“Yo no tengo nada extremo”: entrevista a María Fernanda Cabal, decidida con miras al 2022 se desmarca del gobierno Duque

Infobae Colombia dialogó con al senadora del Centro Democrático sobre su aspiración a la Presidencia de la República en 2022, pero también de cómo ve a su partido para esas elecciones y de lo que piensa sobre la gestión de Iván Duque.

Foto tomada de @mariafernandacabal
Foto tomada de @mariafernandacabal

La senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, anunció su precandidatura presidencial. “Estaré en el lugar que Dios y los colombianos decidan”, dijo recientemente al decidir participar a principios del otro año en una consulta de su partido para definir quién será el encargado de llevar las banderas del uribismo, como lo hizo el actual presidente Iván Duque en 2018.

Cabal es una de las políticas más controversiales del país por sus posturas y opiniones, y tiene un capital político significativo entre miles de ciudadanos por la misma razón y por su papel en el Congreso. De consolidarse, su aspiración con miras al 2022 -sean las legislativas o las presidenciales- podría estar condicionada por el cómo sortee su partido político, el Centro Democrático, la creciente impopularidad del presidente Duque.

Este medio entrevistó a la precandidata, que no se guardó nada sobre la situación actual de Colombia, su opinión del gobierno de Iván Duque y su posición política que tanto cuestionan desde la oposición.

Infobae Colombia: ¿Qué la motivó participar en una futura consulta en su partido, fue algo pensado o espontáneo?

María Fernanda Cabal (MFC): Yo soy una persona aterrizada, contrario a la imagen que siempre han querido vender, a pesar de mis posiciones que pueden sonar muchas veces, según los periodistas, polémicas. Yo soy coherente. Yo tengo sentido común. Yo he sido empresaria. Yo conozco cómo está organizado el Estado, conozco sus defectos, detesto el Estado gigante, detesto la clase política que no ha producido nada sino enriquecimiento personal.

Entonces empecé un recorrido por toda la Costa colombiana y al interior del país y lo que me encontré en estos tres días fue prácticamente una opinión pública decidida por mí. “Usted tiene que lanzarse”, “usted tiene que estar”, me decían. Y yo creo que sucede eso es porque yo tengo la claridad de la situación y tengo el valor civil para expresarlo, eso conecto con la gente, esa forma de decir las cosas coherente, enfrentando el señalamiento (que no me importa), pero dando claridad.

Usted competirá con otras mujeres de su propio partido como Paloma Valencia y Paola Holguín, ¿qué la diferencia de ellas, qué capacidades tiene usted que la distinga de ellas?

MFC: Me queda mal descalificar a los demás contenedores, cada una tiene un valor de verdad que hay que reconocer. Paloma es muy estudiosa y es frentera y se da sus peleas. Paola tiene mucha experiencia, ella estuvo al lado de Uribe en las dos presidencias, entonces tiene una experiencia que puede, en algunas circunstancias, que yo no haya tenido en la cercanía al gobierno del presidente Uribe, porque no la tuve. Yo estuve ajena, de hecho a veces me enfrentaba al gobierno de Uribe.

En resumen, sin descalificarlas a ellas, yo siento que es el mensaje que conecta con un público que está atemorizado y siente que el partido ya no lo represente y que perdió la esperanza y no es por culpa del partido, es por culpa de un gobierno que prefirió gobernar en unas coaliciones sin fortalecer al partido de gobierno. Es una forma de gobierno bien curiosa, porque lo que ha debido es fortalecernos y después hacer las coaliciones. Pero no le interesó y eso tiene un costo, tiene un costo para el gobierno y tiene un costo para el partido, pero al final el gobierno se va en un año y el partido queda. El reto es reconquistar el partido trayendo esas bases que se nos fueron, esas bases conservadoras, uribistas y traer también gente nueva.

¿A qué otra persona le daría su apoyo para que represente al Centro Democrático en el 2022?

MFC: Yo misma fui la que propuse a Óscar Iván Zuluaga, porque me parece que no solo tiene las condiciones sino que le robaron las elecciones presidenciales, pero estamos esperando qué decisión toma. Pero en el abanico puede haber varios, Paloma Valencia, Paola Holguín, pueden estar varios, porque esa es una opción democrática. Pero es con Óscar Iván con el que más me identifico.

Iván Duque es de su partido, él fue la apuesta en 2018 del Centro Democrático, a un año de terminar su gobierno con una popularidad muy baja, ¿cuáles son las fallas que cree tuvo el presidente?

