Donald Trump envió un mensaje a Cuba: "Podríamos abrirnos y vamos a cerrarnos si no se van de Venezuela"

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sugirió que la Casa Blanca podría reconsiderar el descongelamiento de las relaciones económicas entre su país y Cuba: "Podríamos abrirnos. Y vamos a terminar cerrándonos si no se van de Venezuela".

En una entrevista telefónica que concedió a Fox Business para el programa Trish Reagan Primetime, el mandatario dijo que "con las jugadas correctas, a Cuba le podría ir muy bien", en alusión a que La Habana tendría que abandonar toda injerencia en el territorio venezolano a favor de Nicolás Maduro.

"Se escuchan toda clase de rumores", dijo Trump. "Escucho rumores sobre Rusia y escucho mucho sobre Cuba. Y vamos a aplicar un embargo y sanciones muy fuertes a Cuba. Depende de lo que pase. Ellos tienen mucho en juego, también, porque no es que explotan de prosperidad, exactamente, no les va bien".

Pero, para eso, La Habana tendría que dejar de asistir a Maduro. Trump aseguró que, mientras tanto, a Cuba le espera un "embargo muy duro" y que su aplicación "dependerá de lo que pase".

El presidente reiteró así su amenaza expresada por primera vez este martes de recrudecer el embargo a Cuba e imponer sanciones "del mayor nivel".

"Si las Tropas y Milicias Cubanas no cesan inmediatamente sus operaciones militares y de otro tipo con el objetivo de causar muerte y destrucción a la Constitución de Venezuela, se impondrá a la isla de Cuba un embargo completo, junto con sanciones del mayor nivel", tuiteó.

El Gobierno cree que en Venezuela hay unos 25.000 cubanos que actúan supuestamente dentro de la estructura de inteligencia y militar del país caribeño, algo que Cuba ha desmentido al acusar a Washington de "mentir descaradamente". Según Washington, si Maduro sigue en el poder es gracias, en parte, a este apoyo de La Habana.

Donald Trump revirtió la política de descongelamiento de relaciones con Cuba que había impulsado Barack Obama junto con Raúl Castro. (Reuters)
Donald Trump revirtió la política de descongelamiento de relaciones con Cuba que había impulsado Barack Obama junto con Raúl Castro. (Reuters)

A poco de asumir, Trump revirtió el proceso de apertura entre Estados Unidos y Cuba que impulsó su predecesor, Barack Obama, junto al entonces gobernante cubano, Raúl Castro.

La Casa Blanca anunció recientemente que se limitarán las remesas que pueden enviarse a la isla a "USD 1.000 por persona por trimestre", y el Departamento de Estado confirmó que está estudiando eliminar algunas de las doce categorías que permiten a los estadounidenses viajar legalmente a la isla.

Además, la Casa Blanca permitirá a partir de mañana las demandas en tribunales nacionales contra empresas multinacionales que operan en terrenos o inmuebles expropiados en Cuba tras la Revolución de 1959, lo que añade incertidumbre a la inversión y el comercio con la isla.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: