Show de definiciones y locura por Messi: miles de personas vibraron con la práctica abierta de la selección argentina en San Mamés

El equipo de Lionel Scaloni participó de un entrenamiento en el estadio del Athletic Club con presencia de público en la previa al duelo con Italia

El público acompañó a Messi y la selección argentina en Bilbao
El público acompañó a Messi y la selección argentina en Bilbao

A unos pocos días de la gran final que jugarán Argentina e Italia en el mítico estadio de Wembley válido por la Finalissima, la selección argentina completó una práctica abierta en San Mamés, el recinto histórico que renovó hace poco tiempo el Athletic Club, ante miles de personas que tuvieron la oportunidad de ver a Lionel Messi y el resto del equipo que dirige Scaloni.

En medio de su estadía en Bilbao, la ciudad en la que el plantel argentino se concentró una vez que terminaron la participación de cada uno de los futbolistas en sus respectivas ligas, el conjunto albiceleste junto con el club organizó un entrenamiento especial. La entrada no fue gratuita: los socios de la institución del País Vasco abonaron 10 euros, mientras que los simpatizantes que se acercaron al estadio pagaron 12 para ver a las estrellas argentinas.

Una vez que los jugadores salieron al campo, el primer trabajo a cargo del preparador físico Luis Martín dispuso un juego para que los protagonistas se relajen en el arranque de las tareas: divididos en dos grupos, armaron un rondó en el que tuvieron que ir cabeceando una pelota todos agarrados de la mano.

La entrada en calor a pura diversión

A continuación, siguieron unos trabajos físicos livianos hasta que la planificación del DT y su cuerpo técnico dispuso ejercicios de definición. Y allí fue cuando los presentes se movieron hacia la zona de atrás de los arcos para disfrutar de las figuras. Un disparo de Giovani Lo Celso que se metió en el ángulo, varias pinceladas de Ángel Di María y Messi, sumado a la puntería de Nicolás Otamendi, se llevaron los aplausos de los hinchas en Bilbao.

Otro de los puntos destacados del entrenamiento fue una brillante atajada de Juan Musso. El arquero del Atalanta, de Italia, que pelea por un lugar en la nómina para la Copa Mundial, se estiró para sacarle una especie de tijera que ensayó Fideo en el comienzo de las tareas de definición.

Para terminar la práctica en San Mamés, los jugadores participaron de un fútbol en espacios reducidos en el que también mostraron toda su capacidad con la pelota. Antes del final, los futbolistas fueron despedidos con aplausos por las personas que aprovecharon la tarde del sábado y vieron a varios de sus ídolos. Por ejemplo, uno de ellos, Leandro Paredes, quien trabajó de manera diferenciada, firmó autógrafos y se sacó fotos con los hinchas en las plateas.

Una fábrica de golazos en la práctica

La historia para el seleccionado argentino en España continuará este domingo con un nuevo entrenamiento en el predio Lezama, que tiene el Athletic Bilbao. El lunes hará lo propio y el martes volará con destino a Londres para esperar la Finalissima ante la Azzurra. De cara al partido contra el combinado que dirige Roberto Mancini, se espera que Scaloni salga al campo con el equipo base con algunas modificaciones.

Dibu Martínez será el arquero; Nahuel Molina y Marcos Acuña serán los laterales. En la zaga, se espera por la evolución de Cuti Romero -sino llega su lugar lo ocupará Germán Pezzella- y el otro defensor será Nicolás Otamendi. En el medio estarán Rodrigo De Paul, Guido Rodríguez y Gio Lo Celso, mientras que en el ataque jugarán Di María, Lautaro Martínez y el capitán Messi.

Gran atajada de Musso a Di María

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR