La vocera del Partido Popular (PP) en el Congreso español, Cayetana Álvarez de Toledo, sufrió un escrache de independentistas en la Plaza Sant Jaume de Barcelona, durante la huelga general catalana de este viernes, que ella sostiene que es “ilegal” y “golpista”. Un grupo de personas la insultó al grito de “fascista”, “perra” y “argentina”; y la acusaron de estar en ese lugar frente a ellos para “provocar”.

Así marchaban, con 20 años, la bandera comunista y un odio visceral. Les dije: ‘A la universidad, a la biblioteca, a estudiar’”, expresó en su cuenta de Twitter en un mensaje que acompañó con una fotografía. También sostuvo: “Españoles de Cataluña, catalanes de España: ‘No desesperéis; no estáis solos. Seguiremos firmes y en pie, defendiendo vuestra libertad en todos los rincones de Cataluña y en todas las circunstancias’. La democracia no hace huelga”.

En la misma red social, compartió dos videos del momento del escrache. Antes del episodio de hoy, la diputada había afirmado que “ésta es una huelga golpista, contra la democracia, contra la justicia, contra los derechos de millones de catalanes”. Desde la dirección nacional del partido, también se afirmó que es una “huelga inútil” y que seguirán luchando por el derecho de todos los españoles.


Cataluña vive este viernes una huelga general convocada por los sindicatos independentistas Intersindical-CSC y Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) para protestar por la sentencia del “procés” y que no es secundada por los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) y que sigue a una noche de altercados con, al menos, once detenidos.

El recuento provisional de la policía catalana a primera hora de este viernes es de once detenidos: cinco en Girona, tres en Tarragona, dos en la zona central y uno en Barcelona.

La capital de la Comunidad Autónoma fue escenario anoche de violentos disturbios por cuarta noche consecutiva, que este jueves también tuvieron como protagonistas a los ultraderechistas que se enfrentaron con radicales independentistas, y apalearon en grupo a un joven durante la misma noche en que hubo nuevos actos de guerrilla urbana de los independentistas que desafiaron a los Mossos d’Esquadra.

A las barricadas, hogueras y quema de mobiliario urbano y objetos de terrazas y comercios, se sumaron al menos, tres agresiones: dos de grupos de extrema derecha a jóvenes independentistas y otra en la que la víctima ha sido al parecer un joven de extrema derecha.

Hoy, grupos de manifestantes cortaron la autopista AP-7 que transcurre paralela a la costa mediterránea a la altura de la localidad fronteriza de la Jonquera (Girona), en sentido sur, y la AP-2 en Tarrés (Lleida) desde antes de las 7:00 horas (5:00 GMT), así como una veintena de carreteras catalanas.

En Girona, un grupo de manifestantes que se había concentrado a las 6:00 horas (4:00 GMT) ante la estación del tren de alta velocidad (AVE), que estaba protegida por un dispositivo policial, emprendió un recorrido por las calles de la ciudad para hacer pintadas y lanzamiento de pintura en fachadas.

Los servicios mínimos decretados en el metro y autobuses de Barcelona y los trenes de Renfe funcionaron con normalidad en las primeras horas de la huelga. Fuentes de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) han informado que el servicio de metro y autobuses trabaja según los servicios mínimos decretados por el Gobierno autonómico. También los trenes de Renfe circularon de madrugada con los servicios mínimos fijados y sin incidentes.

La jornada será intensa en Barcelona, ya que además de la huelga, pasado el mediodía convergerán cinco marchas procedentes de otras tantas ciudades catalanas, y a las cinco de la tarde (15:00 GMT) habrá una gran manifestación.

Las calles de Cataluña están en ebullición desde que el lunes el Tribunal Supremo español impuso penas de entre 9 y 13 años de cárcel a nueve líderes independentistas, implicados en el intento fallido de secesión de 2017.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: