Nuevas evidencias probarían uso de portales de TransMilenio como centros de detención y tortura durante el paro nacional

Los concejales de Bogotá Diego Cancino y Susana Muhamad aseguran que las estaciones del sistema de transporte fueron utilizadas para detenciones ilegales por parte de la Policía durante las manifestaciones

Compartir
Compartir articulo
Portal de las Américas
Portal de las Américas

Los portales de Transmilenio de las Américas y de Suba en Bogotá fueron dos puntos principales de manifestaciones durante el paro nacional que se vivió desde el 28 de abril de 2021. Esos puntos de reunión fueron el centro de convocatorias, actividades de protesta y culturales, así como reunión de jóvenes, incluso por varios meses después. Aunque desde el principio se denunció que esos lugares fueron utilizados por la Policía para aprehender, detener y golpear a algunos manifestantes, las autoridades han negado los hechos, pese a las evidencias. Ahora dos concejales revelan nueva información que sustentarían esos hechos.

La concejal Susana Muhamad y Diego Cancino han recolectado información respecto al uso indebido de los portales de Transmilenio como centros de detención y presunta tortura de manifestantes. Las pruebas de esa situación fueron reveladas este miércoles 2 de febrero a través de un informe de 35 páginas, que cuenta con videos y testimonios de personas que conocieron los hechos.

Uno de los nuevos testimonios presentados por los concejales trata de Cristian Cabrera, ex- contratista de la Alcaldía Local de Kennedy, encargado de realizar seguimiento de derechos humanos en terreno durante el Paro Nacional de 2021, quien tuvo que salir del país por amenazas contra su vida.

El funcionario, que tiene amplia experiencia en seguimiento de derechos humanos, señala que los funcionarios de la alcaldía local conocieron varios casos de detenciones, los reportaron a las autoridades distritales desde el 29 de abril, informaron al C4 que funciona como PMU en manifestaciones y no se hizo nada. Además, cuando consultaban a la Policía, la respuesta era negar las capturas.

Desde la verificación de derechos humanos de la Alcaldía Local de Kennedy conocieron varios casos, ocho de ellos que fueron ingresados a la cabina de vigilancia del portal Américas, personas que se trasladaban a sus casas y no participaban de manifestaciones y fueron, presuntamente, asfixiadas con gases lacrimógenos.

De acuerdo con el informe, hay evidencia de detenciones y golpizas en las instalaciones de esos portales al menos para el 3 y el 11 de mayo, recién iniciado el paro nacional. A través de un derecho de petición de los cabildantes, la gerente de Transmilenio confirmó que nueve personas fueron ingresadas por la Policía al portal en la primera fecha descrita y salieron con heridas en el cuerpo, que no fue posible determinar si ocurrieron antes o después de la aprehensión.

La versión oficial de la empresa de transporte masivo indicó que realizó una verificación de los hechos con Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno y la Personería Delegada para los Derechos Humanos. Además, envió una carta al general de la Policía Eliécer Camacho Jiménez “con el fin de que este hecho único registrado en la historia del sistema no se vuelva a repetir”.

Pese a esa situación, las denuncias de los concejales han recibido solicitudes de retractación. La Secretaría de Gobierno, les respondió que no podía confirmar los hechos pese a haber realizado una verificación junto a Transmilenio. Mientras que el comandante de la Policía indicó que los uniformados sí tienen la facultad para realizar capturas y, en otra respuesta, indicó que se trató de traslados por protección.

Sin embargo, la figura no se cumplió según indican los concejales. El traslado por protección se contempla cuando se determina que el comportamiento de una persona es peligroso para su vida, por lo que las autoridades intervienen para salvaguardar su vida. Ese traslado debe darse a espacios conocidos como centros de traslados por protección o llevar a la persona a su vivienda, o dejarla a cargo de familiares.

Ninguna de esas condiciones se habría cumplido al introducir a las personas a las instalaciones del portal de las Américas, menos cuando en medio de la detención habrían corrido mayor riesgo contra su vida, por golpizas que presuntamente podrían llegar incluso a ser calificadas como torturas, según los cabildantes.

Cancino y Muhamad conocieron los videos de un joven identificado como Diego Luna que fue trasladado al portal Américas cuando grababa la manifestación con su celular. En el video que permanece publicado en Facebook, según dicen, se ve que el joven pregunta por qué huele a gas mientras es llevado por un pasillo del portal y se oyen gritos de mujeres, se ven los baños y la oficina de la estación.

“La gente la están ahogando allá en una de las habitaciones con gas, están separando a los hombres de las mujeres, los muchachos les pegan hasta que les dicen se van a quedar callados o que, y les siguen pegando”, contó Luna en otro video, ya fuera, sobre lo que tuvo que vivir. Asegura que rogó por su vida a los policías, fue arrastrado por el pasillo y golpeado.

De las respuestas generadas por la policía nacional y la MEBOG, se devela una protuberante contradicción entre la información suministrada, de una parte el Inspector General de la Policía, manifiesta la utilización de las instalaciones de algunos portales del Sistema Integrado de Transporte Público para salvaguardar las personas que fueron capturadas en los portales y sectores aledaños, para luego trasladarlas ante las autoridades judiciales, y de otra está la afirmación de la Policía Metropolitana de Bogotá quien asegura no se dieron capturas en el Portal de las Américas ni sus alrededores en la noche del 3 de mayo, sino que se trató de traslados por protección”, sostiene el informe de los concejales.

Los concejales recibieron las actas de la verificación hecha por la Secretaría de Gobierno el 4 de mayo en la que se consignó los testimonios del personal de vigilancia sobre el ingreso de civiles por parte de la Policía, la presencia de sangre en el pasillo y los baños que fue removida por el personal de aseo en horas de la mañana y el rocío de una sustancia que generaba ardor en los ojos, como lo contó el joven Luna en el video.

SEGUIR LEYENDO: