El video de la muerte de un joven afroamericano a manos de la policía desata protestas en EEUU

Daunte Wright, de 20 años, murió tiroteado por “accidente” cuando conducía por Brooklyn Center, un suburbio de Minneapolis el domingo

Asesinato de Daunte Wright

El agente de la Policía que mató este domingo en Minneapolis a un joven afroamericano habría confundido su pistola con el táser, según se desprende de la cámara que llevaba el propio policía, que grabó lo ocurrido.

La Policía de Brooklyn Center publicó este lunes la grabación de la cámara del policía, en la que se ve al agente aproximándose al vehículo Daunte Wright, de 20 años, y pidiéndole que salga del coche. Los agentes intentan maniatar a Wright, pero se zafa y se vuelve a meter en su vehículo.

Entonces el agente saca un arma y grita “¡Táser!” y después de disparar se lamenta de inmediato “¡Mierda! Le he disparado”, afirma, según el audio de la grabación.

“Cuando vi el video y escuché las órdenes del agente, deduje que tenía intención de sacar el táser, pero disparó al señor Wright con una sola bala”, apuntó el jefe de la Policía de Brooklyn Center, Tim Gannon, según recoge la prensa local.

Después de verlo y de ver la reacción del agente lamentándose de inmediato, creo que ha sido una utilización accidental que resultó en la trágica muerte del señor Wright”, argumentó.

Mientras tanto, Minneapolis vivió este lunes su segunda noche de protestas pese al inicio de un toque de queda en esta ciudad del norte de Estados Unidos, agitada tras la muerte supuestamente accidental de Wright, mientras se desarrolla el juicio por el asesinato de George Floyd.

Un joven es socorrido luego de ser herido en las protestas por la muerte de Daunte Wright. STEPHEN MATUREN
Un joven es socorrido luego de ser herido en las protestas por la muerte de Daunte Wright. STEPHEN MATUREN

Más temprano, el presidente Joe Biden se pronunció sobre el incidente ocurrido el fin de semana, en el que murió el afroestadounidense Daunte Wright, y dijo que las manifestaciones pacíficas son comprensibles.

Sin embargo, dijo que “no hay absolutamente ninguna justificación” para los pillajes.

Después de protestas la noche del domingo, el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, decretó un toque de queda que entró en vigor desde las 19H00 (00H00 GMT del martes) de este lunes, también en la vecina Saint Paul y en los tres condados del área metropolitana, incluyendo Hennepin, donde ocurrió el incidente.

Wright, de 20 años, murió tiroteado por “accidente” cuando conducía por Brooklyn Center, un suburbio de Minneapolis el domingo, según la policía.

Los agentes habían ordenado detener al conductor del vehículo por una infracción de tránsito. Cuando descubrieron que tenía una orden de detención pendiente, intentaron arrestarlo.

Al toque de queda se suma el despliegue de un millar de soldados de la Guardia Nacional para evitar más desbordes.

Los oficiales de policía hacen fila frente a la estación de policía del Brooklyn Center mientras la gente protesta después de que un oficial disparó y mató a un hombre negro en el Brooklyn Center, Minneapolis, Minnesota el 11 de abril de 2021.  (Photo by Kerem Yucel / AFP)
Los oficiales de policía hacen fila frente a la estación de policía del Brooklyn Center mientras la gente protesta después de que un oficial disparó y mató a un hombre negro en el Brooklyn Center, Minneapolis, Minnesota el 11 de abril de 2021. (Photo by Kerem Yucel / AFP)

Pero, haciendo caso omiso a la disposición de la alcaldía, decenas de manifestantes continuaron agitando sus pancartas y cantando consignas bajo la lluvia, frente a la estación de policía de Brooklyn Center City.

Este lunes, el comandante de la policía de esa localidad, Tim Gannon, señaló que el incidente fue “accidental”, y dijo que la agente involucrada no quería disparar, pero que confundió su arma de fuego con su pistola inmovilizadora o taser.

Fue una descarga accidental que resultó en la trágica muerte” de Wright.

La policía, que según su superior era una agente experimentada, fue suspendida y su nombre no ha trascendido.

Esta nueva muerte de un ciudadano negro a manos de la policía revivió el trauma de una ciudad que sufrió varias noches de incidentes tras la muerte de George Floyd, un afroestadounidense, el pasado 25 de mayo.

Protestas en Nueva York por la muerte de Daunte Wright. REUTERS/Shannon Stapleton
Protestas en Nueva York por la muerte de Daunte Wright. REUTERS/Shannon Stapleton

En la noche del domingo la policía disparó gases lacrimógenos para dispersar a una multitud afuera de la estación de policía local.

Tras los incidentes, la defensa del ex agente acusado por la muerte de Floyd, Derek Chauvin, le pidió al juez que dirige el proceso que aislara al jurado, preocupado de que las protestas pudieran influir en su decisión.

Pero tanto la fiscalía como el juez se negaron a aislar al jurado.

Los vamos a aislar el lunes, que es cuando anticipamos los alegatos de cierre”, indicó el magistrado.

Chauvin enfrenta cargos de asesinato y homicidio por su rol en la muerte de Floyd, después de inmovilizarlo colocándole su rodilla en el cuello cuando le arrestaba por supuestamente haber pagado con un billete falso.

(Con información de Europa Press y EFE)

SEGUIR LEYENDO: