El año se termina y en el repaso de lo mejor del fútbol del 2018 se destacan una serie de burradas dignas de repasar, que despiertan las risas de todos los fans y el lamento de aquellos que sufrieron estos goles.

Entre los bloopers más destacados se destaca uno de Loris Karius, arquero del Liverpool, que en la final de la Champions League le regaló un gol a Karim Benzema, delantero del Real Madrid, y hundió a su equipo.

Además, entre los tantos más insólitos figuran uno que le convirtieron al arquero argentino Diego Rodríguez en Japón y el que padeció el arquero del Stugartt cuando en lugar de prestar atención al pase de un compañero, estaba acomodándose las medias.

Pero no sólo las ligas importantes fueron escenario de estos accidentados goles. Owen Chaina, del Signa United, padeció las malas condiciones del terreno de juego en Malaui, mientras que un niño en un partido de infantiles sufrió la intromisión de su padre.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: