Empresa santandereana imprime en 3D accesorios a base de maíz y caña de azúcar

El emprendimiento sostenible que usa nuevas tecnologías en la industria de la moda, utiliza cultivos colombianos para imprimir sus productos.

Frutas impresas en 3D de Filamental. Foto: Instagram
Frutas impresas en 3D de Filamental. Foto: Instagram

Daniela Corredor y Víctor Castillo, ingeniera industrial y arquitecto, crearon en 2019 la marca ‘Filamental’, la cual cree que la tecnología, los materiales amigables con el medio ambiente y el consumo responsable aportan grandemente al cuidado del planeta.

“Nuestra inspiración se basa en combinar la geometría, naturaleza y color en diseños versátiles y livianos generando una experiencia inigualable”, explica la página web de la empresa. Filamental señala que no hacen uso de producción masiva y fabrican cada cuanto se necesiten sus accesorios para la venta. “Las impresoras son de bajo consumo, reduciendo emisiones y costos logísticos”, explica la dupla.

Lo curioso de la empresa bumanguesa es que los materiales con los que imprimen son basados en productos del campo colombiano: maíz y caña de azúcar. Según El Tiempo, lo que los puso a la vanguardia de esta industria fue creer en la impresión 3D desde temprano y, ahora, incursionan en el uso de materiales orgánicos.

“Filamental es una marca de accesorios para mujer. La pasión por la impresión 3D nos hizo crear una marca diferente, versátil, donde tenemos un enfoque de bajo impacto ambiental”, le dijo Corredor a El Tiempo.

Cadena de flores impresas con material orgánico. Foto: Instagram
Cadena de flores impresas con material orgánico. Foto: Instagram

Específicamente, de acuerdo con el medio capitalino, los elementos son a base de ácido poliláctico, producto que se saca del almidón de productos como el maíz, la yuca y la caña de azúcar.

Es el único plástico que más fácil se puede degradar. Es un recurso renovable y no tiene un alto impacto con el medio ambiente. Dentro de nuestra responsabilidad está no hacer grandes cantidades de producto sino manejarlo bajo pedido”, señaló Castillo, explicando su compromiso con el medio ambiente.

El Tiempo afirma que en primer lugar, los jóvenes iniciaron con una impresora en el estudio de su casa y tomó meses poder producir el primer par de aretes. A partir de esto, siguieron invirtiendo en tecnología y ahora ofrecen sus piezas coloridas en todo el territorio nacional por pedidos en página web.

La impresora 3D del emprendimiento creando un accesorio. Foto: Instagram
La impresora 3D del emprendimiento creando un accesorio. Foto: Instagram

De acuerdo con Castillo, es la impresión lo que caracteriza al emprendimiento y la propietaria considera que la empresa lleva al límite la capacidad. “Nuestro valor agregado es poderle dar esas texturas y colores que nos hace únicos”. Según reporta el diario, incluso las cajas de los productos están hechos por medio de la técnica.

Otra diseñadora colombiana que usa la impresión 3D

La pereirana Gabriela Grajales, ganadora de varios galardones de diseño en España por su concepto de moda sostenible, también utiliza la impresión 3D como punto de partida para la innovación en ese ámbito.

La colombiana tiene varias líneas sostenibles que reciclan cápsulas de café, utilizan tejidos orgánicos y cuenta con una colección de accesorios hechos con impresión 3D donde solo usa filamentos sostenibles PLA, un derivado del maíz, conocido como ácido poliláctico, “es un filamento que a pesar de ser un polímero es más sútil con el medio ambiente”. Incluso, la colombiana ha experimentado con derivados del plátano, pétalos de rosa y otros elementos orgánicos.

A pesar de la gran ampliación de la producción masiva -y barata- de ropa, Grajales cuenta que usar ropa sostenible tiene un plus, y es saber que “te estás vistiendo de manera más consciente, y que no estás aportando al daño que le hacemos al planeta, todo lo contrario… además, de usar una prenda que te va a durar mucho más que por ejemplo, esa de la gran multinacional que es tan bonita, pero que tiene tantas cosas negativas detrás”.

Siga leyendo:

MÁS LEIDAS AMÉRICA