MFC: El no tener en cuenta a su partido de gobierno, uno gobierna con su partido, el que lo llevó al poder y no lo hizo así. El tema de los nombramientos del personal que venía del gobierno anterior, eso hace mucho daño, rompe la identidad de la base. La autoridad que debió ejercerse con esta toma guerrillera financiada por el narcotráfico. Aquí había que actuar con urgencia, el no prever con lo que había pasado en el 2019, el no proteger incluso en el tema de la herramienta cibernética para evitar tener una fuerza pública expuesta como la dejó.

Independientemente de que su intención haya sido gobernar bien, porque yo no estoy pensando que lo hizo de mala fe, pero abandonar unas banderas tiene un costo muy alto, para él en su gobernabilidad, en su credibilidad, en su imagen y para el partido.

Sobre las protestas sociales: usted dijo que eran financiadas por la guerrilla, ¿no cree que hay jóvenes, familias vulnerables, sin oportunidades que salen a protestar todos los días por autonomía propia, porque están dispuestas a eso por reclamar sus derechos?

MFC: Hay una rabia acumulada del empobrecimiento, cuando usted se empobrece y no sabe qué hacer, porque el coronavirus fue una pandemia como si fuera una guerra pero sin saber cómo enfrentarlo, entonces nos confinaron y el confinamiento nos empobreció, y el gobierno tuvo que prepararse para tener suficientes unidades de cuidados intensivos.

Y la clase media que había surgido de la pobreza se quedó sin trabajo, yo no voy a desconocer eso. Lo que para mí no es comprobable es que esas personas que quieren volverse a enganchar, salgan a quemar buses, salga a bloquear vías para que no exista ni comida ni trabajo para nadie, ahí dejamos la rabia que puede manifestarse en las primeras marchas, dónde fueron instrumentalizado muchos incautos con rabia y muchos jóvenes que no ven ninguna opción, no tienen un peso.

Pero me vas a decir a mí que 50 días bloqueando una de las regiones más prósperas, el Valle del Cauca, eso tiene que tener atrás un plano y una financiación, lo hemos visto en vídeos, nos lo han contado en testimonio, hay pagos permanentes, será que vos te vas a ir a someter a salir herido. La rabia existe, pero no es posible que duren 50 días, si no hay algo que lo esté patrocinando atrás.

En Cali vimos civiles armados disparando contra manifestantes, un hecho que hasta Álvaro Uribe ha condenado. Usted ha sido una de las proponentes de que los ciudadanos deben armarse, ¿cómo analiza ese episodio que muestra que la violencia se resuelve con más violencia?

MFC: No, usted se está defendiendo. Usted no es generador de violencia. Usted está respondiendo a una acción de violencia. Si van a quemarle su casa con su familia adentro usted qué va a decir, ¿máteme? o ¿venga y dialoguemos? Los hechos tienen que ser entendidos en su contexto.

Pero en la protesta, cuando la gente está en la calle, en una avenida, con policías alrededor, y que un civil salga a disparar, están en los vídeos...

MFC: En cuáles vídeos. Estás cayendo en las fake news, porque yo te muestro los vídeos.

Son vídeos que la misma Fiscalía está analizando y de hecho ha abierto investigaciones. Uno de los involucrados hasta fue identificado y no estaba en la casa defendiéndose, estaba en la calle disparando.

MFC: No estás entendiendo absolutamente nada. Ya había habido un ingreso y una agresión previa, ya había rumores de que iban a entrar al barrio de Ciudad Jardín. Yo conozco ese barrio, ha sido mi barrio y por eso te hablo con contundencia. La entrada principal al barrio la coparon más de 2.000 muchachos y ahí si permito rebatir tu información, no han salido los demás vídeos que van a servir para la defensa de los policiales para no contaminar las pruebas, pero vídeos desde el aire así como pillaron a los indígenas entrar a un conjunto cerrado armados y dispararle al dron y reventar las camionetas y nadie dice nada. Entonces como son indígenas pueden hacer lo que les dé la gana...

Cuando vandalizan toda la entrada y hay más de cinco mil millones en pérdidas, el almacén de muebles sacan los muebles para usarlos de barricadas, 2.000 muchachos, y había muchachos armados, porque he visto los vídeos, que ojalá salgan muy pronto a la luz. Qué pasa después, que entre la entrada principal y un puente hay un CAI y entraron a incendiarlo con el infortunio para los vándalos que no les prendió la mecha, pero ahí están los elementos de gasolina.

