Se acabará el servicio militar obligatorio en Colombia, anunció el Gobierno de Gustavo Petro

Según declaraciones del ministro del Interior, Alfonso Prada, la medida será presentada ante el Congreso esta semana.

Compartir
Compartir articulo
Imagen de referencia (Colprensa - Camila Díaz).
Imagen de referencia (Colprensa - Camila Díaz).

Esta semana, el Congreso de la República presenciará la radicación del proyecto con el cual se busca prorrogar la Ley 418, conocida como Ley de Orden Público, que permite adelantar procesos de negociación con los grupos armados ilegales.

Alfonso Prada, ministro del Interior, anunció recientemente que el Gobierno Nacional está trabajando en una iniciativa para implementar una serie de cambios con miras a concretar el proyecto de la paz.

“Esa ley 418 la hemos sometido a nueva redacción, no solamente se va a hacer como se hizo en años anteriores de prorrogar el término de las facultades que tiene el Gobierno establecidas, sino que haremos una nueva ley con toda una política de paz y esa ley está lista y la debemos firmar el ministro de Defensa, el ministro de Justicia y yo por parte del Gobierno y nos acompañarán parte de las bancadas”, indicó Prada.

Según el Sistema Integrado de Información, dentro de la iniciativa se incluirá un artículo que permite implementar en el país el servicio social para la paz, que comprende, entre otras cosas, la eliminación del servicio militar obligatorio.

De aprobarse la medida, le permitiría a los jóvenes tener la posibilidad de rechazar un eventual ingreso a las Fuerzas Militares y tener la opción de aplicar a otro tipo de trabajos comunitarios, así como actividades relacionadas con el ya mencionado servicio social para la paz, entre las que se encontrarían apoyar en el cumplimiento de los acuerdos de paz, trabajar con las víctimas, velar por el cuidado del medio ambiente, entre otras.

Desde que Gustavo Petro fue elegido como presidente, esta fue una de las iniciativas que se aseguraron para sus primeros meses al frente del país y esto supuso para algunos sectores del Congreso una amenaza.

El Gobierno Nacional y los congresistas que respaldan el proyecto, consideran que este tipo de servicios que se proponen alternativos al militar, pueden venirle muy bien a la implementación de los acuerdos y a la puesta en marcha de la nueva política de la paz.

En su momento, el senador Gustavo Bolívar destacó que es anacrónico que a un joven se le pida libreta militar, “(...) tener la situación militar definida para obtener un empleo o para entrar a estudiar”, y apoyó, enérgico, la idea de que el servicio militar pueda ser voluntario.

Cabe recordar que el deber de prestar servicio militar aplica para todos los hombres adultos mayores de 18 y menores de 24 años, aunque existen excepciones que van desde las consideraciones tenidas en cuenta en torno a las condiciones físicas, psicológicas y sociales de las personas, así como la adquisición del documento excluyente, conocido como la libreta militar.

Los militares pueden hacer una verificación de la identidad de la persona, por eso es que es frecuente verlos instalados cada tanto a la entrada de estaciones de TransMilenio o en zonas de alto flujo de jóvenes, solicitan documentos y si, por ejemplo, un joven no tiene libreta militar, entonces lo inscriben y eso es todo. Aunque, en ocasiones, los militares abusan de su autoridad y reclutan arbitrariamente, tengan los jovenes o no el documento en regla.

Los oficiales están en la obligación de iniciar el debido proceso de definición militar de los jóvenes, a través de la inscripción y posterior entrega de citación, vía correo electrónico. Con esto, los jovenes saben que deberán asistir a la toma de sus primeros exámenes médicos.

Respecto a las negociaciones que se adelantan con grupos ilegales, la medida no contempla modificaciones, teniendo en cuenta que dichos procesos ya se encuentran en curso.

SEGUIR LEYENDO: