Stéfanos Tsitsipás y su padre volvieron a protagonizar una polémica en el Abierto de Australia

El tenista griego fue advertido por las indicaciones que le dio su familiar durante el partido que le ganó al estadounidense Taylor Fritz y que le permitió avanzar a los cuartos de final del torneo

Una vez más, Stéfanos Tsitsipás y su padre son noticia por su comportamiento durante un partido. En el duelo por los octavos de final del Abierto de Australia ante el estadounidense Taylor Fritz, el tenista griego fue advertido por el árbitro debido a que su familiar no paraba de darle indicaciones desde la tribuna, algo que está prohibido por los reglamentos de este deporte.

El incidente ocurrió justo antes del comienzo del quinto set del encuentro en el que finalmente Tsitsipás se quedó con la victoria por 4-6, 6-4, 4-6, 6-3 y 6-4 para lograr el pase a los cuartos de final. Fue en ese momento cuando el umpire francés Damien Dumusois le pidió al griego, actual número cuatro del ranking, que le dijera a su padre, Apostolos, y al resto de los integrantes de su palco que dejaran de hablarle.

“Stéfanos, por favor. Es un partido importante, pero o le dices que se detenga, o tendré que seguir advirtiéndote”, dijo Dumusois, juntando las palmas de sus manos en clara señal de ruego. Luego, insistió: “Un juego, por favor”. El griego miró hacia la tribuna e hizo un leve gesto de tranquilidad hacia sus allegados.

El griego fue advertido por el comportamiento de su padre (REUTERS/Morgan Sette)
El griego fue advertido por el comportamiento de su padre (REUTERS/Morgan Sette)

No es la primera vez que Apostolos Tsitsipás hace coaching, el término que denomina a las indicaciones que se dan a un jugador de las tribunas durante un partido, en el actual Abierto de Australia. Esta modalidad prohibida por el reglamento ya le valió una advertencia a Stéfanos durante su partido de tercera ronda ante el francés Benoit Paire. “No tengo idea de qué pasó. Me reía porque era divertido por la posición de la cancha en la que estaba. Estaba muy lejos de mi entrenador y de espaldas. Me estaba riendo porque no sé de dónde vino. Fue completamente inesperado”, se defendió el tenista de 23 años.

En 2020, el francés Corentin Moutet había sido tajante. “El padre de Tsitsipás es un estúpido”, dijo ante la prensa al terminar un partido en el marco del Ultimate Tennis Showdown, un certamen exhibición que se disputó en el sur de Francia. Ese día, las indicaciones de Apostolos habían causado un tenso cruce dentro de la cancha. “Está hablando y eso no está permitido, no es Fair Play”, reclamó Moutet. Molesto por las acusaciones contra su padre, Tsitsipas respondió a su rival: “Me importa una mi...”. “Es una falta de respeto”, volvió a recriminar el francés hasta que el juez del partido los hizo regresar a la acción.

Más allá de esta polémica, Tsitsipás se hizo fuerte dentro de la cancha ante Fritz y sacó adelante un duro partido. Consiguió el triunfo en tres horas y veinticuatro minutos para avanzar a la instancia en la que están los ocho mejores del torneo. Allí se medirá ante el italiano Jannik Sinner, número 10 del mundo, que viene de dejar en el camino al local Alex de Minaur por 7-6(3), 6-3 y 6-4.

Tsitsipas avanzó a cuartos de final tras vencer a Fritz (REUTERS/Loren Elliott)
Tsitsipas avanzó a cuartos de final tras vencer a Fritz (REUTERS/Loren Elliott)

En otros resultados de la jornada, el número 2 mundial del ranking, el ruso Daniil Medvedev avanzó a los cuartos de final tras derrotar al estadounidense Maxime Cressy (70º) por 6-2, 7-6(4), 6(4)-7, 7-5, en medio de un calor asfixiante. Lo propio hizo el canadiense Felix Auger-Aliassime, número 9 de la ATP, que se impuso por por 2-6, 7(9)-6, 6-2 y 7-6(4) ante el croata Marin Cilic (27°).

SEGUIR LEYENDO: