El Pentágono anunció que levantará las restricciones en el Ejército para las personas trans impuestas por Trump

Las nuevas medidas entrarán en vigor en 30 días, ha explicado Kirby, y no solo con ellas se permitirá la entrada de estas personas en el Ejército, sino que además podrán contar con el acceso a la atención y a los tratamientos médicos que consideren oportunos

El portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, quien indicó que las nuevas disposiciones del Departamento de Defensa permiten a los miembros del colectivo transgénero alistarse y servir con el género con el que se identifiquen
El portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, quien indicó que las nuevas disposiciones del Departamento de Defensa permiten a los miembros del colectivo transgénero alistarse y servir con el género con el que se identifiquen

El portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, John Kirby, ha avanzado este miércoles que se revertirán algunas de las políticas impuestas por la anterior Administración de Donald Trump.

Kirby ha señalado que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, “cree firmemente que la fuerza prospera cuando está compuesta por diversos estadounidenses que pueden cumplir con los altos estándares del servicio militar”, así como “una fuerza inclusiva que fortalezca la seguridad nacional”.

Las nuevas medidas entrarán en vigor en 30 días, ha explicado Kirby, y no solo con ellas se permitirá la entrada de estas personas en el Ejército, sino que además podrán contar con el acceso a la atención y a los tratamientos médicos que consideren oportunos.

Este anuncio aperturista contrasta con la beligerancia mostrada por el expresidente Trump, quien en 2017 escribió en Twitter que las “personas transgénero de ninguna manera servirían en el Ejército de Estados Unidos”, ya que además acarrearían “enormes costos médicos y trastornos”.

Con su entrada en la Casa Blanca, el presidente, Joe Biden, firmó una orden ejecutiva en la que instaba a los mandos militares revisar todas estas restricciones anteriores, puesto que lo esencial, subrayó, era “permitir que todos los estadounidenses cualificados puedan servir a su país”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se convirtió este miércoles en el primer mandatario estadounidense que conmemora el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, y pidió respetar “el valor y la dignidad” de todas las personas transgénero en el país.

Biden emitió la primera proclamación presidencial de Estados Unidos con motivo de esa jornada, que se celebra a nivel internacional desde 2009 y busca combatir la discriminación y los ataques que sufre desproporcionadamente la población trans a nivel global.

“Los estadounidenses transgénero hacen que nuestra nación sea más próspera, vibrante y fuerte. Urjo a los estadounidenses a unirse a nosotros para celebrar el valor y la dignidad de cada persona transgénero”, escribió Biden en la proclamación, difundida por la Casa Blanca.

El comunicado de Biden coincide con una polémica en Estados Unidos por los intentos de políticos conservadores en 29 estados del país de prohibir que niñas y mujeres transgénero participen en deportes femeninos, algo que ha generado denuncias de figuras como la futbolista y campeona olímpica Megan Rapinoe.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

Las personas transgénero en Estados Unidos tienen más de cuatro veces más probabilidades que las cisgénero de sufrir violencia en su contra, incluidas violaciones y otros abusos sexuales, según un estudio de este mes del Instituto Williams de la Universidad de California, en Los Ángeles.

“La crisis de violencia contra las mujeres transgénero, especialmente las que no son de raza blanca, es una mancha en la conciencia de nuestra nación”, sentenció Biden.

En general, continuó el presidente, “demasiadas personas transgénero, tanto adultas como niños, afrontan todavía barreras sistémicas a su libertad e igualdad”.

Recordó que casi uno de cada tres estadounidenses trans “se han quedado sin hogar en algún momento de su vida”, y siguen afrontando “discriminación en el empleo, la vivienda, la sanidad y los servicios públicos”.

Por eso, Biden pidió al Senado del país que apruebe el proyecto de Ley de Igualdad, que prohibiría la discriminación de personas del colectivo LGBTQ+ en ámbitos como la educación, la vivienda o el empleo, y a la hora de recibir créditos o servir como miembro de un jurado, entre otros.

Esa propuesta, que ya recibió la luz verde de la Cámara Baja en febrero, “serviría como legado duradero de la valentía y fortaleza del movimiento LGBTQ+”, aseguró Biden.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, también conmemoró el Día de la Visibilidad Transgénero en un comunicado, en el que se comprometió a trabajar con otros Gobiernos del mundo para “combatir la criminalización de quienes son LGBTQI+, proteger a los refugiados y solicitantes de asilo LGBTQI+” y atajar los abusos contra esa población.

El 0,6 % de los estadounidenses se identifican como transgénero, una proporción que sube al 2 % en el caso de los miembros de la generación Z, que tienen entre 18 a 23 años, según una encuesta de febrero de la consultora Gallup.

(Con información de Europa Press)

SEGUIR LEYENDO: