El “Indiecito”, de 42 años, es muy cuestionado por la afición (Foto: REUTERS/Susana Vera)
El “Indiecito”, de 42 años, es muy cuestionado por la afición (Foto: REUTERS/Susana Vera)

"No vine en un mal momento del Real Madrid para rendirme. A los momentos difíciles hay que agarrarlos de la solapa".

Real Madrid cayó 4-1 ante el Ajax en el Santiago Bernabéu, resultado que lo dejó afuera de la Champions League en los octavos de final, pero Santiago Solari, con esa frase, dejó en claro que no piensa renunciar a su cargo como director técnico de la Casa Blanca. La dirigencia, encabezada por el presidente Florentino Pérez, de todos modos le busca reemplazante, ya sea en lo inmediato o para el final de la temporada. Y hay tres candidatos que asoman como prioridad.

"Todo lo que podía salir mal, salió mal. La eliminación es muy dolorosa. Lo sentimos por nuestra afición, que ha estado espectacular. Hicimos todo lo que hemos podido, pero no nos alcanzó", hizo autocrítica el Indiecito, que como futbolista del Merengue jugó entre 2000 y 2005. "Estos mismos jugadores han ganado tres Copas de Europa seguidas y hoy quedamos eliminados. Cuatro títulos en cinco años. Es un momento muy triste que pone en valor lo que hicieron antes", respaldó a sus dirigidos y agregó que "claro que echamos de menos a Sergio Ramos", en alusión al capitán, suspendido.

"Todavía está la Liga. El Real Madrid siempre vuelve más fuerte. Tenemos que ser profesionales y seguir", concluyó Solari, quien asumió como entrenador en reemplazo de Julen Lopetegui, cesanteado en la corriente temporada. El ex mediocampista surgido de River venía siendo cuestionado por la afición del Real Madrid por diferentes decisiones y los últimos resultados: la Casa Blanca perdió los últimos cuatro partidos como local, incluidos dos clásicos frente al Barcelona. En el tropiezo ante el Ajax, los fanáticos le señalaron en redes sociales deficiencias en el dispositivo táctico y el hecho de no haber contado en el banco de suplentes con Isco y Mariano, dos futbolistas de corte ofensivo.

En consonancia con el pensamiento de los aficionados, la junta directiva tiene en carpeta tres candidatos para reemplazar a Solari. Uno es José Mourinho. El portugués, que viene de desarrollar un pobre trabajo en el Manchester United, realizó declaraciones en las que le abrió las puertas a un posible regreso. "Qué quieres que te diga… Rumores son rumores. No tuve problemas de regresar al Chelsea y tampoco los tendría de regresar al Real Madrid, al Porto, al Inter… Trabajar para el Real Madrid ha sido una experiencia única y diferente a todas las que he tenido", le dijo a Deportes Cuatro.

Otro nombre que atrae mucho a Florentino Pérez es el de Mauricio Pochettino. El entrenador del Tottenham ya había sido sondeado cuando el Real Madrid prescindió de Lopetegui. El argentino llevó a los Spurs a los cuartos de final de la Champions League (eliminó a Borussia Dormund) y renovó su contrato hasta junio de 2023. Tuvo un paso por el fútbol español como DT: condujo al Espanyol, desde 2009 hasta 2012.

En la nómina también aparece Massimiliano Allegri. El director técnico de la Juventus es apuntado por su seriedad. Acumula 12 títulos en Italia, diez con la Vecchia Signora (club al que conduce desde 2014) y dos con el Milan. Hoy conduce a Cristiano Ronaldo, el ídolo del Merengue que emigró y cuyo vacío en Madrid aún no lograron llenar. Tampoco hay que descartar a Joachim Löw, orientador de la selección de Alemania, otra debilidad de Florentino Pérez. La danza de nombres no hace más que certificar una información: el futuro de Solari estará lejos del banco del Real Madrid.

El cuarto gol del Ajax, que sentenció el partido

MÁS SOBRE ESTE TEMA: