Continuó el ‘reto del viagra’: tres estudiantes resultaron intoxicadas de Ibagué

Varios compañeros de clase quisieron hacer la broma que se ha hecho viral en redes sociales, ofreciéndole a las jóvenes una gaseosa en la que anteriormente habían diluido el fármaco que funciona para la disfunción eréctil

Compartir
Compartir articulo
infobae

Preocupados se encuentran los padres de familia y las directivas de una institución educativa en Ibagué en la que varios estudiantes resultaron intoxicados por realizar un reto viral en internet. Se trata del challenge o ‘reto del viagra’, a través del cual los jóvenes consiguen este medicamente que sirve como tratamiento de la disfunción eréctil en hombres adultos, y disuelven la pastilla en alguna bebida que después dan a sus compañeros.

Ya en varias instituciones educativas de Colombia y otros países se ha hecho un llamado a los jóvenes para que no realicen este reto de internet, puesto que el consumo del viagra puede tener diferentes consecuencias en los menores de edad. El más reciente caso se dio en el colegio Mariano Melendro, ubicado en la ciudad de Ibagué, capital del departamento del Tolima.

En la institución, a varios jóvenes les pareció gracioso diluir una de las pastillas en una bebida que después dieron a tres compañeras de clase. El consumo del fármaco llamado sildenafilo causó una intoxicación grave en las tres menores de edad, quienes llegaron al centro médico con síntomas como vómito, diarrea, dolor de cabeza, tensión alta y dos de ellas fueron hospitalizadas por urgencias.

La ‘broma’ terminó siendo un dolor de cabeza para las directivas del colegio, los padres de familia y los estudiantes, quienes tuvieron que confesar lo que habían hecho a los profesores luego de que las tres jóvenes señalaran que lo único extraño que habían tomado era la bebida que sus compañeros les habían ofrecido. En los centros médicos en los que fueron atendidas las menores los galenos confirmaron que las tres tenían viagra en sus cuerpos.

Por su parte, al conocerse quién había orquestado el reto dentro de la institución, las directivas del colegio no tardaron en hacer el respectivo llamado de atención y sanción correspondientes al caso. Se conoció, según medios locales, que el estudiante fue llevado a Consejo Disciplinario por su falta grave y, además de ser sancionado, recibirá acompañamiento. En medio de la investigación, el joven reveló que la famosa ‘pastilla azul’ la había conseguido a través de un conocido que consume sustancias psicoactivas, por lo que las autoridades están pendientes del caso.

Al conocer el caso, el secretario de Educación de Ibagué, Juan Manuel Rodríguez, se pronunció al respecto en una emisora local y señaló que “volvemos a hacer el llamado a la comunidad en general, especialmente a las personas que trabajan en las droguerías, que por favor no le vendan estos productos a los menores de edad”. El funcionario insistió en que los estudiantes están acudiendo a las farmacias a comprar este producto para realizar el famoso reto viral, “hace ya algunos meses se han presentado situaciones también en relación con este tema y pues obviamente tenemos que evitar a toda costa que se presenten este tipo de circunstancias o retos que en este caso sí afectaron de manera grave a unas de las estudiantes de la ciudad”.

Los primeros casos de este reto que se conocieron en el país fueron en Atlántico y en Norte de Santander, donde varios estudiantes también resultaron intoxicados y tuvieron que ser hospitalizados. En diálogo con la revista Semana, el funcionario de la Alcaldía dijo que “fueron varios los menores que participaron en el reto, de acuerdo con lo que manifiestan, prácticamente fueron dos cursos los que participaron en esta acción, aunque solo tres de las estudiantes se vieron afectadas por el hecho”.

Rodríguez recalcó que, por parte de la Alcaldía, también se advierte a los padres de familia para que estén pendientes de los retos virales y el contenido que consumen sus hijos en redes sociales. “Es importante hacer un llamado a los padres de familia, porque efectivamente es una cuestión que no es responsabilidad exclusiva de la Secretaria de Educación, sino también compete a los padres y a los estudiantes”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: