El jugador se desvaneció en un partido amistoso en julio de 2017
El jugador se desvaneció en un partido amistoso en julio de 2017

El joven Abdelhak Nouri estuvo en boca de todos después de sufrir un ataque cardíaco durante un partido amistoso en julio del 2017. Hoy, el jugador vinculado al Ajax logró despertar de un coma en el que permaneció por 13 meses.

Su hermano fue el encargado de dar la noticia, el mismo que en junio de este año reclamó una indemnización al club holandés para solventar los cuidados de "por vida" del joven. "Si le dices cosas como 'abre la boca' o 'mueve la oreja', lo hace", reveló.

Nada fue igual desde aquel 8 de julio, en el que Nouri colapso y cayó desvanecido sobre el césped en pleno partido amistoso frente al Werder Bremen. En aquel momento, el joven de 20 años se desplomó sobre el terreno de juego y perdió la conciencia a los 72 minutos, finalmente el jugador tuvo que ser retirado en helicóptero del lugar.

"Si lo comparo con antes, estamos mucho mejor en este momento. Su estado neurológico ha mejorado en los últimos meses", reconoció Abderrahim Nouri, su hermano, y agregó: "Físicamente, es difícil, no mueve el cuerpo, solo la cabeza, pero a veces lo levantamos de la cama para sentarlo en su silla de ruedas".

Justin Kluivert usa su dorsal en la Roma, en su honor
Justin Kluivert usa su dorsal en la Roma, en su honor

La gran noticia se sucedió después que la familia del futbolista le reprochó al Ajax no reconocer su responsabilidad en lo sucedido, además de reclamar "una indemnización sustancial", tal como indicó su abogado John Beer, citado por la agencia de prensa holandesa ANP.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

"Debido a las nuevas informaciones, hemos llegado a una nueva conclusión: el tratamiento recibido por Abdelhak en Austria no fue el apropiado", declaró el director ejecutivo del Ajax, Edwin van der Sar. "Asumimos la responsabilidad de las consecuencias resultantes de lo sucedido", aseguró durante una conferencia de prensa marcada por una fuerte emoción en el momento que presentó sus más profundas excusas a la familia del jugador de 21 años.

Los nuevos cardiólogos designados para el estudio concluyeron que la atención fue insuficiente respecto al ritmo cardíaco del jugador, dado que los médicos se centraron en el hecho de liberar sus vías respiratorias. También estimaron que "el desfibrilador debió ser utilizado antes". Estas nuevas conclusiones han sido una "inmensa conmoción" para el Ajax, que entiende ahora que debe asumir su responsabilidad respecto al joven

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: INFOBAE DEPORTES