Salieron los habitantes de Ciudad Jardín a respaldar a su fuerza pública que estaba desarmada, porque aquí se volvió manía que si es una protesta el policía está desarmado. ¿Cuál es el uso desproporcionada de la fuerza? Que me tiren una molotov, una bomba incendiaria y yo no poder disparar. Es que mi vida no vale menos que la del delincuente. Salieron además con armas que son traumáticas y no hay ni uno de los que protestaron y de los vándalos heridos. Pero sí hay un policía herido.

Yo sí estoy de acuerdo con que deba haber porte legal y usted responde por esa arma.

¿No habrá otra solución que no sea armar a la gente? Puede ser muy riesgoso que las personas se armen en un país tan violento...

MFC: ¿Cuál, cuál, cuál otra opción? En qué mundo vivís. No estás entendiendo. Hay dos millones de armas ilegales en Colombia, te parece que tener un arma legal es un delito o no es un derecho. No es peligroso tener dos millones de armas ilegales pero sí legales. Estás comparando lo ilegal con lo legal.

Las armas existen no para atacar sino para defenderse. Las armas y los ejércitos y las policías del mundo existen para proteger los bienes públicos y privados, sino esto sería un campo de batalla, cada persona con un ejército privado, cómo pasó en la historia.

Recientemente usted dijo en una entrevista que no es de extrema derecha sino de “extrema coherencia”, ¿se quiere desmarcar de los extremos para atraer esas bases que se fueron del uribismo y también atraer nuevos apoyos, o por qué lo dijo?

MFC: Porque yo no tengo nada extremo, porque no me gustan los fundamentalismos, los detesto. No soy religiosa, no me gustan ni las sectas de ningún tipo, ni budistas, ni católicas, ni cristianas, dónde llenan al ser humano de miedo. No creo en privilegios de raza ni nada, eso me parece que son inventos de la humanidad para ver cómo sacan del escenario al contendor.

En la historia de las Constituciones, ya en la época de la República, el único que podía votar era el hombre, mayor de 26 años, casado y que tuviera bienes, entonces bacano porque se sabe que el poder se va a quedar en una élite reducida que tiene esa condiciones. ¿Cúal es el miedo a competir? ¿Cuál es el miedo a que entre pueblo? Usted lo que tiene que tener es la audacia y el conocimiento para conquistar esos votos.

El Centro Democrático tampoco está visto como un partido derecha porque de hecho el presidente Uribe es más de centro que de derecha. Él fue derecha en cuanto a la autoridad para recuperar a este país y las órdenes que dio por ejemplo con el tema de las cabecillas de las Farc, pero él en en su sentido económico y social es mucho más de centro y a veces se vuelve un poquito progre, y yo se lo he dicho. Él es mucho más de la angustia, por la pobreza y el subsidio, y yo le digo que eso no puede ser permanente porque sale del bolsillo de alguien. Hay que ver otros incentivos para la gente, démosle un crédito para un negocio.

Seguramente a mí me han rotulado de extrema derecha, pero cuando digo que soy de extrema coherencia es porque yo soy de sentido común absoluto. Yo conozco la realidad de este país, la he vivido. Colombia es un Estado socialista hace mucho tiempo, tenemos que hacer que esas fuerzas obliguen otra vez a esa creatividad que tiene el ser humano a salir, porque la economía es espíritu, no es ajena, es tu forma de vida, cómo te ganás la vida, cómo crecer.

¿Qué mensaje les daría a los colombianos que se sienten desesperanzados sobre cómo va el país?

MFC: Pues no se sienten bien porque no hay seguridad. Si usted relaja a seguridad se le meten los ladrones a la casa. Por la cantidad de normas, de leyes malas que sacan los políticos desde el Congreso y sacan las Alcaldías que son una vergüenza, no hacen sino quebrar. O las corporaciones ambientales, entonces permisos y permisos.

Tenemos derecho a sentir miedo y desesperanza pero no se puede perder la fe, la vida pasa muy rápido y uno tiene que sentir que somos parte de una nación. Lo logramos en 2002 cuando esto era un estado fallido, 30 mil muertos año, guerrilla y paramilitares, cuántos desplazados, un desastre, ¿por qué no lo vamos a lograr ahora?

¡Juguémosnosla, pero hay que tener seguridad!

SEGUIR LEYENDO: