Más de 16 millones de estadounidenses ya votaron en las elecciones presidenciales

Los niveles de sufragios anticipados continúan avanzando a un nivel sin precedentes conforme más estados abren las urnas. Los simpatizantes de Joe Biden dominan las cifras provisionales

Urna de votación (Reuters)
Urna de votación (Reuters)

El voto anticipado continúa su rápido avance en las elecciones estadounidenses, superando la marca de 16 millones de votos enviados, cuando faltan menos de tres semanas para el día central de los comicios que disputan Donald Trump y Joe Biden.

El alza, impulsada principalmente por la pandemia y la intención de reducir el riesgo de contagios, viene siendo monitoreada por la base de datos Election Project, una iniciativa apartidaria que se construye con la información oficial de los estados que ya iniciaron el proceso. Hasta este jueves, 16.074.343 de estadounidenses ya sufragaron, ya sea por correo o en persona.

Michael McDonald, profesor de la Universidad de Florida que dirige la base de datos, resaltó que el número de votantes sería aún mayor, ya que los registros completos no están disponibles para todos los estados. Aún así, las cifras vistas en los últimos días no tienen precedentes y han pulverizado los registros previos.

La cifra ya representa el 11% del total de votos registrados en 2016.

Es una incógnita saber con certeza si la participación subirá o bajará con respecto a la última elección, pero a esta altura del proceso menos de cinco millones de personas habían enviado su voto hace cuatro años. En esa elección, 50 millones de estadounidenses votaron anticipadamente (del total de 136 millones), pero las encuestas indican que ahora un 60% de encuestados planea votar por correo o antes de la fecha principal, el 3 de noviembre.

Largas filas para el voto anticipado en Atlanta, Georgia (Reuters)
Largas filas para el voto anticipado en Atlanta, Georgia (Reuters)

Como ejemplo del aluvión de votos, en Georgia, un estado clave y muy señalado por intentos de supresión de participación electoral, las filas se alargaron aún más de lo normal, con esperas de más de cinco horas, porque el sistema sufrió un colapso parcial. En California, las cifras multiplican por 10 los niveles de 2016: el miércoles las autoridades reportaron 1.511.522 votos recibidos, en comparación con los 150 mil que habían sido enviados a esta altura de la campaña hace cuatro años. Por su parte, Vermont ya alcanzó el 35% del total de sufragios de la última elección presidencial.

McDonald explicó que hay tres factores para el aumento registrado: el temor a las aglomeraciones, la flexibilización de las leyes para ampliar el voto anticipado y un mayor entusiasmo de los votantes. Según su análisis, en base a la cantidad de donaciones de campaña y las encuestas sobre interés en la política, este año se podría alcanzar los 150 millones de votantes, la cifra más alta de la historia y la tasa de participación más alta desde 1908.

Entre los estados con la votación en marcha (cada uno tiene sus propias normas y plazos), hay 14 de ellos que ofrecen información sobre los votantes: el 56% de ellos están registrados como demócratas y el 23% como republicanos. Esto, sin embargo, no debe ser tomado como una proyección para los resultados de noviembre, debido a que las encuestas ya adelantaban una división partidaria entre quienes planeaban votar anticipadamente. Se espera que el grueso de los conservadores vote presencialmente el día de la elección, aunque el pronóstico podría cambiar tras el contagio del presidente y el estado de la pandemia en cada distrito.

Algunos estados todavía no han iniciado la votación. Otros, solo la han habilitado por correo (Reuters)
Algunos estados todavía no han iniciado la votación. Otros, solo la han habilitado por correo (Reuters)

Florida, una de las batallas claves para el colegio electoral, es el estado que más votos anticipados ha registrado hasta la fecha, con 1,9 millones de sufragios, con una tendencia similar al del resto de estados analizados, aunque ligeramente más estrecha: el 50% está registrado como demócrata y el 29% como republicano.

A su vez, Texas, que ofrece pocas excepciones para el voto por correo, inició esta semana el voto anticipado presencial y ya está cerca de alcanzar el millón de participantes.

Filas en Houston, Texas (Reuters)
Filas en Houston, Texas (Reuters)

La mayoría de las boletas no comenzarán a ser contadas hasta que se cierren las urnas el 3 de noviembre, pero los datos provisionales son analizados a fondo por las campañas. Por el momento, los demócratas siguen con atención el porcentaje de boletas enviadas (con respecto a las solicitadas), para recordar a los votantes a depositar los sobres. En tanto, los republicanos reevalúan su estrategia de apuntar principalmente a la jornada central.

Conforme más avanza la votación, menos tiempo le queda a Donald Trump para recuperar el terreno perdido en las encuestas. El primer millón de votos se alcanzó incluso antes del primer debate entre los dos principales candidatos, y cada vez le queda menos tiempo para lograr cambiar de opinión a los votantes, teniendo en cuenta que los sondeos lo ubican 10 puntos por detrás de Biden.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El epidemiólogo de la Casa Banca se quejó por ser incluido en un video de campaña de Trump: “Nunca apoyé a ningún candidato”

Donald Trump pidió vencer a la “izquierda radical” en su primer mitin post COVID-19

MAS NOTICIAS