extrema que padecía. Un reciente documental titulado Avicii: Historias Verdaderas pone el foco en la extrema presión a la que era sometido para hacer 320 presentaciones en vivo por año.