Human Rights Watch ha recibido 63 denuncias de muertes en el marco del Paro Nacional

El director de esa organización para las Américas, José Miguel Vivanco, se reunió con la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez para hablar de la situación del país y abogó por una restructuración de la Policía.

José Miguel Vivanco y Marta Lucía Ramírez. / HWR
José Miguel Vivanco y Marta Lucía Ramírez. / HWR

La vigilancia por parte de ONG nacionales e internacionales no se ha detenido desde el inicio del paro nacional, el pasado 28 de abril. Es por eso que, Human Rights Watch acaba de sumar una preocupante cifra de fallecidos a sus llamados para que el Gobierno de Estados Unidos haga más exigentes los parámetros para prestarle ayuda y financiación a las fuerzas armadas colombianas.

De acuerdo con lo publicado por el director para las Américas de dicha organización, José Miguel Vivanco, a través de su cuenta de Twitter, a la fecha “hemos recibido denuncias creíbles sobre 63 muertes ocurridas en Colombia desde que comenzaron las protestas”. De estas, agregó, hay 26 de manifestantes o transeúntes y dos policías) tienen relación con las manifestaciones.

Las cifras son mucho mayores a las publicadas por otras entidades como el Ministerio de Defensa de Colombia, que en su ultimo informe habla de 45 fallecimientos de civiles (17 relacionados con la protesta y 9 en proceso de verificación) y dos de miembros de la Policía; o Temblores ONG, que da cuenta de 43 casos de violencia homicida presuntamente por parte de esa institución (18 de estos en proceso de verificación”.

Dichas cifras, además, le dieron pie a HRW para elevar un llamado al Gobierno colombiano para que se haga una transformación completa, desde la institucionalidad, a la Policía. Así lo señaló el mismo Vivanco tras su reunión con la vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez.

“Le expuse nuestra preocupación por graves violaciones de DDHH, así como por el vandalismo. Insistí en necesidad de reforma policial y de permitir una visita pronta de CIDH. Se comprometió a garantizar visita de CIDH”, dijo el experto en derechos humanos.

Igualmente, señaló que su organización ya está trabajando en un reporte sobre la difícil situación que atraviesa el país en términos de violencia, abusos de autoridad y excesos de la fuerza. El mismo debería ser entregado en los próximos días y presentará los “fuertes reparos” que tiene la ONG hacia el accionar de la fuerza pública y principalmente el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

En ese sentido, citó RCN Radio: “la situación es extraordinariamente tensa en el caso de Colombia. Nosotros lamentamos los abusos y la violencia y creemos que aquí hace falta iniciar un proceso de reforma, por parte de las autoridades de Gobierno, hacia la Policía, para que Colombia pueda contar con una Policía profesional, de alto rendimiento, cuyo desempeño no esté en cuestionamiento y que pueda satisfacer las necesidades del país, sin que esto se traduzca en violación a los Derechos Humanos”. Por ello, advirtió que esperan dar a conocer dicho informe a la opinión pública colombiana.

Vivanco también agregó sobre su reunión que “Le he reiterado a la Vicepresidenta nuestras objeciones a las actividades que no hacen parte de la protesta pacífica como son los bloqueos, el vandalismo, la destrucción de propiedad y los ataques a la propia Policía por parte de algunos que se manifiestan con violencia”.

Valga agregar, que de igual manera se refirió a las expresiones cuestionables de otros grupos que se han convertido en actores visibles del paro nacional, como aquellos que bloquean, reconociendo que dichas actividades “generan desabastecimiento y afectan la salud de la población. Son actividades ilícitas que deben ser judicializadas, pero no de cualquier manera, hay que tener mucho cuidado en cómo se logran liberar esas vías. Ojalá sobre la base de la persuasión y el diálogo y con el menor uso de fuerza pública posible”.

SEGUIR LEYENDO:

.

TE PUEDE INTERESAR