EEUU puso a 8.500 militares en estado de alerta por la tensión en la frontera Ucrania-Rusia

Además, la Casa Blanca pidió a los estadounidenses en Ucrania que “salgan ya” del país y afirmó que no se contempla ningún plan de evacuación como el que hubo en Afganistán

Joe Biden, mantiene una reunión con su equipo de seguridad nacional sobre la crisis entre Rusia y Ucrania (Reuters)
Joe Biden, mantiene una reunión con su equipo de seguridad nacional sobre la crisis entre Rusia y Ucrania (Reuters)

Estados Unidos puso a 8.500 militares en estado de alerta por situación en Ucrania, en medio de una situación que viene escalando en tensión desde hace meses.

El Pentágono tiene movilizados a unos 8.500 soldados en alerta y “listos” para desplegarse en el este de Europa, dentro de la OTAN, en caso de que Rusia invada Ucrania.

Así lo señaló el portavoz del Pentágono, John Kirby, en una rueda de prensa, donde apuntó que EEUU quiere estar listo ante los movimientos de Rusia y matizó que de momento esos militares estadounidenses no tienen una misión asignada ni un despliegue.

Estados Unidos está afinando sus planes militares para todos los escenarios por la crisis de Ucrania, dijo el lunes la Casa Blanca, mientras Washington trabaja para reforzar los despliegues en el flanco este de la OTAN.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a periodistas que Estados Unidos “nunca ha descartado” la opción de brindar ayuda a los países del flanco oriental “antes de cualquier invasión” a Ucrania por parte de Rusia.

El presidente Joe Biden se reunió con su equipo de seguridad nacional en su retiro de Camp David el sábado y fue informado de las opciones para desplegar más tropas en los aliados de la OTAN en Europa del Este, en respuesta a la concentración militar de Rusia en las fronteras con Ucrania.

Un miembro de las fuerzas armadas ucranianas camina por una posición de combate en la línea de separación con las fuerzas rebeldes apoyadas por Rusia cerca de Horlivka, en la región de Donetsk (REUTERS/Anna Kudriavtseva)
Un miembro de las fuerzas armadas ucranianas camina por una posición de combate en la línea de separación con las fuerzas rebeldes apoyadas por Rusia cerca de Horlivka, en la región de Donetsk (REUTERS/Anna Kudriavtseva)

Por otro lado, la Casa Blanca pidió este lunes a los estadounidenses en Ucrania que “salgan ya” del país y afirmó que no se contempla ningún plan de evacuación como el que hubo en Afganistán.

“Estamos convencidos de que es hora de marcharse”, aseguró la portavoz del Gobierno estadounidense, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria, donde aclaró que “no hay ningún plan para una evacuación militar”.

El Departamento de Estado ordenó el domingo la salida de Ucrania de las familias de los empleados en su embajada en Kiev y autorizó la marcha del personal no esencial ante la “amenaza continuada de una acción militar por parte de Rusia”.

La Casa Blanca fue este lunes más allá y Psaki pidió a “los ciudadanos estadounidenses que se encuentran actualmente en Ucrania que consideren irse ya”.

“No hay intención de que haya una salida o una evacuación en ese sentido (como la de Afganistán). Así que estamos transmitiendo a los ciudadanos estadounidenses que se vayan ya”, expresó Psaki preguntada por los periodistas.

Armamento estadounidense camino a Ucrania (Reuters)
Armamento estadounidense camino a Ucrania (Reuters)

La portavoz de la Casa Blanca señaló que los estadounidenses pueden salir de Ucrania mediante aerolíneas comerciales o por tierra, y destacó que la Embajada en Kiev les puede “brindar asistencia”.

Pero insistió en que Afganistán ha sido el único precedente para una evacuación militar y que la recomendación de salir de Ucrania es la misma que se hizo en casos como los de Etiopía o Kazajistán.

En la misma conferencia de prensa, Psaki reveló que el Gobierno de Estados Unidos ha abordado durante las últimas semanas con sus aliados europeos el posible despliegue de tropas estadounidenses en el este de Europa.

Biden conversará este lunes por la tarde con la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y varios líderes europeos para coordinar la respuesta ante la concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania.

La Alianza Atlántica anunció este lunes que pone “en estado de alerta” y envía barcos y aviones de combate adicionales a los despliegues de la OTAN en Europa oriental, reforzando la disuasión y defensa aliada, mientras Rusia continúa con su acumulación militar en y alrededor de Ucrania.

(Con información de EFE, Reuters y AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR