Tiroteo en un depósito de correos de Indianápolis: al menos ocho muertos

El atacante se suicidó y todavía no fue identificado por la Policía. Las víctimas fueron halladas en instalaciones de la compañía FedEx, cerca del aeropuerto internacional. Cinco personas heridas fueron trasladadas de emergencia a un hospital

Lugar donde ocurrió el tiroteo en el que murieron al menos ocho personas
Lugar donde ocurrió el tiroteo en el que murieron al menos ocho personas

Al menos ocho personas murieron en un tiroteo en la ciudad estadounidense de Indianápolis a última hora del jueves, indicó la policía. Además, se confirmaron otros cinco heridos de bala, uno de ellos en estado crítico. Todas las víctimas fueron halladas en unas instalaciones de la compañía FedEx, cerca del aeropuerto internacional de la ciudad, donde un hombre armado abrió fuego y luego se suicidó, afirmó a la prensa la vocera de la policía Genae Cook.

“Después de un registro preliminar de los terrenos por dentro y por fuera, hemos localizado a ocho personas en el lugar con heridas de bala. Esas ocho fueron declaradas muertas aquí”, dijo Cook, sin contar al homicida.

Este viernes por la mañana los interrogantes continuaban siendo más que las precisiones. Las autoridades policiales ofrecieron una conferencia de prensa junto al alcalde Joe Hogsett en la que dijeron que el autor de la masacre aún no ha sido identificado. Tampoco muchas de las víctimas.

Declaraciones de Genae Cook, vocera de la Policía de Indianápolis

“Entrevistamos a muchos testigos y empezamos a procesar la escena del crimen y todavía continuamos. Nos faltan muchas horas de trabajo para terminar”, dijo Craig McCartt, subjefe de la Policía Metropolitana de Indianápolis.

El suceso ocurrió poco después de las 23:00 hora local (03:00 del viernes GMT) en un depósito de la empresa FedEx cercano al aeropuerto de Indianápolis en el que trabajan 4.500 personas. McCartt contó que el sospechoso llegó al lugar en auto, se bajó en el estacionamiento y empezó a disparar discrecionalmente. “No hubo un enfrentamiento, solo empezó a disparar afuera y luego continuó dentro del edificio”.

Genae Cook, portavoz de la Policía, habla con una persona que busca información sobre las personas que se encontraban dentro del edificio de FedEx (Mykal McEldowney/The Indianapolis Star vía AP)
Genae Cook, portavoz de la Policía, habla con una persona que busca información sobre las personas que se encontraban dentro del edificio de FedEx (Mykal McEldowney/The Indianapolis Star vía AP)

El subjefe de la Policía confirmó que el asesino actuó con un rifle y se suicidó poco antes de que llegaran los oficiales al edificio. “Cuando llegamos ya había terminado todo. No duró mucho, fueron pocos minutos”, reveló.

Pero hasta allí llegan las certezas. “Es muy poco lo que podemos decir porque estamos tratando de identificar a todos los que estaban allí y no pudimos identificar al sospechoso. Tenemos pistas, pero hasta que no identifiquemos a todos no podemos decir nada. Hay muchas cosas que siguen bajo investigación”, dijo McCartt.

Personas aguardan noticias en las afueras del lugar donde se produjo el tiroteo (Mykal McEldowney/ The Indianapolis Star vía AP)
Personas aguardan noticias en las afueras del lugar donde se produjo el tiroteo (Mykal McEldowney/ The Indianapolis Star vía AP)

Por su parte, el alcalde Hogsett dio un mensaje de consuelo a las víctimas y apoyó la investigación policial. “Indianápolis fue revisitada anoche por el flagelo de la violencia armada, que ya ha matado a demasiadas personas en nuestra comunidad y en nuestro país. Aunque sabremos más de este caso en los próximos días y semanas, ninguna información va a devolver las vidas que fueron tomadas, ni la paz que fue destrozada”, afirmó.

Cook había dado anoche algunos detalles sobre el traslado de los heridos y su estado: “Nos han informado de que varias personas con heridas han sido transportadas a hospitales locales o que se han trasladado ellos mismos a hospitales locales. Sabemos que teníamos cuatro personas transportadas en ambulancia, una en estado crítico, con heridas de bala”.

Las primeras imágenes de la zona donde ocurrió el tiroteo

Un comunicado difundido por la Policía Metropolitana señala que “la Oficina del Forense del Condado de Marion (MCCO) determinará la forma exacta y la causa de la muerte. La MCCO dará a conocer el nombre de los difuntos una vez que se haya realizado la notificación adecuada a los familiares más cercanos”. Varios de estos familiares fueron alojados en instalaciones especiales de la empresa a la espera de que avance el trabajo de la policía.

La compañía FedEx emitió un comunicado en el que asegura: “La seguridad de nuestra prioridad más alta y nuestros pensamientos están con todos los afectados por el tiroteo”. Afirman, además, que trabajan para tener “mayor información y cooperar con la investigación de las autoridades”.

El comunicado de FedEx
El comunicado de FedEx

McCartt contó que están en busca de posibles videos registrados por las cámaras de seguridad de la empresa, con la expectativa de poder reconstruir lo sucedido. Pero no brindó más detalles al respecto.

Cook dijo que la escena dentro del depósito era “desgarradora” y que “los oficiales respondieron, entraron e hicieron su trabajo”.

Además, pidió apoyar a los familiares que han perdido a sus seres queridos: “Necesitamos apoyarnos unos a otros y entender que habrá personas que se van a sentir emocionalmente molestas y tenemos que apoyarlas, independientemente de cualquier circunstancia. Esto es una tragedia, pero a pesar de todo, lo superaremos”.

Los familiares de las víctimas del tiroteo en la sede de FedEx de Indianapolis fueron alojados en una dependencia de la empresa a la espera de que finalice el trabajo de la Policía (The Indianapolis Star vía AP)
Los familiares de las víctimas del tiroteo en la sede de FedEx de Indianapolis fueron alojados en una dependencia de la empresa a la espera de que finalice el trabajo de la Policía (The Indianapolis Star vía AP)

Tiroteos en las últimas semanas

En las últimas semanas ha habido un repunte de tiroteos en Estados Unidos. El 22 de marzo, en un supermercado de Colorado, ocurrió el peor de ellos con 10 muertos.

Una semana antes, el 16 de marzo, un hombre mató a ocho personas en diversos ataques a locales asiáticos de masajes.

Casi 40.000 personas mueren cada año en Estados Unidos a causa de las armas, y más de la mitad son suicidios.

(Con información de EFE, Europa Press y AFP)

SEGUIR LEYENDO: