La bolsa de Nueva York cerró una jornada de ganancias impulsadas por las señales de reapertura económica

El gobernador Andrew Cuomo dio el tradicional campanazo para el comienzo de las sesiones, tras dos meses de cierre e intercambios virtuales por la pandemia de coronavirus. El Dow Jones pasó los 25 mil puntos por primera vez desde el 10 de marzo

(Reuters)
(Reuters)

Wall Street cerró una jornada con ganancias en las operaciones del martes y los índices Dow Jones y S&P superaron importantes barreras técnicas, ya que la reapertura de negocios y el optimismo sobre una potencial vacuna para el coronavirus ayudaba a los inversores a pasar por alto la tensión entre Washington y Beijing.

A dos meses del cierre del piso de negociaciones en Manhattan ante la pandemia, el parqué reabrió con un campanazo dado por el gobernador Andrew Cuomo, cubierto con una mascarilla y bajo el lema “juntos somos más fuertes”.

Campaña de apertura en Wall Street

Al cierre, el promedio industrial Dow Jones creció un 2,17% hasta llegar a los 24.995,11, aunque durante la jornada llegó a superar los 25.000 puntos, una marca que no alcanzaba desde el 10 de marzo. Por su parte, el S&P 500 logró una suba del 1,23% a 2.991,77 puntos, habiendo pasado en un momento la barrera psicológicamente clave de 3.000 unidades por primera vez desde el 5 de marzo. En tanto, el Nasdaq Composite apenas creció un 0,17%, o un 1,89%, a 9.340,22 puntos.

Donald Trump celebró en su Twitter los avances y exclamó: “Los estados de reabrir lo antes posible. La Transición hacia la Grandeza ha comenzado, antes de lo programado. Habrá altas y bajas, pero el próximo año será uno de los mejores de la historia”.

El regreso tras estos más de dos meses no será normal puesto que los brokers deberán usar mascarillas, someterse a un control de temperatura y seguir reglas estrictas de distanciamiento social, con barreras de plexiglás recientemente erigidas para ayudarlos a mantenerse separados.

La reapertura del piso de negociaciones (Reuters)
La reapertura del piso de negociaciones (Reuters)

Para volver a sus trabajos, los comerciantes de parqué incluso deben firmar una exención de responsabilidad que les impida luego demandar a la Bolsa de Nueva York si se infectan durante el desempeño de su trabajo.

Deben reconocer que regresar al piso podría provocarles “contraer COVID-19, insuficiencia respiratoria, muerte y transmitir el virus a familiares o miembros del hogar y otras personas que también puedan sufrir estos efectos”, según un documento al que ha tenido acceso The Wall Street Journal.

También se les pide a los asistentes que no utilicen el transporte público para limitar las fuentes de contaminación.

En tanto, en la ciudad, capital económica del país, continúa la norma de confinamiento para las empresas al menos hasta junio. La industria financiera, en cambio, se considera una actividad esencial.

El estado de Nueva York se mantiene como el gran epicentro de la pandemia en Estados Unidos, con 361.515 casos confirmados y 30.000 fallecidos. En la ciudad de Nueva York han muerto 21.216 personas y este domingo se informó de 96 nuevas muertes, solo la segunda vez que el número de víctimas mortales del estado cae por debajo de 100 desde finales de marzo.

(Con información de Reuters, AFP y EFE)

MAS NOTICIAS