La Guardia Costera decomisó cerca de 8.000 kilogramos de marihuana y cocaína valoradas en 62,5 millones de dólares en cinco interceptaciones realizadas en aguas internacionales del este del Pacífico, informó este jueves la institución federal en un comunicado.

La droga decomisada por tres embarcaciones de la Guardia Costera se descargará esta mañana en su base en el Puerto de los Everglades, al norte de Miami.

La tripulación de la embarcación de la Guardia Costera "Bear" descargará 14.000 libras (6.356 kilogramos) de marihuana y 3.660 (1.660 kilos) de cocaína decomisada en aguas del Pacífico oriental, concretamente cerca de las costas de México, Centroamérica y Suramérica.

La embarcación "Bear" fue la responsable de aprehender en dos operaciones un total de 7.900 libras (3.586 kilos) de marihuana y 300 (136) de cocaína, mientras que el "Valiant" interceptó en una acción contra el narcotráfico un total de 2.700 libras (1.225) de esta última droga.

El "Tornado", por su parte, se incautó de unas 6.100 libras (2.770 kilos) de marihuana y 660 (300) de cocaína.

"No puedo estar más orgulloso de los logros de esta tripulación y de todo el equipo y aliados que continúan a la vanguardia en un esfuerzo por frenar a los contrabandistas que buscan desestabilizar el hemisferio occidental mientras llenan sus bolsillos", dijo el oficial de la Guardia Costera Andrew Dennelly.

Dennelly apuntó que es "a través de interceptaciones exitosas" como esta que se logra "impactar a estas organizaciones criminales".

Como parte de la llamada Estrategia Hemisférica Sobre Drogas, la Guardia Costera y otros organismos como el Departamento de Defensa, Seguridad Nacional, Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) han incrementado su presencia en zonas normalmente utilizadas para el tráfico de drogas por mar.

Con información de EFE