Un empleado de Dunkin' Donuts fue despedido por arrojar agua sobre un joven sin hogar que descansaba en un local en Nueva York

La personas afectada tiene 25 años, padece de esquizofrenia y vive en la calle desde la secundaria

Un empleado de Dunkin' Donuts fue despedido por arrojar agua a un joven sin hogar que estaba durmiendo en uno de sus locales en Nueva York. El hecho fue registrado en un video.

"¿Quieres dormir?", le dice el empleado del local, justo ante de lanzar el agua, al joven que tiene la cabeza recostada sobre la mesa y está cargando su teléfono.

"¿Cuántas veces tengo que decirte que no duermas aquí?", le increpa el empleado, luego que el joven sin hogar se levanta sorprendido y sin saber qué estaba ocurriendo.

El video, que fue subido a una cuenta de Facebook y en pocas horas se convirtió en viral, ya tiene más de 3,5 millones de visualizaciones. Las imágenes indignaron a los usuarios en las redes sociales.

Jeremy Dufresne.
Jeremy Dufresne.

Luego de una investigación que realizó Syracuse.com, se conoció que el joven afectado se llama Jeremy Dufresne, tiene 25 años, vive en la calle y entra siempre a ese local de Dunkin' Donuts a resguardarse del frío y recargar su teléfono para poder comunicarse con su familia.

Sobre lo sucedido, Dufresne se declaró sorprendido y dijo que no estaba durmiendo sino descansando sobre la mesa.

"Recogí mis cosas y me fui. Probablemente tiene problemas personales y necesita alguien con quien hablar. Y la tomó con alguien y ese fui yo", dijo el joven sin hogar.

Además, Dufresne confesó que padece de esquizofrenia, que le es difícil encontrar trabajo y que vive en la calle desde la secundaria.

Dufresne agregó que padece esquizofrenia y que lleva viviendo en la calle desde que estaba en la secundaria.

El caso hizo que cientos de personas se conmovieran con el joven. Además, se inició una campaña en Go Fund Me para recolectar dinero que para el martes superaba los 6.000 dólares.

"Nos sentimos extremadamente perturbados por el comportamiento de nuestros empleados que aparecen en el video", dijo Kimberly Wolak, dueña del local, y agregó: "No solo viola nuestras políticas escritas sino que va contra los valores centrales de nuestra organización".

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

 
TE PUEDE INTERESAR