Por qué se le llama “Clásico Joven” al partido entre América y Cruz Azul

En mayo de 1980 surgió este referente de los partidos entre los clubes capitalinos que comparten localía en el Estadio Azteca

La historia de la rivalidad de ambos equipos data de más de 50 años (Foto: REUTERS/Henry Romero)
La historia de la rivalidad de ambos equipos data de más de 50 años (Foto: REUTERS/Henry Romero)

El próximo sábado 17 de abril se disputará una nueva edición del llamado “Clásico joven” entre el Club América y el Club de la Cruz Azul, la rivalidad entre ambos equipos se ha ido reforzando a lo largo de los años, en esta ocasión, el juego corresponde a jornada regular del torneo Guardianes 2021 de la fecha 15 del certamen, el Estadio Azteca será el escenario de este duelo.

La historia de la rivalidad de ambos equipos data de más de 50 años de juegos donde han ocurrido remontadas, finales de fútbol mexicano, polémicas expulsiones y sobre todo, goles históricos que marcaron una rivalidad entre ambos equipos.

Dentro de la afición y el medio periodístico le empezaron a llamar “Clásico joven” a este partido entre los clubes capitalinos. El adjetivo gustó al público por lo que se conservó esa referencia hasta la fecha, sin embargo, su origen es tan antiguo como la rivalidad de los equipos.

La final de la temporada 1971 - 1972 se considera como el principal juego que marcó la rivalidad entre los clubes (video: Archivo)

El término “clásico” dentro de la cultura popular del fútbol es utilizado para referirse a duelos que tienen una gran rivalidad; ya sea por el tipo de derrotas propiciadas, el legado histórico de la institución deportiva o por el número de seguidores que los apoya.

El América tiene tres contrincantes denominados clásicos: uno de ellos es contra el Guadalajara, el segundo contra Pumas de la UNAM y el último contra la Máquina Cementera. Por su parte, los Celestes comparten rivalidad con el Club Universidad, Tigres y los Azulcremas.

El primer partido de ambas escuadras del a CDMX ocurrió en junio de 1963 en un encuentro amistoso, los Cementeros aún pertenecían a la Segunda División de la Liga Mexicana, aquel día las Águilas despacharon con 4 goles a los jóvenes azules.

Para 1971 la Maquina mudó a su equipo a la capital del país, esto causó rivalidad entre la afición por disputar la localía y la identidad de permanencia a un estadio (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
Para 1971 la Maquina mudó a su equipo a la capital del país, esto causó rivalidad entre la afición por disputar la localía y la identidad de permanencia a un estadio (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

A partir de ahí empezaron a suscitarse una serie de partidos de gran nivel competitivo entre ambas zagas. Para 1971 la Maquina mudó a su equipo a la capital del país, llegó a jugar como local en el Estadio Azteca, que era propiedad del América. Dicho evento causó rivalidad entre la afición por disputar la localía y la identidad de pertenencia a un estadio.

Para la temporada 1971 -1972 del torneo mexicano, Cruz Azul enfrentó a los del Nido en una final de un solo encuentro. Desde los primeros minutos, los jugadores dirigidos por Raúl Cárdenas se impusieron en el marcador y dejaron sin posibilidades a las Águilas, aquel día los Cementeros vencieron con 4 goles a 1. Este partido se considera como el principal juego que marcó la rivalidad entre los clubes.

Pero fue hasta mayo de 1980 cuando nació el término “Clásico joven”, en el torneo de la campaña 1979 - 1980 para la jornada 36 del torneo se enfrentaron América y Cruz Azul a pesar de que se trataba de un juego regular había gran expectación en torno al resultado final.

El periodista Gerardo Peña Kegel fue quien inventó el término "clásico joven" (Foto: Twitter/@Fer_moreno17)
El periodista Gerardo Peña Kegel fue quien inventó el término "clásico joven" (Foto: Twitter/@Fer_moreno17)

La transmisión televisiva estuvo a cargo de la empresa Televisa y Gerardo Peña Kegel era el locutor estelar de los partidos del conjunto americanista. Al inicio del partido empezó por describir las cualidades de los equipos, destacó que la mayoría de los jugadores titulares -tanto de Cruz Azul como del América- tenían menos de 30 años.

Con dicho dato, durante la narración del juego afirmó que ese partido clásico era un “clásico joven”. El calificativo gustó a la afición y al medio deportivo, por lo que se retomó la frase para emisiones posteriores.

A 41 años de distancia, la frase de Gerardo Peña aún se sigue utilizando. Ahora cualquier aficionado, reportero o conocedor del fútbol mexicano reconoce la enemistad entre ambas escuadras.

SEGUIR LEYENDO: