Quiénes son las candidatas que estudia Donald Trump para nominar a la Corte Suprema como reemplazo de Ruth Bader Ginsburg

El mandatario dijo que está considerando a cinco mujeres en su lista, entre ellas una hija de cubanos exiliados y una ferviente antiabortista

Donald Trump (Reuters)
Donald Trump (Reuters)

“Será una mujer, una mujer muy talentosa y muy brillante”, adelantó Donald Trump, sobre la persona que nominará a la Corte Suprema esta semana. Este lunes, dio algunas pistas más sobre quién podría ser su elegida para completar el máximo tribunal, en reemplazo de la recientemente fallecida Ruth Bader Ginsburg.

El presidente, que anunciará su decisión el viernes o sábado, cuando finalicen los servicios fúnebres de la reconocida jueza, indicó que tiene a cinco personas en su lista, en la que los medios señalan a dos abogadas como las principales candidatas.

Se trata de Amy Coney Barrett y Barbara Lagoa, que fueron elogiadas este lunes por Trump en una entrevista en Fox News.

Barbara Lagoa

“Es excelente, es latina, una mujer magnifica”, dijo Trump sobre Lagoa, una abogada de 52 años, hija de exiliados cubanos de Miami. “Nos encanta Florida”, añadió el presidente, con la mira puesta en un estado clave para la elección de noviembre.

La jueza Barbara Lagoa (Reuters)
La jueza Barbara Lagoa (Reuters)

Lagoa fue nominada en enero de 2019 a la Corte Suprema de Florida por el gobernador Ron DeSantis y pocos meses después por Trump para la Corte de Apelaciones del 11° Circuito, en Atlanta, cargo que ocupa tras una votación bipartidista en el Senado.

De llegar a la Corte Suprema de Justicia, sería la segunda persona hispana en ocupar este cargo vitalicio, después de Sonia Sotomayor, de origen puertorriqueño, propuesta en 2009 por el entonces presidente Barack Obama.

Amy Coney Barrett

Barrett es una jueza del Tribunal de Apelaciones del 7º Circuito. Se graduó en el Rhodes College y en la escuela de leyes de Notre Dame y fue secretaria del ex juez de la Corte Suprema Antonin Scalia.

Amy Coney Barrett (AP)
Amy Coney Barrett (AP)

De la veintena de nombres que figuraban en una lista tentativa divulgada semanas atrás por Trump, Barrett, una católica fervientemente antiabortista, está considerada entre los más conservadores. La magistrada se presenta a sí misma como un “tipo diferente de abogada”, y considera que una “carrera legal no es más que un medio para un fin...y ese fin es la construcción del reino de dios”.

Por otro lado, los conservadores saludan a una mujer que consideran “brillante” e “impresionante”. En internet, sus fanáticos han comenzado a publicar memes de ella vestida como Superman. Está casada con Jesse Barrett, un ex fiscal federal que ahora es socio en una firma legal de South Bend, Indiana. La pareja tiene siete hijos, incluidos dos adoptados en Haití y uno con necesidades especiales.

Joan Larsen

Larsen es una jueza de la Corte de Apelaciones de EE.UU. del 6º Circuito. Se graduó en la Universidad del Norte de Iowa y en la Facultad de Derecho de la Universidad Northwestern y también fue asistente legal del fallecido Scalia.

En la entrevista, Trump dijo que estaba considerando a “una grandiosa de Michigan”, en probable referencia a Larsen.

Allison Jones Rushing

Rushing, de solo 38 años, es una jueza de la Corte de Apelaciones del 4º Circuito. Fue secretaria del juez de la Corte Suprema Clarence Thomas y luego Neil Gorsuch en la Corte de Apelaciones para el 10º Circuito. Se graduó en la Universidad de Wake Forest y en la Facultad de Derecho de la Universidad de Duke.

Trump comentó que una de las candidatas que estudia “podía estar en la corte por 50 años”, y lo enrostró a sus rivales: “Las cabezas de los demócratas explotarían” con esa posibilidad, afirmó.

Otras abogadas que estuvieron circulando como posibles candidatas, aunque con menos fuerza, son Allison Eid, Britt Grant, Martha Pacold, Sarah Pitlyk, Margaret Ryan, Diane Sykes y Kate Todd

Para refrendar a un nuevo miembro de la Corte, el Senado necesita una mayoría simple, algo que podría conseguir si los 53 republicanos se mantienen fieles a Trump. Así, puede permitirse perder tres votos oficialistas, ya que en caso de empate, define el vicepresidente, Mike Pence. No obstante, ya hubo dos senadoras republicanas moderadas que anunciaron que no apoyan una votación antes de las elecciones.

Trump también descartó el deseo expresado por Ginsburg en su lecho de muerte, donde, según su familia, dijo que tenía la ferviente intención de que su reemplazo sea nominado por el candidato que gane las elecciones en noviembre. El mandatario dijo que ese mensaje probablemente fue escrito por los líderes demócratas, pese a que fue anunciado por una nieta de la jueza.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Una vacante en la Corte Suprema añade incertidumbre a las elecciones

Nueva encuesta: los latinos prefieren a Joe Biden frente a Donald Trump y reprueban el mandato del presidente

Donald Trump confirmó que anunciará a su candidata para la Corte Suprema este viernes o sábado

MAS NOTICIAS