Nuevos videos tomados por las cámaras corporales de los policías que respondieron a una balacera en un club nocturno gay en Orlando, Florida, muestran cristales rotos en el interior del establecimiento, el sonido de armas automáticas y a un policía gritando: "¡Salga con las manos en alto o morirá!".

Acto seguido, se ve a los agentes retirando a un sospechoso que permanecía escondido. Luego se comprobaría que no era el asesino.

Así escapaban los sobrevivientes al escuchar los primeros disparos
Así escapaban los sobrevivientes al escuchar los primeros disparos

Las grabaciones fueron entregadas a ABC News, al Orlando Sentinel y a la televisora de noticias asociada al diario, Fox 35. Son 11 horas de filmación en las que se puede ver a clientes que salen corriendo de Pulse y a policías gritando "¡Váyanse!", mientras los dirigen al otro lado de la calle.

Las imágenes muestran a los oficiales tomándoles el pulso a las víctimas, para comprobar si continuaban con vida o ya habían fallecido. También se escucha a un uniformado contando que acababa de oír por la radio que se hablaba de "terrorismo en Orlando" y que se mencionaba al grupo extremista Estado Islámico (ISIS).

El atacante, Omar Mateen, murió en un intercambio de disparos con la policía después de tres horas de enfrentamiento. Había jurado lealtad a ISIS.

Omar Mateen, el autor de la masacre de Orlando (Reuters)
Omar Mateen, el autor de la masacre de Orlando (Reuters)

Durante el tiroteo con Mateen, el agente Michael Napolitano recibió un disparo en la cabeza. No murió porque su casco frenó la bala. El video lo muestra apoyado contra una camioneta a la salida del club.

La masacre, perpetrada el 12 de junio de 2016, dejó un saldo de 49 muertos. Docenas más resultaron heridos en el que es considerado el peor tiroteo de la historia moderna de Estados Unidos.

(Con información de AP)

LEA MÁS: