Funcionario de la Embajada de Estados Unidos en Cuba.
Funcionario de la Embajada de Estados Unidos en Cuba.

El Departamento de Estado confirmó a Martí Noticias la decisión de reducir de dos años a un año el período de servicio de su personal en La Habana, "debido a las condiciones más desafiantes que afectan a los diplomáticos sobre el terreno".

Estados Unidos decidió reducir de dos años a un año el período de servicio de su personal en la Embajada en La Habana, de acuerdo una declaración enviada a Martí Noticias.

Un correo electrónico en respuesta a una solicitud al respecto señala que la determinación refleja las condiciones más desafiantes que afectan a los diplomáticos estadounidenses sobre el terreno.

"Luego de inexplicados ataques a la salud del personal del gobierno de los EE. UU., el (pasado) 5 de marzo entró en vigencia un plan permanente de personal para la Embajada en La Habana. Desde entonces, ha operado con el personal mínimo necesario para realizar funciones consulares y diplomáticas esenciales, de manera similar al nivel que se mantiene cuando se emite una orden de retirada", recuerda la nota.

Agrega que "las misiones no acompañadas tienen una duración de un año debido a las dificultades que imponen a los empleados", y precisa que la medida coloca a las asignaciones a la Embajada de La Habana en conformidad con los precedentes establecidos.

La norma, que se aplica a países considerados peligrosos o devastados por la guerra, coloca a Cuba en una lista de naciones donde también están Irak, Afganistán y Sudán del Sur.

Aunque la nota enviada a Martí Noticias no especifica cuáles son las "condiciones más desafiantes" que afectan actualmente a los diplomáticos de EE.UU. en Cuba, en una declaración ofrecida a la publicación Político la cancillería estadounidense recordó que el pasado mes de junio se confirmaron otros dos casos de diplomáticos estadounidenses estacionados en la isla, con los mismos síntomas de inexplicados ataques a su salud que afectaron a otros 24 funcionarios o familiares desde noviembre de 2016.

"No podemos descartar que casos adicionales puedan salir a la luz mientras los diplomáticos estadounidenses continúen trabajando en la Embajada de Estados Unidos en La Habana o sean desplegados temporalmente en Cuba. Todavía no tenemos respuestas definitivas sobre la fuente o la causa de los ataques", añade la nota entregada a Politico.

Estados Unidos retiró al 60 por ciento de su personal en la Cuba en septiembre de 2017 y expulsó a un número similar de diplomáticos cubanos de Washington. Además, ha emitido varias alertas de viajes para los visitantes estadounidenses a la isla.

Aunque Cuba lo consideró un pretexto para politizar las relaciones bilaterales, Canadá, que mantiene excelentes relaciones con La Habana, también declaró su sede diplomática en la capital cubana "puesto no acompañado" en abril de este año, después que sus propios equipos médicos estudiaran a diez personas afectadas y hallaran síntomas comunes.

Otros once diplomáticos han sido retirados para estudios médicos de consulados estadounidenses en China, y al menos dos han sido confirmados con el mismo cuadro.

Publicado originalmente en Martí Noticias

MÁS SOBRE ESTE TEMA: