Benedetti se defiende tras la apertura del proceso penal en su contra por enriquecimiento ilícito

El congresista barranquillero señaló que, no le sorprende que la magistrada Cristina Lombana le haya abierto una investigación para la que, según él, no hay pruebas.

El senador Armando Benedetti anunció su retiro del partido de 'la U'
El senador Armando Benedetti anunció su retiro del partido de 'la U'

El senador Armando Benedetti utilizó su cuenta oficial en Twitter para referirse a la reciente acusación de la Corte Suprema de Justicia, que en la noche de este jueves 11 de marzo, anunció que le abrió un proceso por enriquecimiento ilícito.

De acuerdo con la ponente del proceso penal, la magistrada Cristina Lombana, al legislador le habrían entrado unos 3.000 millones de pesos que no tiene cómo justificar.

De ahí que Benedetti haya decidido referirse, precisamente, a la togada que lo está acusando: “Cada vez que hago una denuncia de Odebrecht, de Santos, de Néstor Humberto Martínez o de Sarmiento me salta la liebre por el mismo lado. Estoy tranquilo, demostraré mi inocencia y que esto es una persecución más”, señaló en un primer trino.

La cuestión se puso más personal en un segundo mensaje, en el que el también comunicador y periodista, hoy aliado con el movimiento Colombia Humana de Gustavo Petro, señaló que “No es casual que Cristina Lombana haya investigado sin una prueba y sin un testigo a más de 200 personas cercanas a mí. Ha llamado a 100 testigos y ninguno ha hablado en mi contra. Desde hace más de dos años he denunciado la persecución de esta señora. La voy a recusar”.

Acto seguido, pasó a cuestionar el manejo que le dio la magistrada al anuncio de la apertura del proceso penal: “El Espectador saca la noticia a las 6:33 p. m., Cristina Lombana me notifica a las 6:33 p. m. Esa sincronización no es casualidad, es una emboscada. Mi patrimonio es legal y he publicado mi declaración de renta desde el 2010 como ningún congresista”.

Es que, fue ese diario colombiano el que difundió la noticia de un llamado a indagatoria por parte de la Corte Suprema de Justicia, minutos antes de que esta misma corporación, o el propio Benedetti, pudieran referirse oficialmente al tema.

El proceso, hay que decirlo, fue propuesto por la magistrada Lombana, quien a través de una investigación determinó que a Benedetti le ingresaron, entre 2002 y 2018, millonarias sumas de dinero que no puede justificar con el sueldo que obtiene por su labor en el Senado de la República.

De acuerdo con dicho diario, el documento que detalla la decisión de la Corte afirma que, el legislador recibió en 2009 una suma de 169 millones de pesos adicionales a los ingresos reportados por su sueldo de congresista. Para 2014, la cifra fue de 76 millones de pesos a los que se les suman otros 17 millones de pesos adicionales, registrados en 2015. Para 2016, se registraron 717 millones de pesos extra. Todos los montos, aseguran, sin justificación.

El agravante es que, en las declaraciones de renta de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia, DIAN, de donde salen esas cifras, se lee que la única actividad económica de Benedetti es, precisamente, la de congresista. En otras palabras, se desconoce de dónde provino el dinero extra.

Esas suposiciones fueron corroboradas con una solicitud hecha por el tribunal al Senado y la Cámara de Representantes para tener acceso los registros de los salarios recibidos por el parlamentario por su labor en ambas corporaciones desde su ingreso en 2002.

Así, y según El Espectador, la comparación entre ambas fuentes de información y lo que se pudo conocer de sus movimientos bancarios demuestra que las cuentas no dan. De hecho, el desfase es de 2.919 millones de pesos que no se sabe de dónde salieron.

Otros movimientos sospechosos sobre los que Lombana ya pidió expedientes, tienen que ver en primer lugar con Ruby Corredor, una exintegrante de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) de Benedetti que también es investigada por enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Dicho proceso es adelantado por la Fiscalía General de la Nación desde finales de 2019 y se sustenta en datos del Banco de la República. Según estos, la exfuncionaria hizo movimientos por 465.588,99 dólares entre 2010 y 2017, como la compra de un apartamento de 1.600 millones de pesos en el barrio El Retiro, de Bogotá. A los pocos días terminó cediéndolo a su entonces jefe.

Según el ente acusador, Corredor compró el apartamento de forma legal, pero no tiene manera de acceder a esa cantidad de dinero, ni supo justificarla cuando se le cuestionó por la misma. De hecho, el inmueble terminó pagándose con un cheque girado por la empresa Factoring Servimos, que ahora es investigada por posibles nexos con Benedetti.

Por otra parte está Elsy Mireya Pinzón, quien hizo giros a países como Suiza, Panamá, Estados Unidos y Hong Kong por una suma de 1.170 millones de pesos a nombre del senador con destino a su esposa, Jaifa Mezher Elkareh, y a su hijo. Benedetti confirmó en versión libre que este último recibió, por al menos once años, unos 7 millones de pesos mensuales por concepto de manutención en el exterior.

Finalmente, y como parte del esclarecimiento de la situación, la Corte también solicitó a las autoridades de Estados Unidos que les envíen información sobre las cuentas bancarias que Benedetti tiene en el Citibank de Nueva York. De acuerdo con El Espectador, se quiere determinar fecha de apertura de la cuenta, movimientos financieros, extractos, nombre de las personas autorizadas para hacer transacciones, entre otros detalles.

Seguir leyendo:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS