Cuáles son las zonas de Nueva York mejor preparadas para hacer frente a una segunda ola de coronavirus

Las autoridades de la ciudad realizaron una masiva prueba de anticuerpos a casi un millón y medio de habitantes. Los barrios más golpeados en el pico de la pandemia, como Corona en Queens, se prevé que podrían sufrir menos un rebrote de la Covid-19

En un código postal de Corona, Queens, más del 51% de las personas dieron positivo en anticuerpos contra el coronavirus (REUTERS/Shannon Stapleton)
En un código postal de Corona, Queens, más del 51% de las personas dieron positivo en anticuerpos contra el coronavirus (REUTERS/Shannon Stapleton)

La ciudad de Nueva York publicó el martes más de 1,46 millones de resultados de pruebas de anticuerpos realizadas a sus habitantes para conocer más en detalle cómo penetró el coronavirus en cada una de las zonas de la ciudad.

Se trata de la mayor prueba realizada hasta la fecha, abarcando a más del 15% de los residentes neoyorquinos. Según reporta The New York Times, incluye todos los resultados de las pruebas de anticuerpos entregados al Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York.

“Esto nos da una idea a un nivel más profundo de la magnitud de la penetración de la infección en la población”, explicó Wafaa El-Sadr, profesor de epidemiología de la Universidad de Columbia.

Entre marzo y abril Nueva York se vio duramente afectada por el coronavirus, a tal punto que para ese entonces se ubicaba como el estado más golpeado por la pandemia en Estados Unidos.

Las autoridades señalaron que algunas de las zonas que se vieron más afectadas por la Covid-19 en los primeros meses, ante una posible segunda ola de contagios masivos pueden estar mejor paradas.

Una imagen del desconfinamiento progresivo de Nueva York tras el pico de contagios. Pero la ciudad aún podría sufrir una segunda ola (EFE/Etienne Laurent/Archivo)
Una imagen del desconfinamiento progresivo de Nueva York tras el pico de contagios. Pero la ciudad aún podría sufrir una segunda ola (EFE/Etienne Laurent/Archivo)

Es cierto que aún no hay grandes certezas sobre el grado de protección contra el coronavirus que pueden ofrecer los anticuerpos, o cuánto tiempo puede durar esa protección. Pero los barrios con más residentes infectados en el punto álgido del brote, a priori pueden tener menos probabilidades de estar entre los más afectados ante una eventual segunda ola.

Caso contrario, los barrios en los que pocos residentes se han infectado pueden ser más vulnerables en caso de un resurgimiento masivo del brote.

Algunos investigadores explicaron que la inmunidad de grupo puede requerir que cerca de la mitad de las personas de una comunidad presenten anticuerpos. Otros, en tanto, han sugerido que el umbral debe ser más alto, más cercano al 70%.

Los resultados, barrio por barrio

El barrio de Corona (Queens), predominantemente hispano con muchos trabajadores de la construcción y empleados de restaurantes, fue el que tuvo más casos positivos de anticuerpos. Pese a la pandemia, muchos de sus habitantes se vieron obligados a trabajar, aumentando el riesgo de infección.

Nueva York realizó la mayor prueba de anticuerpos, analizando a casi un millón y medio de personas (REUTERS/Mike Segar)
Nueva York realizó la mayor prueba de anticuerpos, analizando a casi un millón y medio de personas (REUTERS/Mike Segar)

Cerca del 23% de los residentes fue sometido a la prueba de anticuerpos. Los resultados mostraron que el 51,6% de las personas que se hicieron la prueba en un código postal de Corona dieron positivo.

El segundo índice más alto de pruebas de anticuerpos positivas fue el del vecindario de Borough Park, ubicado en el sur de Brooklyn: más del 46,8% dio positivo.

Borough Park cuenta con una gran comunidad de judíos jasídicos, donde los hogares grandes son muy comunes, y la forma de vida comunitaria y muy unida -según los especialistas- puede haber sido un factor determinante a la hora de la alta transmisión del virus.

East Elmhurst, vecindario residencial en la sección noroeste del distrito de Queens, registró el tercer índice más alto de pruebas de anticuerpos positivas, con un 45,7%.

La tasa más baja, por su parte, provino de un pequeño barrio de Queens con sólo un par de cuadras de costa en la ciudad de Long Island. Allí la tasa fue del 12,4%.

Manhattan fue la zona en la que se registraron menos casos positivos de anticuerpos (REUTERS/Mike Segar)
Manhattan fue la zona en la que se registraron menos casos positivos de anticuerpos (REUTERS/Mike Segar)

Las siguientes tasas más bajas se dieron en Manhattan, donde en varios códigos postales menos del 13% de las personas examinadas tenían anticuerpos. En el Upper East Side y en el Upper West Side el índice fue del 12,6%.

En Brooklyn, el menor índice de pruebas de anticuerpos positivas se registró en Park Slope, un vecindario rico y predominantemente blanco. Sólo el 13,2% dio positivo.

A raíz de estos datos, las autoridades llegaron a la conclusión de que en los vecindarios con más alto índice de pobreza, más del 30% de los examinados tenían anticuerpos de coronavirus. En aquellos con menores índices de pobreza, en tanto, alrededor del 18,5% registraron anticuerpos.

Los datos, no obstante, no incluyeron un desglose por raza o etnia. Otros datos sí han demostrado que los neoyorquinos afroamericanos e hispanos registraron tasas significativamente más altas de contagios, en relación con los blancos de poder adquisitivo más alto.

Pero la situación se puede invertir ante una posible segunda ola de contagios masivos, y los que se vieron menos afectados en el pico más alto del brote, pueden llegar a registrar índices más altos de contagios ante la menor inmunidad comunitaria que poseen hoy en día.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Rebrote de coronavirus y nuevas restricciones en Europa: la situación en los países más comprometidos

Los últimos mapas y gráficos de la pandemia


MAS NOTICIAS