Los detalles del protocolo presentado por la FIFA para la reanudación del fútbol en todo el mundo

La entidad que rige a la disciplina en todo el planeta elaboró el plan base sobre el que se deben respaldar las diferentes federaciones para el regreso paulatino de la actividad ante la pandemia de coronavirus. La Bundesliga fue el primer certamen de los grandes en reiniciar

(REUTERS/Arnd Wiegmann/File Photo)
(REUTERS/Arnd Wiegmann/File Photo)

El 16 de abril de 2020 se constituyó en la FIFA un grupo de trabajo para elaborar un protocolo base en pos de la reanudación del fútbol en todo el mundo ante la pandemia de coronavirus. La entidad invitó a especialistas en epidemiología y científicos de cada una de las seis confederaciones para que ofrecieran un aporte sobre la evaluación de riesgos.

Aquí, las conclusiones, con el fin de lograr una colaboración internacional e intersectorial entre gobiernos y autoridades para generar los recursos y sistemas necesarios para realizar test, donde sea necesario, junto con estrategias de prevención eficaces.

-Rastrear: supervisar todos los casos positivos de COVID-19 y seguir el rastro de todos los contactos para detectar y evitar el contagio.

-Tratar: gestionar todos los casos de forma eficiente, con suficiente capacidad del sistema sanitario, respiradores y personal.

El consenso “solo” es para cuando los países o regiones se hayan hecho del control de la transmisión del virus, y únicamente entonces, será apropiado empezar a practicar deportes de equipo, a nivel profesional y amateur.

Corresponde a las autoridades locales y a los gobiernos evaluar los riesgos de la situación, así como establecer políticas de mitigación y modificaciones sustanciales para minimizar los riesgos de quienes participen en el fútbol.

Vuelta a la normalidad tras un periodo de restricciones

No se puede jugar al fútbol mientras se apliquen las medidas más estrictas de la pandemia (es decir, durante el confinamiento).

Cabe esperar lo siguiente:

• Las regiones/federaciones con un número de casos reducido podrán suavizar las restricciones de forma escalonada y estratégica.

• El distanciamiento físico y el aumento de las medidas de higiene seguirán aplicándose a largo plazo.

• Se harán evaluaciones de riesgos y se establecerán procedimientos de mitigación con antelación, los cuales se actualizarán periódicamente y se activarán cuando corresponda, siguiendo el consejo de la FIFA y la OMS.

Medidas para facilitar la reanudación de la práctica del fútbol

En esta fase, es esencial hacer hincapié en las indicaciones para prevenir la propagación o el rebrote de la enfermedad:

1. Higiene y distanciamiento (tanto en los entrenamientos como en la competición, incluidos instalaciones de entrenamiento y estadios):

• Mantenerse informado de las directrices válidas en cada momento que impartan las autoridades locales y nacionales, la OMS y los órganos rectores del fútbol según se desarrolle la situación del coronavirus. Estas incluyen las recomendaciones en materia de salud pública y las directrices para controlar y prevenir la propagación del virus.

• Respetar la distancia entre personas: al menos 1 metro.

• Instar a mantener una buena higiene;

• lavarse bien las manos; usar desinfectante de manos;

• evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz;

• toser o estornudar en un pañuelo o en el hueco del codo, cubriendo la boca y la nariz;

• tirar los pañuelos en un contenedor sellado;

• desinfectar el equipamiento deportivo regularmente, así como las zonas por donde más personas pasen;

• evitar compartir el equipamiento deportivo como, por ejemplo, las botellas de agua;

• contar con estrategias para limitar el contacto/interacción. Por ejemplo, en un edificio, establecer caminos de dirección única y mantener las puertas abiertas.

• evitar darse la mano, chocar los cinco y cualquier otro contacto físico.

• Planificar las actividades futbolísticas para incluir a personas con necesidades sanitarias concretas. Evitar que dichas personas hagan ejercicio vigoroso continuado a menos que los profesionales médicos indiquen que es seguro.

• Dormir y comer de forma adecuada.


2. Realizar test y seguimiento cuando sea necesario:

• Hacer un seguimiento de cerca de los participantes para advertir síntomas típicos de la gripe, aislar a los afectados y contactar inmediatamente con el médico en caso de detectar afecciones respiratorias.

• Implementar las medidas de protección recomendadas, incluidos chequeos médicos diarios (desde la exploración para detectar síntomas respiratorios o fiebre hasta la prueba de laboratorio de la COVID-19).

• Realizar pruebas específicas del sistema respiratorio, cardiaco y músculo-esquelético, según indicaciones de los profesionales sanitarios, en función de la disponibilidad, la exposición al virus, la capacidad económica y el nivel de la competición.

• Realizar test a los participantes del fútbol, según la disponibilidad y fiabilidad de los test. Es importante que las pruebas no se obtengan y utilicen privando de ellas a la sanidad pública nacional y local. Las pruebas solo se utilizarán previa validación científica, según la disponibilidad local y atendiendo a las indicaciones de las autoridades sanitarias, junto con la correcta formación y comprensión del funcionamiento de los test y el significado de los resultados.

• Una propuesta de procedimiento de chequeo de la COVID-19 sería la siguiente:

Realizar el test de la COVID-19 a todos los futbolistas que regresen al fútbol profesional para proteger y reforzar la confianza y salud mental dentro del equipo y en torno a él.

a. El primer test se realizará 72 horas antes de reanudar la actividad futbolística para evitar los falsos negativos (personas asintomáticas portadoras del virus).

b. El segundo test se realizará antes de la primera sesión de entrenamiento.

c. Después se harán pruebas a los participantes del fútbol, ya sea en casa o en los lugares indicados en los clubes por los médicos, siguiendo las pautas de higiene y las medidas de protección recomendadas. Existe la opción de realizar pruebas sin bajar del propio vehículo. d. Aquellos participantes en el fútbol que den positivo en la prueba no podrán realizar ninguna actividad futbolística y deberán seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias del país anfitrión.

e. Solo quienes den negativo en el test podrán participar en las actividades futbolísticas.

El saludo en los goles en tiempos de coronavirus. Aquí, en la Bundesliga, la primera gran liga en reanudar su actividad (Lars Baron/Pool via REUTERS)
El saludo en los goles en tiempos de coronavirus. Aquí, en la Bundesliga, la primera gran liga en reanudar su actividad (Lars Baron/Pool via REUTERS)

3. Precauciones en los desplazamientos y las instalaciones (incluidas estancias en hoteles y en casa):

• Desinfectar los medios de transporte utilizados para acudir a partidos o entrenamientos.

• Desinfectar el lugar de alojamiento, los sitios donde se preparen las comidas y los canales de distribución.

• Trabajar con el personal mínimo para reducir el riesgo de contagio.

• Aplicar y mantener las medidas de distanciamiento físico.

Evaluación de riesgos de los eventos futbolísticos

Las concentraciones de masas, en general, contribuyen a aumentar el riesgo de transmisión del coronavirus.

A la hora de evaluar el riesgo, es necesario tener en cuenta los siguientes factores clave:

• las normativas nacionales y específicas para el deporte;

• las pruebas del contagio de COVID-19 entre la sociedad, a nivel local y nacional;

• los requisitos de desplazamiento desde las zonas donde exista contagio de COVID-19;

• la envergadura del evento (que podría reducirse celebrando las competiciones a puerta cerrada);

• la presencia de grupos de riesgo (mayores de 65 años, personas con patologías previas);

• la infraestructura médica y sanitaria disponible en los lugares donde vayan a producirse las concentraciones de masas;

• las restricciones en los desplazamientos y consejos respecto a los lugares a donde vayan a trasladarse los participantes.

Salud, condición física y lesiones de los futbolistas cursos:

Hasta ahora, apenas se han investigado los efectos de que los deportistas pasen un periodo sin entrenar y aislados.

Deberá prestarse especial atención a los siguientes factores:

• en caso de que el futbolista haya contraído la COVID-19, observar posibles secuelas;

• la duración del periodo de confinamiento y falta de entrenamiento;

• el nivel de actividad física que haya realizado el futbolista durante el periodo sin entrenamiento;

• la duración prevista del periodo de recuperación de la condición física/regreso al terreno de juego.

Por tanto, teniendo en cuenta lo anterior, es extremadamente importante que se destine el tiempo necesario para la reanudación de la práctica futbolística.

La FIFA se compromete plenamente a ayudar a las federaciones miembro y a los grupos de interés del fútbol de todo el mundo en lo que respecta a las consideraciones de carácter médico para la participación en el fútbol en esta época tan particular.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El reclamo de Estudiantes por la mala inclusión de un jugador de Liga de Quito en la Recopa del 2010

En Italia analizan que el regreso del fútbol sea con público

MAS NOTICIAS