El trumpismo celebra y gana confianza: “¿Dicen que gana Biden? En 2016 decían que ganaba Hillary...”

En un sábado de calor pegajoso en Washington, el presidente entusiasmó a sus seguidores y advirtió de que el Partido Demócrata llevará al país “al comunismo”

Especial para Infobae


A 500 metros de la Casa Blanca, los trampistas que no pudieron ingresar al acto mostraron su fervor
A 500 metros de la Casa Blanca, los trampistas que no pudieron ingresar al acto mostraron su fervor

Desde Washington D.C- Media hora antes de que Donald Trump saliera a uno de los balcones de la Casa Blanca para saludar a sus simpatizantes, una médica hacía una afirmación notablemente ominosa en CNN: “Mi predicción es que hay gente que va a perder la vida por participar en esta manifestación”. Los trumpistas de alma que ingresaron a los jardines de la Casa Blanca y aquellos que siguieron el acto a 500 metros de distancia se sentían diferente: para ellos fue un sábado de gloria.

Una pareja de Michigan que se negó a dar su nombre, pero confía en que Trump volverá a dar la sorpresa, tal como lo hizo hace cuatro años
Una pareja de Michigan que se negó a dar su nombre, pero confía en que Trump volverá a dar la sorpresa, tal como lo hizo hace cuatro años

Somos de Michigan, estamos de vacaciones en Washington y nos enteramos de que el presidente hablaba hoy”, explicó con entusiasmo a Infobae una pareja de mediana edad, tanto él como ella vistiendo la gorra roja con el slogan “Make America Great Again” en el calor pegajoso de Washington. Sin acceso a los jardines de la sede del gobierno estadounidense, ambos debieron contentarse con seguir en sus celulares el discurso de Trump y con verlo lejos, bien de lejos.

“Es cierto, pero saber que él está ahí y nosotros también es como... cool”, destacó ella. Un rato antes, un hombre había pasado junto a la pareja mascullando un “¡pónganse el barbijo!”. Ambos se ríen: “Las reglas para el uso de las mascarillas son absurdas, y aquí, al aire libre, con esta hermosa brisa y rodeados de gente saludable, difícilmente nos contagiemos”.

No quieren dar sus nombres porque desconfían de los medios “tomados por la izquierda”, pero no tienen dudas de que habrá cuatro años más de Trump en la Casa Blanca. “¿Que las encuestas dicen que gana Biden? Sí, en 2016 decían que ganaba Hillary”.

A cinco metros de la pareja de Michigan está Samuel Gutiérrez, estadounidense de origen mexicano. Viste una gorra que dice Biden-Harris. ¿No tiene miedo de señalarse de esa manera en medio de decenas de trumpistas? “Para nada, no tengo miedo de venir, ¡somos un país libre! Siempre vengo con esta gorra, no me pasa nada”, dice el empleado bancario de 31 años.

Samuel Gutiérrez votará a Biden y no teme presentarse con su gorra en un acto de Trump: "Somos un país libre"
Samuel Gutiérrez votará a Biden y no teme presentarse con su gorra en un acto de Trump: "Somos un país libre"

Lo de “país libre” se usa para sostener posiciones de todo tipo, entre ellas la de no llevar barbijo. Es el argumento que usa en parte Michael Yadeta, un estadounidense de origen etíope que a sus 35 años se presentó en las primarias republicanas para la Cámara de Representantes. No le fue bien, pero su pasión por la política está intacta. Y su capacidad para argumentar no tiene límites, lo que lo lleva a afirmaciones asombrosas.

“Estoy acá para apoyar al presidente. Mi familia es del partido demócrata, pero yo siempre fui republicano. ¿Que por qué no llevo barbijo? Bueno, hay gente que dice que sí o que no a las armas. Somos libres, ¡esto es América! Además, si nos ponemos el barbijo, ¿cómo se supone que respiramos? Nos entra cada vez menos oxígeno, y si la ajustas demasiado mueres en 5 o 6 minutos. En tu nariz hay folículos que te protegen de que entren gérmenes y permiten el aire limpio”.

Medio kilómetro más allá, Trump se entusiasma desde el balcón. “No debemos dejar que nuestro país se convierta al socialismo”, dice, y al profundizar en las propuestas del Partido Demócrata redobla la apuesta: “Esto no es socialismo... va más lejos que eso... ¡Sí, es comunismo!”, dice enfervorizado dejándose llevar por lo que el grupo de invitados a la Casa Blanca le grita desde el jardín.

Ya fuera del acto, Trump tarda apenas minutos en lanzar una andanada de tweets. Uno de ellos apunta directamente a Colombia, se alegra por la liberación del ex presidente Álvaro Uribe, al que define como “aliado” de su país en la “lucha contra el castro-chavismo”. Trump ve a Biden “débil ante el socialismo” y anticipa que “traicionará a Colombia”. El comunismo habrá tenido su apogeo en la Guerra Fría, pero está más vivo que nunca en la carrera de 2020 hacia la Casa Blanca.

MÁS SOBREE STE TEMA:

Donald Trump encabezó su primer evento en la Casa Blanca tras contraer el Covid-19: “Me siento genial”


MAS NOTICIAS