Kim Jong -un y Donald Trump en la cumbre de Singapur el 12 de junio de 2018. (Reuters)
Kim Jong -un y Donald Trump en la cumbre de Singapur el 12 de junio de 2018. (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, protagonizarán un encuentro histórico en la Zona Desmilitarizada (DMZ) que divide la península coreana, para relanzar la aproximación entre los dos países.

Aunque el encuentro difícilmente resolverá las divergencias entre Washington y Pyongyang, posee una carga simbólica insoslayable para dos naciones que hace apenas dos años hablaban de aniquilación y destrucción.

Desde que la DMZ fue implementada en 1953, todos los presidentes estadounidenses (con excepción de George Bush padre) visitaron esa icónica frontera, pero ninguno logró reunirse con un líder norcoreano.

El domingo en Seúl el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in había anunciado el encuentro.

Kim jong un junto a Donald Trump (AFP)
Kim jong un junto a Donald Trump (AFP)

"Los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte se estrecharán las manos por la paz en Panmunjom, el símbolo de división", dijo Moon, al tiempo que Trump apuntó que "deseaba" ese encuentro.

"Entiendo que quieren un encuentro. Veremos qué ocurre", dijo el mandatario estadounidense durante un discurso en Seúl, sin precisar si el líder de Corea del Norte había formalmente aceptado una invitación que le cursó el sábado de saludarse en la Zona Desmilitarizada que divide la península coreana.

Más allá de la posibilidad del encuentro con Kim en la Zona Desmilitarizada, Trump adelantó que viajaría en compañía del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in.

El sábado, el presidente estadounidense sorprendió a todos al publicar un mensaje en Twitter sobre su visita a la Zona Desmilitarizada en la península coreana, e invitar a Kim a un encuentro.

"Cuando esté allí, si el presidente Kim de Corea del Norte ve esto, me gustaría reunirme con él en la frontera para darle la mano y decirle hola (?)!", escribió Trump en Twitter, para sorpresa general.

Trump y Kim mantuvieron un encuentro en febrero en Vietnam, en una reunión que terminó en fracaso ante la imposibilidad de alcanzar cualquier acuerdo sobre el programa nuclear norcoreano.

Tras varios meses de silencio, los líderes intercambiaron cartas y abrieron la vía a una tercera cumbre. La primera reunión ocurrió en junio de 2018 en Singapur.

En abril de 2018 fue en Panmunjom, en la zona desmilitarizada, donde Kim y Moon se reunieron para un apretón de manos histórico en la línea de demarcación que divide la península coreana desde la guerra de Corea (1950-1953).

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: