Johan Vásquez vs Zlatan Ibrahimovic: cómo fue el duelo entre los jugadores en la Serie A

El Genoa recibió al Milán en la Serie A y provocó el choque entre el mexicano Johan Vásquez en contra de Zlatan Ibrahimovic, a su vez, Andy Shevchenko volvió a aparecer en Milán

La jornada 15 de la Serie A regaló un partido muy especial. El modesto Genoa recibió la visita del sublider AC Milán. Heridos por sus dos últimas derrotas, el conjunto Rossoneri buscó su redención ante la escuadra Grifone. El mexicano Johan Vásquez lideró la defensa y enfrentó uno a uno al veterano Zlatan Ibrahimovic. A pesar de que el sueco es once centímetros más alto, el ex de Pumas supo mantenerlo a raya cada vez que un centro entraba al área.

Otro ingrediente que condimentó el encuentro fue la aparición de Andy Shevchenko, una leyenda del Milán. Un mítico nueve que fue capaz de ganarlo todo con los rojinegros y que ahora, 12 años después, volvía a encontrarse con el club de sus amores, con la diferencia de que apareció en el banquillo rival, con la intención de arrebatarles puntos en la liga. Hoy en día, el ucraniano vive su primera experiencia como director técnico al mando de un club, el Genoa.

La línea defensiva de tres hombres conformada por Zino Vanheusden, Andrea Masiello y Johan Vásquez se vio exigida desde el primer minuto del partido. El deseo de triunfo por parte del conjunto visitante se manifestó en la asociación ofensiva de Brahim Díaz, Zlatan y Junior Messias, aunado a las constantes intervenciones del lateral Theo Hernández. A los cinco minutos ya era muy marcado: el mexicano de 23 años tenía la tarea de cubrir al sueco de 40 primaveras.

Andriy Shevchenko es uno de los goleadores históricos del AC Milán, un delantero que convirtió el gol del triunfo en la Champions League del 2003, y que ahora es entrenador del Genoa. (Foto: REUTERS/Massimo Pinca)
Andriy Shevchenko es uno de los goleadores históricos del AC Milán, un delantero que convirtió el gol del triunfo en la Champions League del 2003, y que ahora es entrenador del Genoa. (Foto: REUTERS/Massimo Pinca)

A los 10 minutos, la presión del conjunto de Stefano Pioli rindió frutos. Consiguieron un tiro libre a las afueras del área, una jugada a balón parado que Ibrahimovic no dudó en hacer suya. Con mucha calma, el número nueve del Milán golpeó la pelota con la cara interna de su botín diestro, sacó un disparó que libró la barrera por el costado derecho y se coló a media altura en la portería. El arquero Sirigu se convirtió en un espectador más. 1-0.

Tras el gol, al Genoa le fue imposible jugar fútbol cerca del área rival. Las intervenciones de Johan Vásquez se hicieron constantes y se vio exigido cada vez que los visitantes se iban al ataque. Rumbo al minuto 30, el mexicano cometió una falta sobre Sandro Tonali en la media cancha que casi le cuesta la tarjeta amarilla. Rápidamente, el ex de Pumas se convirtió en el central con mayores entradas y despejes del partido.

Su esfuerzo fue poco recompensado, pues en el último minuto de la primera parte, Junior Messias se encontró con un rebote en el área, el cual aprovechó para cabecear directamente al arco, colocando el balón dentro de las redes, todo ante la mirada atónita de Vásquez, quien no alcanzó a cubrir al brasileño. 2-0.

Simon Kjaer salió lesionado al minuto 5 del partido. Zlatan Ibrahimovic y Johan Vásquez observan al jugador en el suelo. (Foto: REUTERS/Massimo Pinca)
Simon Kjaer salió lesionado al minuto 5 del partido. Zlatan Ibrahimovic y Johan Vásquez observan al jugador en el suelo. (Foto: REUTERS/Massimo Pinca)

El segundo tiempo no fue diferente. A pesar del esfuerzo del equipo de Shevchenko, las intervenciones del guardameta Mike Maignan no les permitió acortar la distancia del partido. Al contrario. Tonali comenzó un contragolpe al abrir el balón a la banda izquierda con Hernández, este condujo el balón hasta llegar al área, envío un pase raso que encontró a Junior Messias y que este, sin dudarlo, convirtió su segundo tanto del partido con un tiro colocado. 3-0.

Genoa quedó contra las cuerdas. La línea de tres defensores no fue capaz de detener la versatilidad en ofensiva de los Rossoneri. Johan comenzó a jugar con el cuchillo entre los dientes y se cansó de despejar el esférico y cortar las acciones de gol que lo atenuaban. Estuvo cerca de marcarse en propia, pero no sucedió. Se confirmó el triunfo por tres dianas de los visitantes.

Por si algo le faltaba al Milán esta noche, su rival por el liderato de la Serie A, el Napoli, consumó un empate ante Sassuolo en el último minuto, lo que deja a la liga con un margen de error diminuto. Los Napolitanos lideran con 36 puntos, el Milán va detrás con 35 y el Inter los persigue con 34. Por su parte, el sol se ocultó para el Genoa de Vásquez, ya que con esta derrota amanecerán en puestos de descenso, en el antepenúltimo sitio.


SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR