(Reuters)
(Reuters)

La Conmebol hizo oficial ayer la designación del uruguayo Andrés Cunha (42) como árbitro de la final de la Copa Libertadores 2018 que River y Boca definirán el próximo sábado 24 de noviembre. Su foja de servicios de cuenta de partidos dirigidos en Copas Sudamericanas, Libertadores, Copas América, Mundiales Juveniles y fue protagonista en el última Mundial, Rusia 2018, al cobrar el primer penal en la historia de la máxima cita del fútbol a instancias del VAR.

Aquella decisión que le permitió a la selección que a la postre sería campeona del mundo abrir el marcador del partido fue discutida pero desde su debut como árbitro, allá por agosto de 2010 en el torneo de fútbol uruguayo, acumula un historial de polémicas que alertan a los dos equipos finalistas de la gran cita del 24/11 en el estadio Monumental.

Télam
Télam

1• El primer penal cobrado a instancias del VAR en la historia de los Mundiales. Resultado: Francia 2 – Australia 1

2• Fue el encargado del VAR en el partido que Lanús le ganó a River en semifinales de la Copa Libertadores 2017 y no advirtió al árbitro Wilmar Roldán del penal que le hubiera correspondido al Millonario por mano de Iván Marcone. Resultado: Lanús 4 River 2

3• Penal mal sancionado en favor de Atlético Tucumán en partido contra Independiente por la vuelta de octavos de final de la Copa Sudamericana 2017. Cobró mano de Rodrigo Moreira cuando era, en realidad, de Franco Sbuttoni, jugador del Decano. Resultado: Independiente 2 Atlético Tucumán 0

4• Hizo repetir el penal sancionado a Atlético Tucumán (jugada anterior) luego de la conversión de Luis Rodríguez por invasión de área. En la segunda ejecución atajó Martín Campaña, arquero de Independiente

5• Fue advertido por los encargados del VAR del penal que le permitió a River ganarle a Gremio en Brasil por semifinales de la Copa Libertadores 2018 tras una mano casi imperceptible de Bressan. Le tomó 10 minutos chequear la jugada y decidir la sanción. Resultado: Gremio 1 River 2

Así las cosas Cunha, que lleva dirigidos 33 partidos en Copa Libertadores, enciende las alarmas. A River lo dirigió en cinco partidos con dos triunfos, un empate y dos derrotas. A Boca, en tanto, lo arbitró en tres oportunidades y todos fueron empates. Las estadísticas no generan especulaciones pero sí varias de sus decisiones en los juegos donde ha sido protagonista.

SEGUÍ LEYENDO