La confusión despertó una enfermedad aún más grave que podría dejarlo sordo (Foto: Especial KKCO)
La confusión despertó una enfermedad aún más grave que podría dejarlo sordo (Foto: Especial KKCO)

Un hombre originario de Colorado, recibió tratamiento de quimioterapias y analgésicos para destruir un tipo de cáncer que le comentaron que era muy raro, pero descubrió que en realidad nunca tuvo la enfermedad.
James Salaz, de Montrose, fue al Hospital Montrose Memorial en 2012 en donde los médicos le realizaron numerosas pruebas antes de encontrar dos anomalías en su pulmón izquierdo.
Al hombre le tomaron una biopsia de pulmón abierto y le dieron un diagnóstico de un extraño cáncer debido al exceso de glóbulos blancos que causaban los supuestos tumores por todo el cuerpo.
A pesar de haberse sometido a un tratamiento inmediato, los síntomas persistían, hasta que se vio obligado a visitar a otro médico que le dijo que en realidad no tenía ningún cáncer, su condición en realidad sólo se debía a la inflamación de los vasos sanguíneos.
"Recién empecé a sentir un dolor debajo de mi axila, fui al hospital donde me hicieron algunas pruebas y luego el médico me dijo que encontraron dos anomalías dentro de mi pulmón izquierdo", dijo Salaz a KKCO en una entrevista.
En el 2012 recibió el diagnóstico de histiocitosis de células de Langerhans (HCL), un cáncer que hace que haya una proliferación anormal de de las células de Langerhans que provienen de la médula ósea y estos son capaces de viajar hasta la piel, y esto provoca que haya más glóbulos blancos que ayuden a combatir la infección.
En este proceso, los glóbulos blancos que están inmaduros se multiplican, y por consecuencia se forman tumores llamados granulomas que pueden provocar daños en los órganos.

Cuatro hospitales más confirmaron el diagnóstico pero él no sentía ninguna mejoría (Foto: KKCO)
Cuatro hospitales más confirmaron el diagnóstico pero él no sentía ninguna mejoría (Foto: KKCO)

Aunque esta enfermedad es diagnosticada con mayor frecuencia en la infancia, entre los dos y tres años, los síntomas pueden aparecer a cualquier edad.
Según narra Dailymail quien contactó a la Asociación de Histiocitosis, se estima que este padecimiento ocurre entre uno o dos adultos por millón.
En su momento, para asegurarse que este haya sido un diagnóstico correcto, Salaz visitó también médicos en Delta, Denver, Grand Junction y Montose, quienes confirmaron este mismo diagnóstico.
"Dijeron que yo era el único caso en Colorado que lo tenía", explicó Salaz.
Montrose, donde vive Salaz, se encuentra en la parte suroeste del estado ubicado cerca del Bosque Nacional Rio Grande.
Durante estos cinco años estuvo recibiendo quimioterapias, medicamentos para el dolor y se hicieron algunas biopsias de pulmón abierto, pero todos los síntomas y los malestares persistían.
Y se pudo percatar de que había vivido en un engaño cuando decidió fue a visitar a su médico de cabecera, el Dr. Choon-Kee Lee en el Centro de Cáncer de San Juan, el cual es dirigido por el Hospital de Montrose y el médico ya no practicaba ahí.
"El Dr. Lee fue despedido … y ni siquiera le dijeron a nadie, de hecho yo aguardaba en la sala de espera una cita y nadie me había dicho nada", dijo Salaz.

Ahora Salaz tiene un problema médico crónico (Foto:KKCO)
Ahora Salaz tiene un problema médico crónico (Foto:KKCO)

Investigaciones de los corresponsales de DailyPress en esa localidad encontraron que el Dr. Lee fue despedido abruptamente de su cargo el 24 de octubre.
El abogado defensor de Salaz dijo que no se les dio ninguna razón para que el médico este fuera cesado de sus funciones.
Salaz se vio obligado a emprender una nueva travesía para poder hallar a un nuevo oncólogo pero el resultado del cambio fue algo que no se esperaba.
"La nueva doctora me llamó y me dijo que nunca tuve Langerhans. Tengo una cosa llamada vasculitis, y ella dijo que que además si lo hubiéramos tratado hace cinco años, el panorama sería diferente", señaló el hombre.
La vasculitis es una inflamación de los vasos sanguíneos. Por lo que las anomalías que el Dr. Lee había visto en el pulmón izquierdo de Salaz eran en realidad venas inflamadas, y no cáncer.
Pero debido a que pasó tanto tiempo sin tratamiento, la vasculitis había progresado en una forma de Granulomatosis con poliangitis (GPA).
El GPA se produce cuando los vasos sanguíneos en la nariz, los senos nasales, la garganta, los pulmones y los riñones se inflaman.

La granulomatosis con poliangitis puede afectar los oídos, la nariz, la garganta, los pulmones y los riñones.

Debido a que la irrigación sanguínea a los órganos y tejidos puede verse reducida, puede causar daños como dolor en los senos paranasales, tos, fiebre, dolor en las articulaciones, sangre en la orina y pérdida de la audición.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: