Canelo Álvarez, orgulloso de poner en alto el nombre de México pese a sus cuantiosos detractores

Canelo dijo sentirse en casa en Las Vegas (Foto: Archivo)
Canelo dijo sentirse en casa en Las Vegas (Foto: Archivo)

La adrenalina le corre por el cuerpo con mayor fuerza y la concentración máxima a unos días de la pelea lo mantiene serio y concentrado. Aún así, a Canelo Álvarez le brilla la mirada cada vez que habla de su país y se le "pone la piel chinita" de solo pensar en la canción "México lindo y querido" y las banderas tricolor ondeando.

Y es que una de las cosas que más enorgullece al tapatío Saúl "Canelo" Álvarez es representar a su país y pintar de verde, blanco y rojo cualquier lugar en donde se para, más allá del legado que quiere dejar como el máximo exponente del pugilismo mexicano.

"A cualquier parte que vaya pinto de verde, blanco y rojo cualquier país. Una ocasión fui a Italia y en un lugar me pusieron el himno, para mí eso es un orgullo, representar a mi país en cualquier parte que me pare", dijo previo a su combate con Daniel Jacobs.

El pugilista aseveró que, aunque algunas personas no crean en él y lo critiquen, eso no le interesa, pues así ha sido a lo largo de su carrera, sobre todo cuando los derechos televisivos de sus peleas pertenecían a Televisa, por lo que las críticas eran más agudas al ser señalado como un mero producto que peleaba contra rivales débiles.

"Es un honor ser mexicano y representar al país, creo que es uno de los orgullos más grandes que debe tener un mexicano, representar a todo México a pesar de que a mucha gente en México no les caiga bien o de alguna manera no me apoyen. Pero eso no me interesa porque realmente 99% de los mexicanos me apoyan, eso para mí es un orgullo representar a mi país", dijo el campeón medio del CMB y AMB, títulos que pondrá en juego ante el de la FIB de Jacobs.

Otro de los aspectos que lo hace sentir orgulloso de su país es cuando sale al ring con las notas de la canción "México lindo y querido", ya que le "gusta mucho y escuchar a toda la gente corearla cuando voy saliendo me pone la piel chinita".

Finalmente, comentó que desde niño soñó con pelear en Las Vegas y dar grandes actuaciones a su gente, "sigo peleando para México, la gente viene a verme de México, se está cumpliendo lo que soñé, me siento como en casa en general cuando vengo Estados Unidos".

En espera de su pelea con Jacobs y de lograr el tercer título de peso medio al mismo tiempo, y con la mira puesta en ser el primer campeón unificado, sabe que las críticas seguirán de algunos aficionados, pero "no van a creer nunca (en Canelo), así déjalos".