Autoridades han tenido que evacuar a cerca de 100 menores de Riosucio por riesgo de reclutamiento por parte del ‘Clan del Golfo’

De acuerdo con el alcalde del municipio chocoano, los padres de los jóvenes han llegado hasta las oficinas de la administración local a pedir protección, sabiendo que sus hijos se encuentran en las listas de reclutamiento del grupo armado ilegal.

Reclutamiento de menores en Colombia. / Foto de referencia: Colprensa
Reclutamiento de menores en Colombia. / Foto de referencia: Colprensa

Mucha preocupación se vive actualmente en la región del Urabá que, en las últimas 24 horas fue el escenario de la evacuación de emergencia de por lo menos 12 menores de edad del municipio de Riosucio, Chocó, que se encontraban en las listas de reclutamiento del Clan del Golfo. Estos se suman a los cerca de 80 jóvenes, entre 15 y 17 años, que tuvieron que pasar por el mismo proceso en diciembre pasado.

De acuerdo con un reporte de Noticias Caracol, los menores tuvieron que salir a escondidas, en la madrugada de este martes 23 de febrero, en tanquetas, lanchas y hasta carros blindados del Ejército Nacional, para evitar ser llevados forzosamente a los campamentos del clan.

Al respecto, el alcalde del municipio, Conrad Valoyes Mendoza, explicó a ese informativo que “sus vidas corrían peligro en ese momento. Los mismos padres de ellos llegaron a la administración municipal con los ojos llenos de lágrimas, pidiendo que por favor les salváramos a sus hijos”.

Para lograrlo, explicó el mandatario, fue necesario organizar un operativo articulado entre la alcaldía, la Personería Municipal y la fuerza pública para lograr trasladarlos a todos a diferentes partes de la geografía colombiana.

Como respuesta a la pérdida de esos cerca de 100 menores, agregó el noticiero colombiano, se registró un aumento en las amenazas en contra de los líderes comunitarios de la zona, quienes habrían ayudado a las evacuaciones.

Este es solo uno de los golpes que le han dado las autoridades al Clan del Golfo en las últimas semanas y que, de acuerdo con el alcalde Valoyes, también se configura como una de las razones para que dicha organización decidiera desatar el plan pistola con el que azota a Chocó, Córdoba, Sucre, Urabá y Bajo Cauca Antioqueño, a modo de retaliación en este momento.

Vale recordar que, el mismo también es atribuido a otros hechos como la muerte a manos de las autoridades de Nelson Darío Hurtado, alias ‘Marihuano’, segundo cabecilla de esa organización.

Como resultado de acto de venganza, en la última semana se ha registrado la muerte violenta de seis patrulleros de la Policía Nacional: 2 en Granada, Sucre; 1 en Caucasia, Antioquia; 1 en Montería y otros dos, precisamente, en Riosucio, Chocó.

De quienes más se tiene información es de los tres últimos. Se trata del patrullero Johan Miguel Flórez García, quien hacía parte del grupo de uniformados que fue atacado con disparos de fusil en el corregimiento Nueva Esperanza, de Montería, por miembros de ese grupo, mientras regresaban de escoltar a funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras; y de los uniformados Harol David Puentes Rivero y William Eduardo Fuel Uribe, que se movilizaron hasta el sector de La Piscina en Riosucio, aparentemente bajo engaños para atender un llamado ciudadano; allí fueron interceptados por los sicarios del clan, quienes les dispararon en la cabeza.

Sobre esos hechos se pronunció el director de la Policía Nacional, mayor general Jorge Luis Vargas Valencia, quien condenó los asesinatos a través de su cuenta de Twitter. “El cobarde homicidio de los patrulleros Harol Puentes y William Fuel en Riosucio (Chocó) muestra la desesperación de estos delincuentes, que creen que asesinando policías los vamos a dejar de perseguir. Mi saludo solidario a las familias con la promesa de que no habrá impunidad”.

Adicionalmente, se han registrado otros 10 uniformados heridos, incluido uno que fue atacado con pistola en cuatro oportunidades por un sicario de esa organización en la vía que de Sabanalarga lleva a Luruaco.

“Aunque persistan los ataques contra nuestros uniformados que salvaguardan la seguridad y convivencia ciudadana, el compromiso para combatir al Clan del Golfo y a toda expresión criminal es indeclinable”, concluyó sobre la situación el general Vargas Valencia, en la noche del pasado 22 de febrero.

Lee también: Cayó alias ‘Dimax’, cabecilla del Clan del Golfo en el Urabá Antioqueño