Así fue el homicidio de la ambientalista Juana Perea, por el cual acaban de condenar a 17 años de cárcel a su asesino

Luego de casi un año del crimen de la también empresaria, la Fiscalía emitió la primera condena en este hecho que conmocionó al país en octubre del 2020, el autor material fue Néstor Leonel Lozano Muriel, alias ‘Tigre’ o ‘Guachón’

Compartir
Compartir articulo
Fotografía familiar que muestra a la ciudadana colombo-español Juana María Perea Plata, de 50 años de edad, que fue asesinada en la localidad de Nuquí, en el departamento del Chocó, en la región del Pacífico. EFE/ Archivo Familiar
Fotografía familiar que muestra a la ciudadana colombo-español Juana María Perea Plata, de 50 años de edad, que fue asesinada en la localidad de Nuquí, en el departamento del Chocó, en la región del Pacífico. EFE/ Archivo Familiar

Tras las rejas fue a parar Néstor Leonel Lozano Muriel, alias ‘Tigre’ o ‘Guachón’, por el asesinato de la activista colombo española Juana María Perea Plata, en octubre de 2020 y quien propendía por los ecosistemas y el medio ambiente en Nuquí, Chocó.

El criminal, de quien se conoció es uno de los líderes del Clan del Golfo, tendrá que pagar 17 años y 8 meses de prisión, según dictaminó el fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, que determinó la condena al individuo por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir, todos relacionados con Perea Plata.

Foto: Fiscalía
Foto: Fiscalía

De acuerdo con el ente acusador, que emitió el dictamen en la mañana de este viernes 1 de octubre, a casi un año del cruel crimen que conmocionó a los chocoanos, que exaltaban la labor en pro del medio ambiente por parte de la mujer, el Tigre llegó a un preacuerdo con la institución para que sus años tras las rejas se disminuyeran.

La Fiscalía aseguró que el hoy condenado fue quien disparó contra Juana y arrojó sus restos a un río de Coquí, un sector de Nuquí, en el departamento chocoano el 20 de octubre del 2020; además, precisa el organismo judicial, el Tigre arribó a la casa donde la colombo española vivía, la montó a una canoa y allí, kilómetros más adelante, le propinó los disparos que acabaron con su vida y posteriormente la arrojó desnuda a las aguas.

Cárcel para alias 'El Tigre', asesino de líder ambiental / Fiscalía

Las pruebas que posee el ente imputador aseguran que la casa en la que la lideresa vivía, que queda en el corregimiento de Termales, fue abordada por el criminal en mención, quien posteriormente se llevó a la mujer desde la Pacífico al río Nuquí donde cometió el flagelo.

El operativo que la Fiscalía General de la Nación ejecutó para dar con los responsables del hecho, fue denominado ‘Operación Cetáceo’, el cual, según el fiscal Francisco Barbosa, tuvo colaboración de la Armada Nacional e incluyó la exhumación de la lideresa fallecida, que era de procedencia colombo-española.

QUIÉN ERA JUANA PEREA

La víctima era lideresa comunitaria del sector y dirigía un hotel ecoturístico en Termales, corregimiento de Nuquí. Tenía 50 años y era nieta de Andrés Perea Gallaga, quien en 1945 fue el primer delegado del gobierno vasco en Colombia, según informó a EFE su prima Ana María Restrepo Perea.

“Yo hablaba continuamente con ella por el rol que desempeñaba; no me había manifestado que tenía amenazas. Me comentó la preocupación que tenía por unos panfletos (que circularon) hace poco en varios municipios del país pero ninguna amenaza en particular”, expresó el alcalde Gamboa a EFE.

Amigos de Juana Perea, como Katty Sutton, presidenta de la Liga de Surf del Chocó, reconoció que la lideresa “representaba todo lo bueno que había en esa región” y la recordó diciendo: “Juana era como la mamá de todos, era una luz para la comunidad de la zona. Donde la necesitaban ahí estaba, ya fuera para alzar la voz contra el puerto de Tribugá, para apoyar a la Liga de Surf del Chocó o para lo que fuera. Tenía su mano extendida para ayudar a todo el que necesitara”, expresó.

Según el alcalde Gamboa, Juana Perea estaba trabajando en temas turísticos con la comunidad de Nuquí, un municipio ubicado a unos 50 minutos en avión de Quibdó y conocido por ser uno de los mejores lugares del mundo para el avistamiento de ballenas.

Juana Perea venía liderando un tema de turismo; venía trabajando ahora, por la cuestión del covid, con unos temas de protección y protocolos de bioseguridad para posadas turísticas, y era líder del gremio de hoteleros del municipio de Nuquí”, confirmó Gamboa.

De acuerdo con Eugenio Mosquera, líder social del Chocó, en el territorio hacen presencia al menos seis grupos armados ilegales que se disputan rutas del narcotráfico. “Si no estuviéramos en pandemia, los muertos serían muchos más”, sentenció hace unas semanas Mosquera.

SEGUIR LEYENDO: