Pared perfecta, buscapié y toque a la red: el gran gol de Borré para River ante Aldosivi en el Monumental

El delantero colombiano apareció cuando más lo necesitaba el Millonario, sobre el final del primer tiempo. La acción fue una muestra del mejor fútbol de la era Gallardo

La conquista de Borré que alivió al Millonario

River sacó a relucir una jugada del mejor River de Gallardo para sacar ventaja por segunda vez ante Aldosivi, en el duelo por la última fecha de la fase de grupos de la Copa de la Liga Profesional. A los 45 minutos del primer tiempo, después de que los marplatenses atravesaran su mejor pasaje del cotejo, el Millonario edificó una pared perfecta, que terminó en el toque de Rafael Santos Borré, quien firmó el 2-1 parcial.

Con una alineación extraña, sin N° 5 natural (ausente Enzo Pérez) y con Palavecino y De la Cruz alternándose la función solo posicionalmente, River llegó, pero también sufrió en su área. Se puso en ventaja con el gol de Gonzalo Montiel de penal, pero luego Aldosivi se animó, Maciel le hizo temblar el travesaño con un remate y Armani debió estirarse en un tiro libre posterior. Tantos avisos culminaron en certeza: Braida, de cabeza, puso el 1-1 parcial para la visita.

Un elenco de Fernando Gago que siguió lastimando, hasta que en el epílogo de la etapa inicial, River respiró. El propio Borré inició el sprint final de la jugada, con una combinación con Carrascal, quien volvió a tocar para Borré. El ariete abrió para la trepada de Angileri, y el lateral apeló al manual del buscapié. Lo lanzó potente, con el objetivo que un compañero o un rival se llevaran el balón por delante. Y fue el atacante quien empujó a la red, a puro olfato.

El festejo del colombiano tras regresar al gol (Nicolas Aboaf/FOTOBAIRES)
El festejo del colombiano tras regresar al gol (Nicolas Aboaf/FOTOBAIRES)

El encuentro, a toda velocidad, estético, le permitió a Marcelo Gallardo marcharse al entretiempo con un dejo de tranquilidad y algo más conforme. De hecho, Carrascal, por un tema actitudinal, a veces algo displicente, cerró 45 minutos mediocres. Su participación en la conquista volvió a probar que, cuando está enchufado, puede ser determinante. De todos modos, el Muñeco lo reemplazó por José Paradela en el entretiempo.

Después de varios compromisos en los que recibió algunos cuestionamientos por algunas definiciones defectuosas (que coincidieron con buenas presentaciones del juvenil Federico Girotti), Borré volvió al gol y, con 8 tantos, es el máximo anotador de la Copa de la Liga, por encima de Augusto Lotti (Atlético Tucumán) y el Pulga Rodríguez (Colón).

En el festejo, sacó una bandera de Colombia con el 19, su dorsal, para acordarse de su pueblo en medio de la convulsión social que vive su país. En el segundo tiempo, tras asistencia de Paradela, contó con otra chance clara, que dilapidó. Salió promediando el complemento: le dejó su lugar a Girotti.

“Estos partidos importantes a nosotros nos gustan. Al equipo se vio muy sólido. Aldosivi juega bien, tiene buena idea de juego. Ellos tenían la pelota en su campo y nos costaba recuperarla. Una vez que robamos pudimos encontrar espacios”, analizó Borré.

“Quería enviar un mensaje de apoyo, que los colombianos que estamos en el exterior estamos igual que todo el país”, concluyó sobre su celebración.

SEGUIR LEYENDO: