Expertos pronostican que los precios de las propiedades en Miami no bajaran en el 2022

El valor de los inmuebles se disparó durante el 2021 en el condado más poblado del estado de la Florida. Pero los expertos concuerdan en que no se trata de un pico, sino de una tendencia que llegó para quedarse

 Vista de Brickell en Miami.
Vista de Brickell en Miami.

El mercado inmobiliario en Miami está que arde. Según datos oficiales divulgados la pasada semana, en noviembre de 2021 el precio promedio de una casa fue de 502.750 dólares, un 11 por ciento por encima de precio promedio en noviembre de 2020. A esto hay que sumarle que si se va a los barrios más buscados, en especial aquellos linderos con la bahía de Biscayne, el precio promedio de una vivienda supera el millón de dólares. Si se consideran los precios desde junio del 2020, el valor de las propiedades en la ciudad aumentó un 34,5 por ciento.

Algo similar ocurre con los apartamentos. En noviembre de este año, el precio promedio de un apartamento en Miami fue de 346 mil dólares, aumentando un 28 por ciento de los 240 mil que costaba en promedio en el mismo mes del año anterior.

Pero no solo los precios se dispararon, sino que el modo de compra se aceleró. Al haber poco inventario, las ventas se cierran con mucha rapidez y casi no existe la negociación de precios. En el caso de las 1.168 casas que se vendieron en el condado el mes pasado, el 98 por ciento se vendieron por el precio en el que fueron publicadas. En el caso de los apartamentos, el 97 por ciento fueron vendidos al precio que el vendedor requería. El otro dato relevante es que la mayor parte de las ventas fueron hechas a personas que vienen de otros estados o del exterior.

Las ventas de casas usadas suponen el 85 % del mercado inmobiliario de EEUU. EFE /GIORGIO VIERA /Archivo
Las ventas de casas usadas suponen el 85 % del mercado inmobiliario de EEUU. EFE /GIORGIO VIERA /Archivo

Cuando se analiza el año, en los 11 meses hasta noviembre, se vendieron un total de 35.961 viviendas (ya sea casas o apartamentos), superando el record previo de ventas en un solo año que se había alcanzado en 2013. Y 2021 llega a fin de año con un inventario reducido debido al enorme número de ventas.

Si bien hay nuevas construcciones en Miami, y el condado con sus reglas de zonificación actuales tiene la capacidad de crecer 10 veces, las nuevas propiedades no alcanzan a compensar la demanda y comienza a haber escasez en el inventario. Entre noviembre de 2020 y noviembre de 2021, el inventario de casas en el condado disminuyó un 27,9 por ciento. En el mismo período, para los apartamentos, la disminución en el inventario fue del 48,1 por ciento.

Históricamente, una casa tardaba de seis a nueve meses en venderse en Miami. Hoy se calcula que lo que sale al mercado se vende en los primeros dos meses y medio.

Con esta situación, y considerando que nada indica que el interés de los compradores vaya a mermar (de hecho cada vez ha habido más ventas), los expertos pronostican que el valor de las propiedades no bajará en 2022.

Registro general de los grandes edificios sobre el río Miami, en Brickell, un barrio costero en el que se combinan bancos, edificios residenciales y una gran oferta de restaurantes y entretenimiento, en la capital del estado de Florida (EE.UU). EFE/Ana Mengotti
Registro general de los grandes edificios sobre el río Miami, en Brickell, un barrio costero en el que se combinan bancos, edificios residenciales y una gran oferta de restaurantes y entretenimiento, en la capital del estado de Florida (EE.UU). EFE/Ana Mengotti

Es probable, según indican los expertos de mercado, que quienes poseen propiedades y viven en ellas decidan no venderlas porque si bien pueden ganar mucho dinero respecto del valor de cuando las compraron, difícilmente puedan comprar otra vivienda a un precio razonable. Pero con los compradores que llegan desde otras latitudes, el mercado debería seguir moviéndose activamente.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR